jueves 24 de junio de 2021
ECONOMIA Consumo
12-05-2021 16:15

Facturas de luz: 5 recomendaciones para que no aumente el gasto de electricidad

A medida que llega el invierno, la menor disponibilidad de luz natural y una fuerte baja de las temperaturas, alimentan el consumo eléctrico en hogares y lugares de trabajo. En el mercado, 8 de cada 10 dispositivos de climatización funcionan a base de electricidad.

12-05-2021 16:15

En los meses de mayor frío, que corresponden a las temporadas de otoño e invierno, se registran los mayores aumentos de consumo eléctrico especialmente en los hogares, y esto impacta en dos de los tres elementos que habitualmente componen la factura del servicio de luz que llega mensualmente a los domicilios.

Entre los principales factores que impulsan la demanda de electricidad en estos períodos se encuentra la menor duración de la iluminación solar, dado que los días son más cortos y las personas requieren encender las luces para poder continuar con sus tareas.

La luz aumentará dos veces en el año y desmienten la renuncia del subsecretario de Energía

El descenso de la temperatura es el otro gran motor del consumo y uno de los principales impulsores del aumento de los costos. En invierno, la temperatura mínima promedio suele llegar a los 8° centígrados, con picos negativos de -5° en la provincia de Buenos Aires, como los registrados en julio de 2020, según datos del Servicio Meteorológico Nacional.

No son solamente las tarifas eléctricas

Habitualmente es en las estaciones más frías donde aumenta el consumo de electricidad, particularmente en los hogares. Un relevamiento de Wabee Smart Energy muestra que sólo el 20 por ciento de los sistemas de calefacción ofertados en el mercado son a gas, mientras que el resto funcionan en base a la electricidad.

“La falta de luz y el frío impulsan la demanda del consumo eléctrico en el segmento hogareño. Esta situación se volverá a ver acentuada este año con la mayor actividad concentrada en los hogares que se mantengan aislados y trabajando o estudiando desde casa.”, señaló  Claudio FIguerola, ingeniero y CEO de la firma antes mencionada.

La factura por el consumo eléctrico que se abona mensualmente se compone de datos que son relevados cada dos meses y distribuidos en dos períodos para que el consumidor pueda pagar cada 30 días.

Estiman que se necesitarán unos u$s 1.200 millones para cubrir el déficit energético

“Esto lleva a que la mayoría de las personas termine conociendo su consumo eléctrico hasta 60 días después de haber usado el servicio. Esto dificulta el desarrollo de una cultura del cuidado del consumo y de la identificación de anomalías o de consumo vampiro dentro de los hogares y empresas”, agregó el especialista en temas energéticos.

 

5 recomendaciones para mantener bajo el consumo eléctrico

 

Y para ayudar a controlar el gasto de energía, y que los nuevos aumentos no impacten tanto en la factura, Figuerola recomienda algunos consejos, entre ellos:

 

  1. Comprar aparatos con eficiencia energética A: Los equipos eléctricos clase A consumen aproximadamente un 50% menos de energía que los que presentan un consumo medio. Caloventores y estufas halógenas consumen más energía.
     
  2. Mantener el aire acondicionado en 24°C: Mantener el aire en 24°C permite grandes ahorros de energía a nivel micro y macro, evita los cortes de luz y es más que suficiente para sentirse a gusto en el interior de un ambiente, tanto en verano como en invierno.
     
  3. Contar con buenos cerramientos en las ventanas y evitar filtraciones de aire que enfríen el ambiente.
     
  4. Instalar monitores de consumo eléctrico en tiempo real para conocer las variaciones del consumo según cada uno de los electrodomésticos y anticipar el importe a pagar según la proyección de consumo actual.
     
  5. Si aún conservan alguna estufa a gas, se pueden combinar el uso de sistemas de calefacción a gas y eléctrica, donde el sistema a gas permite climatizar el ambiente y que el calor tarde más en irse.

LR