viernes 30 de julio de 2021
ECONOMIA Siguen las gestiones
14-07-2021 11:47

Destacan que el acuerdo con el FMI está “avanzado” y esperan un “guiño” político

Resaltan el buen clima en el intercambio que hubo entre los técnicos del organismo internacional y los funcionarios del Ministerio de Economía.

14-07-2021 11:47

En las últimas horas tanto por el lado del Fondo Monetario Internacional como del Ministerio de Economía se asegura que el acuerdo para renegociar la deuda que se contrajo por 45.000 millones de dólares “está muy avanzado”, pero en el Gobierno reconocen que se espera “un guiño político” del sector más duro para cerrar el convenio en un corto plazo.

En ambas partes se considera que el trabajo en conjunto que se hizo en la reuniones desde el último fin de semana hasta estas últimas horas en Venecia, Italia, donde se desarrolló también la cumbre de ministros del G-20, tuvo resultados muy satisfactorios.

De hecho, el propio FMI acaba de reiterar su propósito de "seguir trabajando" con el Gobierno argentino a fin de alcanzar un entendimiento y renegociar el pago de la deuda de unos US$ 45.000 millones que el país tiene con el organismo.

Fernández y el "llamado de atención" de Máximo K

El Fondo dio a conocer un comunicado luego del encuentro que el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo ayer en Venecia con el equipo encabezado por Julie Kozack, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, y Luis Cubeddu, jefe de misión para Argentina.

En sintonía con el comunicado previo del Ministerio de Economía, el FMI destacó las "reuniones productivas para avanzar el trabajo técnico hacia un programa" que cuente con el respaldo del organismo multilateral de crédito.

"Los equipos discutieron la evolución del entorno global y la pandemia del COVID-19 y sus implicaciones para el marco macroeconómico de Argentina", indicó el comunicado emitido en Washington luego de los encuentros bilaterales en Venecia, en el marco de la reunión del G20, entre el jueves 8 y el lunes 12 de julio.

En ese sentido, el FMI señaló que "las discusiones se centraron en políticas para fortalecer la recuperación, la estabilidad económica y la creación de empleo" y que "en particular, se avanzó en la identificación de opciones de políticas para desarrollar el mercado de capitales doméstico, movilizar la recaudación fiscal y fortalecer la resiliencia externa de Argentina".

Si bien el comunicado -como es habitual- no difiere en lo sustancial del difundido por Economía, en este último caso se remarcó que el acuerdo firmado por el FMI y la gestión macrista dejó una "carga de deuda insostenible".

"El equipo del FMI y las autoridades argentinas continuarán trabajando juntos en el periodo venidero con miras a profundizar aún más su entendimiento en estas áreas clave. Nuestro objetivo es apoyar a la Argentina abordar de manera duradera sus desafíos económicos y de balanza de pagos", finalizó la escueta comunicación del Fondo, que no da precisiones sobre avances en cuanto a la renegociación del acuerdo de 2018.

 

Reuniones previas

 

Previo al encuentro técnico con Kozack y Cubeddu, Guzmán también se entrevistó con la directora gerente del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva, así como con la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

El punto central es septiembre, ya que en ese mes Argentina deberá hacer frente a un vencimiento de 2.035 millones de dólares con el FMI, además de otro en diciembre por unos 2.050 millones.

Guzmán y la muerte en Venecia

“Si se lograra firmar un acuerdo en ese mes, ya no habría que pagar esos vencimientos, entrarían en ese nuevo convenio y esto podría despejar la incertidumbre que empieza a observarse en el mercado sobre la economía, particularmente en el movimiento del mercado de cambio”, resaltó una fuente de Gobierno.

Por lo que se sabe, el ministro Guzmán es de la idea de “acelerar” el acuerdo, pero el problema principal es la resistencia por parte del sector duro del oficialismo que presiona para que este año no se pague deuda.

Es más, frente a la próxima asignación que hará el FMI de incremento de los DEG que le corresponde a cada nación integrante (en el caso de Argentina 4.300 millones de dólares), esos sectores intransigentes quieren que se vuelque a la economía real para paliar la crisis que provocó la pandemia.

“Ahora creemos que hay posibilidades más concretas de cerrar pronto un acuerdo con el organismo”, concluyeron en el Ejecutivo.

 

FN / LR