martes 24 de mayo de 2022
ECONOMIA Acuerdo con el Fondo
01-04-2022 13:00

Itaí Hagman: "Tener que elegir entre el default y las reglas del FMI es nocivo"

El diputado del Frente de Todos señaló la "responsabilidad del organismo en la crisis económica argentina"

01-04-2022 13:00

El diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Itaí Hagman, habló con Jorge Fontevecchia para Radio Perfil sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

F:¿Qué opina de la gestión de Martín Guzmán y de cómo llevó adelante la negociación con el Fondo Monetario?

IH: Yo creo que la negociación con el Fondo Monetario partió de una premisa política: que el cambio del staff del Fondo y también el cambio en el gobierno de los Estados Unidos permitía llegar a un buen acuerdo sobre la base de una negociación “amigable”. Eso implicó no optar por poner sobre la mesa la responsabilidad del Fondo Monetario en el otorgamiento de un crédito absolutamente irregular, inédito, como el que le concedió al gobierno de Mauricio Macri. Y la responsabilidad del organismo en la crisis económica argentina, por haber desembolsado el dinero aún cuando se hacía evidente de que estaba siendo utilizado para financiar la salida de capitales.

No optar por ese camino llevó a un acuerdo dentro de las reglas tradicionales del Fondo, que uno puede comparar con otros acuerdos y rescatar elementos positivo. Es un mejor acuerdo el que otros países han logrado pero, en mi opinión, de difícil cumplimiento dado que está restringido a las reglas tradicionales del Fondo, a sus revisiones trimestrales tradicionales.

Creo que va a llevar a la Argentina en un camino de ajuste porque el Fondo sigue teniendo una mirada muy centrada en la cuestión fiscal. Va a ser muy difícil cumplir ese acuerdo y, al mismo tiempo, cumplir con el mandato electoral del Frente de Todos que tiene que ver más con la deuda interna que con la deuda externa.

F: ¿Tuviste oportunidad de leer el reportaje a Joseph Stiglitz publicado este domingo en Perfil? ¿En qué coincidis? ¿En qué disentis?

IH: Me parece que tiene una visión optimista respecto al Fondo Monetario, si bien él mismo reconoce que esta idea de que el Fondo ha cambiado es una idea que se ha dicho muchas veces, él está convencido de que ahora efectivamente hay posibilidad de un cambio real. 

Joseph Stiglitz: "Los fracasos del neoliberalismo son evidentes no solo en un país como Argentina, sino en todas partes"

Yo tengo una mirada más escéptica pero conceptualmente estoy de acuerdo con muchas cosas que dice: el cuestionamiento a las recetas tradicionales del Fondo, a las recetas que aplicó el gobierno de Macri como medidas tradicionales para intentar estabilizar la macroeconomía, bajar la inflación. Yo suscribo y creo que, en general, todos los economistas que tenemos una mirada crítica sobre la visión más ortodoxa de la economía coincidimos.  

F: Ahora, no con respecto del acuerdo con el Fondo, él lo elogia como un acuerdo extraordinario. Vos ves, o por lo menos tus expectativas es que fuera más extraordinario. 

IH: Hay dos cuestiones, una tiene que ver con la responsabilidad del Fondo en esta crisis argentina, que en este acuerdo no aparece. Me parece que el crédito que se le dio a Macri fue tan extraordinario en el monto y de las condiciones que veo difícil que se pueda devolver y resolver con las reglas tradicionales del fondo. 

Hacia adelante, me parece que en la letra de los acuerdos con el Fondo se escriben muchas cosas pero después es más determinante la dinámica de lo que realmente sucede. De hecho, ya con lo que está sucediendo en el mundo, con los precios internacionales, con la situación energética, mucho de lo que se escribió en ese acuerdo parece haber quedado desactualizado.

Mi pregunta es qué va a pasar cuando el acuerdo no se pueda cumplir y haya que entrar en una discusión, trimestral o quizás incluso una periodicidad más veloz, sobre cual es la habilitación de la política económica de la Argentina.

