sábado 04 de febrero de 2023
DEPORTES Mundial de Qatar 2022

La Scaloneta se bajó de la montaña rusa y le ganó 3 a 0 con claridad a Croacia para meterse en la final de Qatar 2022

La selección argentina ganó con autoridad al subcampeón del mundo y ahora espera a Francia o Marruecos el domingo para la final.

13-12-2022 17:53

La selección argentina recorrió este mundial de Qatar 2022 como si estuviera en una montaña rusa. Del éxtasis de empezar ganando ante Arabia Saudita, dominando el juego y marcando una y otra vez, para que el VAR nos diga que por un pelito que descuidó el barbero estábamos en off side, hasta los cinco minutos de siesta que nos costó el partido.

Volvimos a temblar con México y Polonia, pero levantamos. Australia también pintaba para goleada o al menos, clasificación tranquila con un 2 a 0, pero tuvo que salvarnos el Dibu Martínez en el último mano a mano para evitar el alargue.

En cuartos, ante los Países Bajos también arrancamos el "paseo" allá arriba, disfrutando y con la certeza de que pasábamos cuando íbamos ganando 2 a 0 y otra vez, en un rato, nos empataron, fuimos al alargue y logramos el éxtasis en los penales.

A un paso de la gloria: Argentina goleó 3-0 a Croacia y es el primer finalista del Mundial de Qatar

¿Será toda la Copa del Mundo vivida como una montaña rusa a bordo de la Scaloneta? Tenemos puestos los cinturones de seguridad, pero la procesión va por dentro y todos los memes argentos apuntan al infarto, al desfibrilador y a la mascarilla de oxígeno, viviendo cada partido con el corazón y el alma en la garganta. 

No, amigos. Ante Croacia, el equipo que mandó a su casa a Brasil, que venía de salir subcampeón del mundo en el Mundial de Rusia 2018, quedó atrás, con una mini goleada, con un partido que la Argentina jugó, luchó, corrió y ganó con claridad, dándose el lujo de darle minutos a jugadores que no habían debutado en el mundial. Algo que suele hacerse en el tercer partido del grupo, no en una semifinal. Pero esta es la Scaloneta, no lo entenderías...

Es que esta selección argentina fue de menor a mayor en el mundial. Venía de una eliminatoria de lujo, salió campeona de América ante Brasil en el mítico Maracaná, le ganó una Finalissima al campeón de Europa, y ahora se metió, por sexta vez en la historia, en la final de la Copa del Mundo. 

Argentina jugará su sexta final del Mundo: Cómo le fue en las anteriores

A este martes 13, el subcampeón mundial 2018 llegó con un andar regular, después de eliminar al otro “cuco” de Sudamérica, el siempre candidato Brasil. Pero apenas había ganado un partido (ante el débil Canadá), y empatado los cuatro anteriores. Sin grandes resultados, Croacia es el equipo más difícil que la Scaloneta tuvo que enfrentar en este mundial. Pero parece que esta selección juega mejor cuanto más difícil es el rival. 

El partido arrrancó con los croatas tratando de manejar la pelota. lo que mejor saben hacer, pero la Scaloneta no tardó en recuperarla. Nahuel Molina tuvo el primer desborde, tan rápido que su centro no pudo ser conectado por sus compañeros y se perdió por el otro lado. Poco después, fue el momento del Cuti Romero, que recibió un cambio de frente de De Paul, que terminó controlando el arquero.

Los dos equipos intentaron tener un buen trato del balón, tocar seguro, sin arriesgar demasiado, aunque la Argentina arriesgó siempre un poquito más. A partir de los 8, los 10 minutos del primer tiempo Croacia comenzó a hacerse dueño de la pelota y del juego, parándose un poco más adelante y generando algunos cruces, un córner, algunos buenos cortes de los defensores argentinos.

La contundente advertencia de Lionel Messi: "Vamos a dar el máximo en la final"

Pero Argentina, que en el balance tenía menos la pelota, era más picante en los ataques, apretando más el acelerador que Croacia. Así llegó un pase frontal que fue penal del arquero a Julián Alvarez que Messi cambió por gol a los 34 minutos.

