lunes 10 de mayo de 2021
ECOLOGíA #EcoPerfil
04-08-2020 13:52

10 consejos para intentar cambiar el mundo

Dejar productos de origen animal, no utilizar plásticos de un sólo uso, reciclar, repensar el placard y ahorrar energía son algunos de los tips que da la cantautora, actriz y activista vegana.

04-08-2020 13:52

¿Intentar? Si, intentar. ¿Y por qué no lo cambiamos de una, sin intentarlo? En primer lugar, dado que cambiar el mundo es una misión enorme, colosal, y que, a veces, en el camino, puede parecer casi imposible. Esta frustración puede devenir en muchos sentimientos, y accionares, y la mayoría no son positivos. Es mejor ir paso a paso, pensando, repensando, contemplando y festejando cada logro, antes que inundarnos de impotencia por no poder subir 5 pisos de un salto.

En segundo lugar, ya que el fundamentalismo o purismo ideológico, con el que a veces nos obsesionamos al plantearnos una meta tan desafiante, termina por cegarnos y como consecuencia es probable que perdamos un poco el equilibro. Así como dije en mi articulo anterior 5 pasos para iniciarte en el veganismo que el veganismo, por ejemplo, no es un fin, sino un medio. En este caso, cambiar el mundo, también debe serlo.

Cualquier intento por aportar a este planeta, tiene como finalidad mejorar la vida de ecosistemas, animales, personas, etc. La idea no es jugar a ver quién es el mejor activista, quién tiene más sorbetes de bamboo, el más perfectamente sustentable o el más zero waste de todos.

Es por esto mismo que hago tanto énfasis en la palabra “INTENTAR”. Sin más preámbulos procedo con los consejos, que claramente estarán en formato resumido, pues creo que podría escribir un articulo específicamente para cada uno, pero aquí voy.

  • Consejo 1: Abrí tu cabeza. Sé que algunas personas escuchan la palabra “sustentable”, “vegano” o “ecológico” y automáticamente se imaginan la ecuación más compleja, larga y trabajosa de la historia, cuando en realidad es todo lo contrario. Si hay algo que la sustentabilidad y todos sus ramificaciones vinieron a traer a este mundo, es practicidad, eficiencia y soluciones.
     
  • Consejo 2: Considera dejar los productos de origen animal. De más esta que hablemos de por qué el veganismo es mas ético, saludable, ya que la evidencia y lógica abundan. Ahora bien, ¿y si te digo que la ganadería es una de las principales causas de la crisis climática? El agua, la energía, la tierra, el alimento, los químicos, emisiones de gases nocivos, y demás que se generan para alimentar animales, que después serán explotados, asesinados, y trasladados a un supermercado en una bandejita de telgopor (no reciclable, dicho sea de paso), son disparatadas, y -spoiler alert- innecesarias. Actualmente la ganadería en el mundo provee el 18% de las calorías, y el 37% de las proteínas, sin embargo ocupa el 83% de las tierras. Solamente para producir 1 kilo de carne vacuna se necesitan aproximadamente 15.000 litros de agua y 7.000 kilos de granos. En fin, el veganismo no solo es una solución ética, con grandes beneficios para la salud, sino que es un gran alivio para el planeta en el que vivimos.
     
  • Consejo 3: Intentá no utilizar plásticos de un solo uso. Le llaman así a aquellos plásticos que son creados básicamente para ser descartables, como las bolsas de plástico, los sorbetes, los cubiertos y vasos plásticos, paquetes de comida chatarra, etc. Si, es difícil, están en todos lados, y mismo quien te escribe sigue utilizándolos a veces, a pesar de estar haciendo esta recomendación. Acá la clave es rechazar. El mejor residuo es el que nunca se genera, fin de la historia. Si rechazamos, no tenemos que partirnos la cabeza pensando en como reciclarlo, reutilizarlo o reducirlo. Las famosas 3R’s tienen una prima lejana que les gano por goleada y es justamente esta: Rechazar. ¿La bolsa de plástico? La reemplazas por una bolsa reutililizable. ¿El sorbete, cubiertos, vasitos? Llevate los tuyos, de acero, de bamboo de los que tengas en tu casa. ¿La botella de plastico? Opta por una botella/termo reutilzable. En el caso de quienes menstruen: ¿las toallitas, los tampones? Los sustituis por la copita menstrual, y/o toallitas de tela (no solo reducis tus residuos abismalmente, sino que te ahorras un dineral). ¿El tubo de shampoo, acondicionador, cepillo de dientes, algodón que viene envuelto en plástico, etc? Shampoo y acondicionador solidos, cepillo de bamboo biodegradable, toallitas desmaquillantes de tela, cremas en envases de vidrio retornables o reutilizables y podría seguir. Hay realmente muchísimas opciones para evitar usar plásticos de un solo uso. No es ni tan difícil, ni tan caro como parece. Es cuestión de dar el primer saltito y probar.
     
