5th de March de 2021
CULTURA Celebración virtual
08-05-2020 11:33

Centro Cultural San Martín: desafíos pospandemia

Allí funcionó también la Legislatura porteña durante algunos años y se instaló el centro de cómputos de las elecciones presidenciales de 1983 que pusieron fin a la dictadura.

Daniel Gigena
08-05-2020 11:33

Cincuenta años atrás se abrían las puertas del Centro Cultural San Martín (CCSM), sede del arte y la experimentación, ubicado sobre la calle Sarmiento 1551, a espaldas del Teatro Municipal General San Martín de la avenida Corrientes (diez años mayor de edad). Obra del arquitecto Mario Roberto Álvarez, el edificio de doce pisos fue inaugurado el 8 de mayo de 1970. Allí funcionó la Legislatura porteña durante algunos años y se instaló el centro de cómputos de las elecciones presidenciales de 1983 que pusieron fin al periodo asfixiante de la dictadura.

A partir de entonces, con el retorno de la democracia, el CCSM se constituyó en uno de los espacios donde jóvenes y adultos participaron, en un clima de júbilo y libertad, de actividades vinculadas con el teatro, la literatura, la filosofía, las artes visuales y la política. Salas y foros del CCSM fueron escenarios de la primavera cultural en los primeros años del alfonsinismo. Ernesto Sabato, Mercedes Sosa, Manuel Antín, Roberto Goyeneche, Tito Cossa, María Elena Walsh y Susana Rinaldi son solo algunos de los nombres de figuras de la cultura argentina que compartieron su talento con el público en el CCSM.

Pluralista, multicultural y más porteño que la milonga, en el CCSM nacieron ciclos históricos como Jazzología y Maestros del Alma, que congregaron a destacados músicos. En las muestras de artes plásticas, individuales y solistas, expusieron creadores de todas las generaciones, de Pablo Suárez y Marcia Schvartz a Paula Senderowicz, Silvana Muscio y Guido Ignatti. Y en teatro debutaron autores y actores hoy reconocidos en la escena local.

Lanzan líneas de subsidios para ayudar a los Bares y Cafés Notables de CABA

En 1994, se creó la Videoteca de Buenos Aires, actual Núcleo Audiovisual Buenos Aires, que cuenta con un archivo de siete mil obras. Un año después se inauguró un espacio para la danza contemporánea: la Sala ETC (hoy Sala Ernesto Bianco), ubicada en el primer subsuelo. Durante el nuevo siglo, luego de una remodelación se sumó el Bajo Plaza de las Américas, con entrada por la calle Paraná, que alberga dos cines, una sala multipropósito, aulas y talleres de registro. Después llegaría a las grandes salas del CCSM el Ciclo de Letras, con clases magistrales y cursos a cargo de Beatriz Sarlo, Luis Chitarroni, Sylvia Iparraguirre, Marcelo Cohen y Mariana Enriquez, entre otros. El CCSM fue además sede del festival literario Buenos Aires Negra, que coordina Ernesto Mallo. En años recientes se creó la sala Sótano Beat, donde tocaron bandas de rock y música contemporánea, se recuperaron las salas E y F, y se incorporaron las prácticas de las tribus de la cultura tecnológica a través del ciclo Noviembre Electrónico. La historia del CCSM aún está por escribirse.

Actualmente, el CCSM, que depende del Ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, está dirigido por el gestor cultural Diego Berardo. “El CCSM representa para la cultura porteña e iberoamericana un faro en el que participaron los grandes de la escena nacional y muchos de la escena internacional, a través de diversos puentes que logramos establecer con países latinoamericanos y europeos –dice Berardo-. Representa la posibilidad que tuvieron muchos artistas de encontrarse a crear, a pensar, a discutir, a generar propuestas culturales para que los vecinos de la ciudad y los visitantes puedan disfrutar y participar”.

Librerías históricas porteñas revelan sus tesoros en recorridos virtuales

Los festejos de las bodas de oro del CCSM con Buenos Aires se celebrarán en modo virtual, por medios de sus redes sociales, a causa de la pandemia de coronavirus. “Pospandemia  tenemos la gran necesidad de reencontrarnos con los artistas y el público, y estamos pendientes de lo que digan los sanitaristas para ver qué formas y posibilidades habrá –agrega el director del CCSM-. La idea es reprogramar todas las actividades previstas para este año en los últimos meses de 2020 y los primeros de 2021. Lo que nos interesa es reencontrarnos con los protagonistas de la cultura de la ciudad”. Erika Halvorsen, Leonor Benedetto, Lorena Romanín, Tamara Tenenbaum, Ricky Pashkus, Pablo Gorlero, Pepe Cibrián, Mariela Asensio y Antonella Costa, entre muchos otros, esperan el levantamiento total de la cuarentena para poder festejar con una programación amplia, diversa e inclusiva el 50º aniversario del Cultural San Martín, ese enclave irreemplazable de la ciudad.