viernes 14 de mayo de 2021
ECONOMIA Deuda
11-08-2020 20:11

Tras el acuerdo, el Gobierno colocó letras por $107 mil millones

El volumen supera por mucho los recursos que necesitaba el Tesoro para afrontar vencimientos esta semana por $50.000 millones.

11-08-2020 20:11

El gobierno cosechó este martes 11 de agosto fondos por $107.589, 67 millones al concretar la primera colocación de Letras de Descuento (Ledes) y Bonos del Tesoro ajustados por CER -el coeficiente vinculado a la evolución de la inflación- en el mercado local luego del acuerdo alcanzado con los acreedores por la reestructuración de la deuda bajo legislación internacional. 

Así, superó holgadamente el monto de $70.000 millones que el Tesoro aspiraba inicialmente a conseguir con esta operación, y más que duplicó lo que necesitaba para poder afrontar vencimientos esta semana por $50.042 millones.

En la licitación se recibieron 546 ofertas por $120.887,77 millones, se adjudicó un valor nominal total de $117.213,42 millones, lo que equivale a un valor efectivo adjudicado de $107.589,67, informó en un comunicado el Ministerio de Economía.

Joseph Stiglitz: "Martín Guzmán todavía tiene un problema grande con la deuda del FMI"

En la Lede que vencen el 30 de septiembre de 2020 adjudicó $41.880,80 millones a una tasa nominal anual (TNA) de 33,25%, y en la que caduca el 29 de enero de 2021 colocó $32.741,56 millones con un rendimiento de 34,25%, mientras que los montdos adjudicados en los dos  Boncer con vencimientos el 20 de septiembre de 2022 y el 13 de agosto de 2023 fueron de $20.144,28 millones y $12.823,23 millones a tasas de 1,25% y 1,95%, respectivamente.

El secretario de Finanzas, Diego Bastourre evaluó que “la licitación de hoy no sólo es destacable en lo que respecta al volumen sino también porque ha permitido comenzar a desandar el próximo desafío que nos trazamos que es el de alargar los plazos de colocación a tasas sostenibles, lo que consttituye un pilar fundamental para el desarrollo del mercado de capitales, que se traduce en mejores condiciones de acceso al financiamiento doméstico no solo para el Tesoro Nacional sino también para las Provincias, empresas y personas”,

Por su parte, el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi calificó de “muy satisfactorio” el resultado de la licitación, y señaló a PERFIL que de esta manera “el Tesoro obtiene un amplio margen de financiamiento en forma anticipada”.

 “El 60% de los pesos colocados hoy son a fecha de pago posterior al 2021. Y de ese universo la mitad a 2022 y 2023”, indicó.

El Gobierno le da prioridad a la deuda de la provincia de Buenos Aires

Además, remarcó que “hoy colocamos por primera vez, en una subasta de mercado títulos a 3 años de plazo. Los bonos que habíamos colocado antes eran producto de canjes de otros instrumentos”, destacó el funcionario.

Sobre la colocación, Tosi comentó que hubo “mucha presencia de inversores institucionales”, y acotó que “el destino de los fondos excedentes por sobre los vencimientos es colaborar en el financiamiento del déficit del Tesoro Nacional y disminuir el componente de financiamiento monetario del mismo”.

Esta nueva operación en la plaza local se enmarca en la estrategia de seguir reconstruyendo la curva en pesos que se puso como objetivo la actual gestión.

En ese sentido, Tossi manifestó que “es un trabajo continuo y dinámico, con este menú de instrumentos vemos un amplio acompañamiento del mercado y siempre estamos abiertos a escuchar sugerencias y  opiniones de todos” sobre otras posibles alternativas para incentivar el ahorro en pesos.

Para los analistas, el excedente pesos que reina en el mercado por la gran emisión monetaria que realizó el Banco Central para financiar el abultado déficit producto de las medidas de ayuda para mitigar el impacto económico de la pandemia, en un escenario de cepo cambiario contribuye a fomentar el interés de los inversores en estos instrumentos en moneda local.

En ese sentido, evalúan que estos títulos son una buena alternativa para ahorristas minoristas -que suelen ser más cautelosos- porque tiene el atractivo de brindar un rendimiento que le gana a la inflación.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina remarcó que fue “otra buena licitación de deuda en pesos del Tesoro Nacional”, y dijo que “pensando en 2021, ofrecer herramientas atractivas en moneda local será clave para no hacer tanto ajuste y evitar una (otra) mega-emisión”.

No obstante, acotó que “el problema es que se reducen las chances de que se flexibilice o relaje el cepo” dado que “sin controles de cambios (o con menos) tenés otras opciones que te compiten para dirigir los ahorros”.

 “Con cepo, inevitablemente, aumenta la demanda de pesos, aunque por las malas”, razonó.

Nery Persichini, de GMA Capital, coincidió que “con un cepo cambiario y regulatorio que inhibe las inversiones en dólares y con tasas nominales de 30%, los inversores institucionales se están posicionando en la curva CER para captar un mayor rendimiento”.

“Tal es el apetito que los bonos indexados más cortos rinden negativo (pagan menos que la inflación)”, indicó.

En sintonía, el financista Christian Buteler alegó que  “las colocaciones en pesos vienen bien porque han emitido tantos que no hay donde colocarlos”. 

“En 6 meses el BCRA emitió 1 base monetaria entera para asistir al Tesoro, y el cepo los tiene atrapados, en este contexto es menos perjudicial que el Tesoro financie su abultado déficit tomando deuda en pesos y dejen de pedir al BCRA que emita”, fundamentó

En esta Nota