domingo 04 de diciembre de 2022
ECONOMIA minorista en $ 73,55 y blue en $ 129

Con flexibilización del cepo y menos oferta, sube la presión sobre las reservas

El tipo de cambio empieza a mostrar señales de atraso, según economistas. El Banco Central dejó la racha compradora de dólares y pasó a tener jornadas vendedoras.

27-06-2020 09:38

La nueva flexibilización del cepo a importadores anunciada por el Banco Central podría presionar al mercado cambiario oficial al generar algo más de demanda de divisas en momentos que la oferta tiende a disminuir por el fin de la liquidación de la cosecha gruesa que se concentra mayormente en el lapso abril-junio.

Los analistas advierten que “va a estar más comprometida la posición del BCRA” con el debut en julio de la comunicación A 7052 que establece que los importadores podrán acceder al mercado oficial de cambios para hacer frente a las obligaciones a partir del momento que se despacha en origen.

La postura del BCRA  podría virar de compradora, como exhibió gran parte de junio a raíz de las restricciones cambiarias de fin de mayo, a una vendedora lo que impacta en las reservas. Desde el 29 de mayo al 22 de junio -último dato oficial disponible- el BCRA compró divisas por US$1.070 millones y recompuso la sangría de mayo.

Tras reclamos de las empresas, el BCRA el 11 de junio aflojó algo la norma, y a partir de ahí la racha compradora se vio interrumpida por jornadas donde debió vender.

Según datos oficiales, 18 y 19 de junio vendió US$85 y US$21 millones respectivamente. Y la última semana, en el mercado estimaron que el martes y el jueves vendió unos US$30 millones cada día. En cambio ayer, pudo comprar US$ 50 millones en una rueda donde el dólar mayorista cerró a $70,22, una suba semanal de 42 centavos, y el minorista para la venta promedió $73,55, o sea un alza de 48 centavos. A su vez, el blue trepó $1 a $129, el valor más alto de junio, mientras continuó la tendencia bajista de las divisas financieras alternativas -CCL y Mep- por mayores controles  impuestos el lunes por la Comisión Nacional de Valores.  

Perspectivas. El economista Fernando Marull planteó que en un escenario donde se mantiene “cuasifijo” el tipo de cambio oficial “relajar el cepo a los importadores va a generar que estará más comprometida la posición del BCRA, porque en el segundo semestre, pasado julio, empieza la temporada baja” de liquidación del agro. “Cuando vea que está vendiendo muchas reservas, va a subir nuevamente el cepo”, agregó.

En sintonía, Matías Rajnerman, de Ecolatina, sostuvo que “le va a meter presión al mercado de cambios porque se abre la demanda de divisas pero no aumenta la oferta de dólares”.

“Puede ser que cambie la posición del BCRA por esta mayor demanda, y porque empieza a dejar de salir la cosecha gruesa. Hay menor liquidación de divisas por el agro”, indicó.

Para Guido Lorenzo, de LCG, “es una medida que tiene sabor a poco porque no corrige, sino que sigue emparchando el mercado de cambios”. Opinó que “lo más sano sería empezar a mover el tipo de cambio que comienza a mostrar signos de atraso”. Martín Vauthier, de Eco Go, juzgó que es “una medida positiva” porque “da algo de aire a las empresas”, pero “el relajamiento “puede generar alguna mayor demanda en el mercado oficial” por lo cual “es muy importante que el gobierno consiga reducir la presión cambiaria logrando una renegociación exitosa de la deuda”.

En esta Nota