martes 28 de junio de 2022
ECONOMIA Se requieren años

En los últimos años se registró un fuerte crecimiento de puestos laborales en el Estado

Nuria Susmel, economista de FIEL y especialista en temas laborales advirtió que sin un horizonte estable y previsible que asegure la inversión no habrá aumento de puestos de trabajo.

05-10-2021 11:53

La situación del empleo en la Argentina está estancado desde hace años, no genera nuevos puestos en el sector privado y los especialistas coinciden en que esta situación se mantendrá por bastante tiempo, ya que para revertir la situación se necesitaría años de fuerte crecimiento económico que otorgue previsibilidad a la inversión.

Nuria Susmel, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) y especialista en temas laborales, enfatizó a Perfil que "el empleo privado en la Argentina no crece desde hace varios años atrás".

“Desde el año 2011 prácticamente que el empleo privado no crece en la Argentina. Hace mucho tiempo tenemos 6,5 millones de empleos privados registrados. Es decir, este es un número que no crece en el país desde hace muchos años”, remarcó.

Sobre esta situación en particular, la especialista en temas laborales de FIEL explicó que “lo que se produce hace ya años es un crecimiento de los cuentapropistas y del monotributo, porque en este último caso con un pequeño aporte pueden acceder a una serie de beneficios”.

Alberto Fernández apunta a la creación de empleo

“Después está el monotributo social, que se ha mantenido. Lo que uno puede observar es que con la pandemia, la cantidad de empleos registrado se ha mantenido relativamente estable, pero esto obedeció a medidas como prohibición de despidos, doble indemnización, que son resoluciones que no se pueden mantener en el tiempo”, enfatizó Susmel.

Particularmente, la especialista consideró que en la pandemia se destruyeron notablemente las fuentes laborales en negro o informal y recalcó que en función de los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) se constata que la tasa de empleo no sube, y que bajó la oferta de trabajo.

 

Cuál es el camino para revertir la situación

En ese sentido, Susmel destacó que para generar un cambio de tendencia en la generación de trabajo el país “debe lograr una estabilidad macroeconómica, un horizonte previsible, que fomente la inversión”.

“Si no generan condiciones de certidumbre no hay manera de promover en empleo en forma sostenida. Además, habría que empezar a modificar parte de las leyes laborales, que en nuestro país son la década del 70. Ahora el mundo es otro, cambió todo y eso se debería trabajar sin dudas”, agregó.

Precisamente, en base a la última Encuesta de Hogares Permanentes (EPH) realizada por el Indec  se pudo constatar que en el segundo trimestre el empleo privado cayó 4% en la última década mientras que el estatal aumentó 29%, lo que indica que por cada puesto perdido se crearon tres en la esfera pública en el período 2012-2021, según datos oficiales.

Prohibición de despidos: se oficializó su extensión hasta fin de año

Además, de acuerdo con cifras del Indec, para alcanzar los niveles anteriores a la pandemia, la economía debería crear aún medio millón de puestos de trabajo.

Según cifras del Ministerio de Trabajo, ya no crece la cantidad de empleo registrado privado, y los puestos de trabajo se van incrementando notablemente en las categorías más relacionadas con la precariedad o el sector público.

En casi 10 años, la cantidad de empleados registrados del sector privado se achicó 4%: son 5,8 millones de asalariados, contra 6,1 millones de enero de 2012.

En 2012 eran el 56% del total de trabajadores registrados, pero esa participación cayó al 49%.

Al contrario, el empleo público siguió creciendo, con una suba del 29%.

En el sector público, la nómina de asalariados que cobran de Nación, provincias y municipios subió de 2,5 millones a 3,3 millones.

Los estatales eran el 23% del total de trabajadores en 2012, mientras que ahora son el 28%.

A su vez, los trabajadores autónomos en cambio muestran un fuerte retroceso: hay 370.000, mientras que en 2012 eran 409.000, lo que refleja una baja del 10%.

En tanto, los monotributistas aumentaron 23%, de 1,3 a 1,6 millones.

Pero lo que más creció es la cantidad de inscriptos en la categoría de Monotributo Social, que pasó de 167 mil en 2012 a 368 mil en la actualidad, con una disparada del 119%.

LR