Y se vino el segundo, amigos, mamita querida. Qué jugador, ¿cómo contarlo? Corrió 70 metros con la pelota, en un contrataque PERFECTO, saliendo del área argentina con un rechazo de cabeza, Nahuel Molina arrastrando las marcas y Julián, cuando parecía que llegaba muerto, que debía dejar a definir a un compañero que llegara mejor, definió para el 2 a 0 atropellando a cuanto croata se le cruzara por el camino. De pie, señores, recontra golazo, qué lindo es fútbol.

Y Mac Allister, a los 42 casi mete el tercero de cabeza, cuando todos pensábamos en el penal que no nos dieron, casi se la cuela al arquero que a puro reflejo la tiró al corner. El final del primer tiempo, con el resultado a favor, fue casi todo de Argentina, hasta que avisó justo a los 45 Croacia, en un intento que controló bien el Dibu Martínez.

Las mejores fotos de la histórica semifinal Argentina vs Croacia

En el segundo tiempo, la primera fue otra vez para Croacia, cuando no pasaba nada. Un tiro libre al borde del área, ese Patoruzú petiso que nos hace amar más el fútbol, Luka Modric, que te tira un corner en el área rival y vuelve a marcar en el área propia, pero que ni en esta jugada ni en el resto del partido encontró espacios ni ideas para desatar el nudo defensivo que le planteó Lionel Scaloni.

El subcampeón del mundo manejó la pelota, acumuló delanteros, buscó abriendo la cancha. Y llegó la primera a fondo, pero era para la albiceleste, fue a los 12 del complemento, un lindo toqueteo que terminó definiendo mordido Lío Messi, que fue fácil para el arquero.

Hasta que se terminó el partido. El lesionado, el que nos tenía con el Jesús en la boca porque parecía que pedía el cambio, a los 24 del segundo tiempo se mandó con todo, bien al fondo, como un viejo wing derecho. ¿Es zurdo? Ponele... Pero el tipo se mandó un jugadón, centro atrás, fácil para casi todos, pero además, fue para Julián Álvarez, un pibe que hizo dos en una semifinal del mundo, que corrió todas las pelotas, las fáciles y las difíciles, las que eran para él y las que eran para el rival... Julián la mandó adentro para el 3 a 0, a los 25 del segundo tiempo.

Desde ahí, hubo tiempo para un par de avances argentinos y un cabezazo croata que se fue cruzado por el segundo palo. Algunos intentos sin convicción por el lado de los croatas y otros, punzantes, con hambre de gloria, por el lado de los argentinos. El esfuerzo estaba hecho, a la Argentina le alcanzó con unos 70 minutos para liquidar una semifinal tremenda, ante un gran rival, que venía nada menos que de ser subcampeón del mundo y buscaba su revancha.

 

Uno por uno de la selección argentina ante Croacia

 

Emiliano Martínez, cortó un par de centros y controló bien el avance más picante de los croatas cuando se terminaba el primer tiempo. Sin grandes exigencias, los avances croatas fueron mayormente controlados po la defensa. Pero las dos o tres situaciónes donde se requirió su presencia, resolvió todo con facilidad.

Nahuel Molina. Bien en la marca, concentrado para pasar al ataque, y fundamental en la jugada del segundo gol, cruzando la cancha en diagonal para arrastrar las marcas y darle espacio a Julián Alvarez. 

Cristian Romero el primer buen corte de la selección, otro de buen andar. Cortando, sumando su marca al mediocampo cuando el partido lo requería, un gran tiempista.

Nicolás Otamendi. Dicen los que saben que es el mejor defensor del mundial y aunque pueda cometer algún error, salva a los compañeros, cierra siempre bien, saca al equipo cuando la pelota quema. Se suma con precisión al ataque. El alma de una defensa que podía sufrir con la acumulación de delanteros croatas, pero nunca tuvo errores colectivos.