El acuerdo con el FMI llega sin dólares "frescos" como esperaba el Gobierno

Si uno lee el comunicado del Fondo Monetario luego de que el directorio aprobó el acuerdo con Argentina, aparecen otra vez las miradas más tradicionales del Fondo. Se ve que es un acuerdo que no que es blando, se plantean nuevamente las reformas estructurales, que en general se refiere a reformas fiscales, previsionales y laborales en el sentido que tradicionalmente se aplicaron.

Ojalá esté equivocado, ojalá realmente sea como dice Stiglitz, pero realmente me cuesta imaginar un sendero de estabilidad y crecimiento que permita mejorar las condiciones de vida de los argentinos, aplicando el programa tal como está pautado.

F: ¿Vos lo que decís es que conociendo hoy que no se logró un acuerdo tan extraordinario como el ministro Guzmán contaba, hubiera sido mejor un default anticipado antes de pagarle al Fondo parte de la plata que nos envió y estaríamos más o menos con las mismas reservas?

IH: No, yo no soy partidario ni militante del default. Creo que el escenario de tener que elegir entre un default y las reglas del Fondo, es parte de la lógica del Fondo Monetario Internacional que es nociva para los países, porque te ponen entre la espada y la pared. Terminás discutiendo qué es lo menos malo.

F: ¿Qué hubieras elegido vos?

IH: Yo creo que lo que se necesitaba era generar las condiciones para un mejor acuerdo. Y creo que para eso había que poner la responsabilidad del Fondo Monetario en la crisis sobre la mesa. Y que eso implicara que el Fondo revise alguna de sus reglas tradicionales, incluso la más elemental, que el propio ministro de Economía puso sobre la mesa que son las famosas sobretasas. Ni siquiera ese elemento fue considerado. Cualquiera me puede decir “bueno, pero quién te asegura que eso hubiera sido posible”. 

F: ¿Vos cómo imaginás que se tendría que haber negociado? ¿Dejar de pagar en 2020? ¿Cómo sería eso independientemente del resultado que hubiesen obtenido?

IH: Creo que valía la pena recorrer ese camino, porque el propio gobierno argentino suspendió el acuerdo stand-by que había firmado Macri. Una de las primeras decisiones que tomó Alberto Fernández fue comunicar al Fondo Monetario que no gire más los desembolsos, porque el acuerdo original era por $57.000.000 y termina siendo de un poco menos de 45, producto de esa decisión. Si el acuerdo estaba suspendido era perfectamente posible decir “bueno está suspendido el acuerdo, por lo tanto están suspendidos también los pagos, y en todo caso discutamos un nuevo acuerdo”. La posición nuestra no es que no hay que sentarse a negociar con el Fondo.

F: Hay que llegar a un acuerdo pero mostrando una actitud más beligerante inicialmente, ¿sería ese el planteo?

IH: Después de la fuerte ilegitimidad del Fondo Monetario por su rol en la crisis argentina, ha sido muy cuestionado el FMI en todo el mundo por lo que ha hecho con Macri. Si además uno le agrega el contexto de la pandemia creo que había condiciones para plantear una posición de más fortaleza por parte de la Argentina. 

Sin acuerdo con el FMI, el kirchnerismo habla de "default": qué pasa si Argentina no paga este viernes

F: Lo que vos planteás es que estaba en el menú de opciones

IH: Yo creo que estaba en el menú de opciones. Hubo hasta una suerte de alianza implícita con el Fondo Monetario para reestructurar la deuda con los privados. No se priorizó sostener los pagos al Fondo para poner el énfasis en la negociación con los acreedores privados.

Si bien la deuda con los privados era, en términos nominales, tanto o más importante que la de FMI, creo que todos sabemos que el endeudamiento con un organismo como el Fondo supone condicionamientos más severos.

Muchas veces escuchamos el argumento de que endeudarse con el Fondo es más barato, un argumento que da fuertemente la actual oposición, el sector de Juntos por el Cambio. Sí, es más barato en términos de tasa de interés, pero es bastante más caro en términos de cuánto te condiciona la política económica que llevás adelante. 
 

En esta Nota