martes 22 de junio de 2021
CULTURA Cultura
14-12-2020 12:22

Malba adquirió nuevas obras

Seleccionadas por el Comité Artístico del museo y elegidas por votación, la institución sumó doce nuevas obras a su patrimonio.

14-12-2020 12:22

En un año de “vacas flacas”, como lo definió por videoconferencia la venezolana Gabriela Rangel, directora del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), la institución ubicada en la avenida Figueroa Alcorta 3415 sumó doce nuevas obras a su patrimonio. Se lo puede considerar el preámbulo de las celebraciones del Malba, que en 2021 cumplirá veinte años, y la despedida de un 2020 pandémico, que obligó al Malba (como a todos los museos del planeta) a idear estrategias virtuales. Seleccionadas por el Comité Artístico del museo y elegidas por votación de los miembros del Comité de Adquisiciones, la colección del Malba incorpora obras la brasileña Alina Motta (Niterói, 1974), el artista yanomani Sheroanawe Hakihïwe (Sheroana, 1971), el peruano Martín Chambi (Coasa, 1891- Cuzco, 1973), pionero de la fotografía latinoamericana, y las argentinas Graciela Sacco (Rosario, 1956-2017) y Marcia Schvartz (Buenos Aires, 1955). Schvartz, que puede ser reivindicada como “una pintora peronista”, es la única de los cinco artistas con obra en el Malba: la pintura Ainda, de 1989. 

El Comité Artístico del Malba estuvo integrado en esta oportunidad por el doctor en Letras por la Universidad de Buenos Aires Gonzalo Aguilar, la ensayista e investigadora Andrea Giunta, la curadora venezolana Julieta González, la historiadora de arte peruana Natalia Majluf, el crítico de arte español Octavio Zaya y Rangel. El Comité de Adquisiciones, que fue creado en 2012 y está coordinado por Elena Nofal, aportó para la compra un presupuesto de 130.000 dólares. Este anuncio coincidió con el debut de Teresa Bulgheroni como presidenta de la Fundación Malba, luego de la “abdicación” de Eduardo Costantini a ese cargo a inicios de noviembre.

De Motta, artista brasileña y afrodescendiente, se adquirió el video (Outros) Fundamentos, que  presenta un archivo visual realizado en Nigeria sobre la diáspora africana y la esclavitud en Brasil. Esta obra integró la muestra Pensar todo de nuevo, curada este año por Andrea Giunta en la galería Rolf Art. De Chambi, se seleccionaron dos fotografías históricas, en formato postal, con vistas de Machu Picchu, tomadas entre 1924 y 1928. El sello del papel Velox usado para imprimir las imágenes permitió datar estas imágenes, hechas por Chambi cuando hizo dos excursiones fotográficas a Machu Picchu en esos años. Según destacaron desde el Malba, las copias de los años 1920 tienen otro interés, tanto por su prioridad temporal como por la calidad de los papeles.

Una de las adquisiciones más interesantes es el conjunto de veintiún dibujos del artista yanomami Sheroanawe Hakihïwe, Conjunto de frutas de selva (2018) y otro de 2019, Thoo thotho (Lianas para mecerse), ambos realizados sobre papel de caña. Este artista es oriundo del Amazonas y registra de manera documental la vida en la selva. Con la incorporación de cinco monocopias de la serie Bocanada (1993), el Malba “saldó una deuda pendiente”, como dijo Rangel, con la artista rosarina Graciela Sacco, que falleció prematuramente en 2017. Con la técnica de la heliografía, la artista reprodujo imágenes que muestran primeros planos de bocas abiertas de par en par, en una variedad de medios que van desde instalaciones hasta intervenciones urbanas. Tres de las copias fueron compradas por el Comité de Adquisiciones y otras dos, donadas en conjunto por la familia de la artista, tres coleccionistas y la galería Rolf. De Schvartz, se compraron las pinturas Sola (2004) y Tardecitas de Cataluña (1980), esta última realizada en los años de exilio de la artista en España. 

“La obra de Graciela Sacco ingresa por primera vez en el Malba –dice la investigadora, curadora y docente Andrea Giunta-. Integrará su colección la histórica serie Bocanada, de 1993, que incluye una serie de monocopias originales de sus emblemáticas bocas, con una serie de estampillas, afiches y documentación de las acciones urbanas que la artista realizaba”. Como señala Giunta, la artista rosarina estaba imbuida del activismo de Tucumán Arde. Sacco fue coautora, en 1987, de la primera investigación y publicación sobre este proyecto emblemático de la vanguardia artístico-política argentina de los años 1970. “Ella refería Bocanada como ‘Boca-nada’, en una imagen que remitía al hambre, a la falta de alimentos –agrega la autora de Feminismo y arte latinoamericano-. Las adquisiciones incluyen dos obras de Marcia Schvartz. Es importante destacar que su obra, como la de otros ‘maestros’ como Berni, Xul Solar o Pettoruti, tendrá una mejor representación en la colección. Quiero destacar la adquisición del video (Outros) Fundamentos de la artista Aline Motta, que trabaja sobre la diáspora afrobrasileña, con una obra profundamente decolonial en la que elabora desde el viaje a África las raíces vinculadas a la esclavitud en el Brasil”. Años atrás, el Malba adquirió para su colección obras de otras dos artistas afrobrasileñas: Rosana Paulino y Sonia Gomes. “También se puede interpretar como una obra decolonial los dibujos sutiles de Sheroanawe Hakihiiwe, artista de la comunidad yanomani, que nos traen una cosmovisión indígena que forma parte de América Latina. También se incorporan dos bellas fotografías del fotógrafo del Cuzco, Martín Chambi, indispensable en una colección de arte latinoamericano como la del Malba. Algo bueno que nos deja este año tremendo. Algo para festejar”, concluye Giunta. La intención de las autoridades del Malba es exponer estas obras en breve.