Lionel Messi rompió el récord de Batistuta ante Croacia por la semifinal de Qatar 2022

Nicolás Tagliafico gran desborde a los 24 del primer tiempo, bien en la mitad de la cancha. Ganó por abajo, ganó por arriba, se sumó al ataque… desde un corte que hizo en el segundo tiempo, llegó una gran jugada que no pudo resolverse bien.

Rodrigo De Paul bien manejando la salida argentina, asociándose con Nahuel Molina, con Messi , con Enzo Fernandoz tirando cambios de frente que no siempre pudieron ser bien conectados por sus compañeros. Presionando en la salida, buscando el error del aquero. Un león en la mitad de la cancha que como todo el equipo, tuvo en este sexto partido, su mejor actuación en el mundial.

Enzo Fernández fue el primero que probó al arco, lindo tiro de media distancia que pudo desviar esforzándose el arquero. El pase en profundidad a Julián para que le cometan el penal, fue extraordinario. Un buen arranque del segundo tiempo, una pelota que peleó con Modric, pero se diluyó el ataque.

Alexis Mac Allister tuvo el tercero de cabeza, se lo negó el arquero croata a puro reflejo. Concentrado, con excelente movildad, siendo salida de contragolpe cuando el rival apretaba. Bien en los pases, buenas asociaciones, y rapidez para llegar a posiciones de ataque.

Leandro Paredes .Muy bien distribuyendo el juego, tocando cuando Argentina tenía la pelota. Tuvo un lindo tiro de media distancia a los cuatro del segundo tiempo que controló el arquero.

Aplausos para Scaloni, el técnico que hizo sentir cómodo a Messi en la selección

Julián Álvarez movedizo, buscando el error rival en la salida. Recibió un pelotazo largo a los 31 que le tiró Enzo Fernández, fue fuerte el arquero a chocarlo y fue el penal para la Argentina. Autor del mejor gol del mundial, el segundo de la Scaloneta y del tercero, donde Messi le hizo un pase atrás, y como todos sabemos que eso es medio gol, el pibe hizo correctamente la otra mitad para sellar el resultado 3 a 0. Un partido inolvidable de Alvarez, que la descosió.

Lionel Messi su primera intervención en una jugada donde lo cortinaron para que no reciba en el borde del área. Unos minutos más tarde manejó una jugada donde lo fueron llevando hacia el lateral. No se la pudieron sacar entre cuatro, pero lo arrinconaron para que la jugada perdiera trascendencia. Pero esas lo despertaron. Sobre los 22, un rechazo croata le reventó el pecho, en el borde interior del área rival pero no pudo controlarla.

En el penal, Lío le rompió el arco, alto, fuertísimo, cruzado a la izquierda de Livakovic, al lado del arco. Máximo goleador de la selección argentina en los mundiales. Preocupó cómo se tocaba el muslo, mal momento para lesionarse en una semifinal del mundial, pero en la última jugada del descuento del primer tiempo, corrió, metió, gambeteó y cuidó la pelota cerca del banderín del corner izquierdo de Croacia como si estuviera intacto. Más arriba se menciona su acción en el tercer gol, no hay dudas que este es su mejor mundial, bien rodeado, con una actuación individual y colectiva de la Scaloneta que da gusto, da espectáculo, que da lecciones de fútbol, que ya se metió en la historia y que ilusiona para lo que viene el domingo, sea cual fuere el rival.

Lisandro Martínez entró a los 16 del segundo tiempo, cuando se venían los croatas a buscar en descuento. Prolijito y sin despeinarse se acopló bien y no tuvo mayores problemas. lo mismo que Exequiel Palacios,

Pauilo Dybala por Julián Alvarez… para darle minutos, para probarlo con el resultado amplio y tuvo dos o tres intervenciones interesantes, cuando la Argentina quería dejar correr los minutos, más que esforzarse.  Así y todo, le dio un pase de gol a Alexis Mac Allister, que definió del lado de afuera del palo izquierdo. En la jugada siguiente, se engolosinó y quiso definir él pero lo comieron. Gran debut mundialista para el cordobés

Angel Correa y Juan Foyth entraron a los 40 del segundo tiempo, con el resultado amplio, para refrescar la defensa, para que tengan minutos en una selección argentina que tenía el partido liquidado.