viernes 03 de febrero de 2023
DEPORTES Mundial Qatar 2022

Por qué cargan las pelotas antes de cada partido del Mundial de Qatar 2022

Los balones cuentan con una tecnología incorporada ¿Cuál es la razón por la que los enchufan previo a cada encuentro y cómo repercute en el juego?

30-11-2022 13:48

El Mundial de Qatar 2022 dio inicio a uno de los usos de tecnología en el juego más importantes en la historia del deporte. Durante todo el torneo, las pelotas de los partidos contendrán un sensor que recopila datos de posicionamiento espacial en tiempo real, es por eso que es normal verlas cargándose antes de cada partido. Es la primera Copa del Mundo en la que se emplea un mecanismo de seguimiento de balones de este tipo. Esto, combinado con las herramientas de seguimiento óptico existentes, hace que el VAR  y programas como las revisiones de fuera de juego sean más precisos y optimizados que nunca.

Al igual que muchas otras partes del floreciente mundo de la tecnología deportiva, la configuración utilizada en la la máxima cita futbolística es la base de una era completamente nueva. Se necesitaron años de investigación y pruebas para llegar aquí: este sensor de balón en particular estuvo en desarrollo y prueba durante seis años antes de recibir la certificación completa de la FIFA, pero eventos como este podrían catapultar rápidamente la tecnología emergente a la vista del público a través de aplicaciones que se extienden mucho más allá del arbitraje.

¿Qué tecnología se está utilizando y cómo funciona?

La aplicación de esta tecnología por parte de la FIFA en la Copa del Mundo de 2022 se denomina programa de "fuera de juego semiautomatizado", uno que se ejecuta en gran medida con funciones de IA, pero conserva un elemento vital de confirmación humana. Dentro de cada balón de partido hay un dispositivo diseñado por KINEXON, compañía prestigiosa en el mundo del seguimiento del rendimiento en varios deportes.

Cómo funciona el offside semiautomático que condicionó el debut de Argentina en el Mundial de Qatar

Según la empresa, este dispositivo pesa 14 gramos y en realidad alberga dos sensores separados que funcionan simultáneamente: Sensor de banda ultraancha (UWB): un tipo de tecnología que es superior al GPS o Bluetooth para obtener datos de posición precisos que además puede transmitir datos en tiempo real para rastrear constantemente la posición de la pelota. Por otro lado está el sensor de unidad de medida inercial (IMU): un sensor destinado a detectar movimientos matizados de un objeto en el espacio. “Mientras que la banda ultraancha me ayuda a tener la posición de un objeto, la IMU me brinda el movimiento granular en tres dimensiones”, dijo Maximillian Schmidt, cofundador y director general de KINEXON. Así que cada vez que la pelota es pateada, cabeceada, lanzada o incluso golpeada, el sistema la detecta a 500 fotogramas por segundo.

Los datos se envían en tiempo real desde los sensores a un sistema de posicionamiento local (LPS), que implica una configuración de antenas de red instaladas alrededor del campo de juego que reciben y almacenan los datos para su uso inmediato. Cuando una pelota es pateada fuera de los límites durante el transcurso del juego y se lanza o patea una nueva pelota para reemplazarla, el sistema de back-end de KINEXON cambia automáticamente a la entrada de datos del nuevo balon sin necesidad de intervención humana. El dispositivo dentro de las pelotas de KINEXON está respaldado por la tecnología de suspensión proporcionada por Adidas, diseñada para alojar el sensor en el punto interior central del balón y mantenerlo seguro en una ubicación constante.

Messi Al Rihla
Lionel Messi con la Al Rihla, la pelota del Mundial

Junto con este sensor de pelota, se encuentra el seguimiento de cámara óptica de Hawk-Eye (Ojo de halcón), un sistema muy conocido por su trabajo en el tenis. Doce cámaras Hawk-Eye están instaladas alrededor del estadio, rastreando tanto la pelota como a cada jugador 50 veces por segundo. Se rastrean veintinueve puntos separados del cuerpo de los jugadores, incluidas las extremidades. Cuando se combinan, estas dos fuentes de datos permiten marcar los fuera de juego que no solo son muy precisas, sino que también están disponibles mucho más rápido que en el pasado, una prioridad importante para la FIFA en este ciclo de la Copa Mundial.

“Hicimos un informe en 2018 después de la Copa del Mundo”, dijo Nicolas Evans, jefe de investigación y estándares de fútbol para Innovación Tecnológica de la FIFA. Tal informe es estándar después de cada Mundial, según el experto.

La astrología y el Mundial de Qatar: las probabilidades de Argentina – Polonia

“El área de mejora más grande que vimos fue el tiempo que tomó tomar decisiones de offside”, agrega. Con eso en mente, los datos de KINEXON y Hawk-Eye se ejecutan a través de un software de inteligencia artificial que está programado para generar alertas automáticas de fuera de juego para los árbitros en la sala de video del partido. En lugar de revisar manualmente las jugadas, un proceso que requiere mucho tiempo, los programas de inteligencia artificial generan automáticamente alertas que luego pueden ser confirmadas por los árbitros del partido por video. El software también genera representaciones en 3D de los datos espaciales, que se superpondrán en las transmisiones de televisión y en los monitores del estadio para que los fanáticos vean directamente cómo se decidió cada llamada revisada.