  • Consejo 4: Separá tus residuos y compostá. De mas esta decir que en el gigantesco mundo llamado internet hay muchisimos tutoriales, informacion y data sobre esto, pero simplemente voy a contar los básicos. Vamos por lo mas tradicional: separar residuos. Por un lado, tenemos todo lo no reciclable, es decir, mayoritariamente comida, y algunos materiales que no son reciclables (Ahi entra Google). Por otro lado, tenemos lo reciclable, osea plásticos, vidrios, latas, cartón, etc. Lo mas importante es que todos estos últimos estén LIMPIOS Y SECOS. De lo contrario, no podrán reciclarse. Ahora si, vamos a hablar del famoso compost. Compostar es devolver a la tierra todo aquello que nos trajo, literalmente. Cualquier residuo organico, mientras que no sea de origen animal a excepción de cascara de huevo, puede ir al compost. Todo se basa en el equilibrio entre húmedos y secos. Esa es la formula para un compost sano y sin olor. Después de dos meses, vas a poder admirar como aquellas cascaras de frutas, esos tallos de verduras y los cartoncitos del papel higiénico casi magicamente se convirtieron en una tierra negra, fertil y brillosa.
     
  • Consejo 5: Salí del piloto automático y ahorrá energía y agua de la forma mas fácil. ¿Pensaste alguna vez en por qué dejamos el agua corriendo mientras hacemos ciertas actividades? Algo tan simple como apagarla mientras nos cepillamos los dientes o mientras limpiamos y enjabonamos los platos ayuda y un montón. O ¿sabias que los cargadores de computadora, celular, etc gastan energía aunque no estén conectados a algún aparato, solamente por estar enchufados? Si, suena absurdo, pero son también las cosas pequeñas las que pueden transformar para bien este planeta.
     
  • Consejo 6: Repensa tu placard. ¿Quién hizo tu ropa? ¿Bajo qué condiciones laborales? ¿Cuánta agua se utilizó para teñir esos jeans? ¿Realmente necesito comprar esa remera solo porque esta en rebaja? Y peor aun, ¿por qué esa remera es tan barata? Ninguna de estas respuestas es positiva. El fast fashion, es decir la moda rápida, es una de las principales industrias mas contaminantes del mundo, y una de las menos áticas también. Te recomiendo mirar el documental “The True Cost”, “El Verdadero Precio” en español, y hay varios mas que explican detalladamente lo nociva que es la industria de la moda en todo sentido. Si podes comprar a emprendedores, a marcas independientes, éticas, sustentables, hacelo,  y si no podes u optar por las tiendas vintage, que suelen tener artículos únicos y a precios bajos, o simplemente con repensar tu consumo y evaluar cada compra de forma consciente, ya estás ayudando un montón.
     
  • Consejo 7: Trata de sumarte a lo que yo llamo “activismo individual”. No necesitas tener miles de seguidores o una plataforma enorme para influenciar a las personas. Intentá no conformarte con tu cambio indiviudual, (que obviamente es un montón). Pero lamentablemente dada la urgencia ambiental a la que nos enfrentamos, cada acción y cada día cuenta.
     
  • Consejo 8: Tenete paciencia. No quieras ser la persona mas sustentable del mundo de un día para el otro. Estos cambios llevan tiempo, energía, dinero, y está bien. Recordá que esto no lo haces para ganar ninguna competencia, sino para ayudar a nuestro planeta y todo lo que eso conlleva.
     
  • Consejo 9: No juzgues el proceso ajeno. Nadie nace sabiendo y mucho menos en un mundo donde nos enseñaron todo lo contrario a lo que estoy transmitiendo en esta guía. Por lo tanto, así como te digo que te tengas paciencia a vos mismo, también te sugiero que la tengas para con el resto.
     
  • Consejo 10: Involucrate lo más que puedas. Si podes donar dinero, buscá alguna ONG que lo necesite. Si no podes hacer esto, doná tu tiempo y energía. Quizás podes juntar basura con un grupo en tu barrio, o dar talleres de compost. Si tampoco podés hacerlo, entonces dona tu difusión: informate, hablar de esto con quien puedas, compartí esa información e invita a que otros también lo hagan.

Para despedirme, voy a dejar una frase de, ni mas ni menos, Eduardo Galeano, que resume a la perfección, creo yo, este intento de guía para intentar cambiar el mundo: “Mucha gente pequena, en lugares pequenos, haciendo cosas pequenas, pueden cambiar el mundo”

 

 

 

 

 

En esta Nota