miércoles 25 de mayo de 2022
ECONOMIA ANEXOS
05-03-2022 02:41

Luces y sombras de la letra chica más esperada por todos y más odiadas por los "propios"

Finalmente ingresó el acuerdo con el FMI al Congreso donde se viene una pelea de fondo para aprobarlo. Guzmán, volvió a sonreír. Sobreactuación en la renuncia de un secretario.

05-03-2022 02:41

Finalmente, la letra chica de lo que negoció el Gobierno con el Fondo Monetario llegó al Congreso y ahora transitará allí su camino hacia la aprobación final, no sin virulencia dentro y fuera del oficialismo. También dentro del staff del FMI habrá que contar los porotos para darle venia al caso argentino. Ayer el Fondo se pronunció advirtiendo justamente que falta la venia de la sede de Washington.

Para el Gobierno de Alberto Fernández es un logro político aunque sea muy tardío; en definitiva, la firma del acta en sí y que no haya letra escrita sobre reformas previsionales ni jubilaciones le da el resto del aire que necesita para transitar los próximos dos años de Gobierno. Sin embargo, se avecinan tormentas fuertes con el tema tarifas, no solo por lo que efectivamente está escrito sino por lo que vendrá en cuanto al encarecimiento de la energía  mundial de la mano de la Guerra en Europa.

Habrá aumentos tarifarios, sin duda y todos pagarán más, incluso los hogares más sensibles que percibirán según la letra que se conoció un 20% más de gasto en energía, 40% más por año los que reciban tarifa social y un piso de 80% y hasta 150% todos los otros hogares. Pero lo más difícil será achicar el rojo fiscal a menos de un punto el año próximo, justo en un año electoral. Tal vez éste y no otro sea en definitiva una de las razones troncales del malestar dentro del oficialismo porque eso implica una poda muchísimo mayor que la que está escrita, al menos por ahora. Es decir, la segmentación que se conoció hasta ahora por parte del ENRE y el Energas, dos bastiones del cristinismo, se quedará corta para poder cumplir la letra que no se escribió, pero que será determinante para los desembolsos trimestrales que necesitará la Argentina hasta el 2026 para poder pagar sus vencimientos.

Corriéndose al Fondo
 

La aprobación en el Congreso será dura y por eso el oficialismo buscará alianzas en los gremios y las empresas. Hasta ayer, ni en la CGT ni en ninguna de las entidades empresariales que componen el Grupo de los Seis habían recibido invitación formal. Todos los referentes consultados por PERFIL reconocieron que “el acuerdo con el Fondo de fondo no tiene mucho”, pero es el mal menor porque evita el default.

En el FMI el trámite de aprobación también deberá sortear obstáculos y habrá un pronunciamiento del organismo internacional que, fuentes en los EE.UU., ya anticiparon tendrá dureza para la falta de “cepo” a la inflación. Al ministro Martín Guzmán no le preocupa. En el Palacio de Hacienda se sintió local en las últimas horas porque todos lo felicitaron. También se lo vio sonreír; algo que hacía mucho no ocurría en su despacho, según admitieron los más cercanos. Pero en la Argentina todo tiene contracara. Justamente el jueves cuando se anunció el acuerdo también se conoció la sorpresiva renuncia del secretario de Planeamiento Energético, Javier Papa, quien renunció con una dura carta cuestionando la falta de rumbo. En el entorno del ministro son fanáticos de los sobrenombres y a Papa ya le pusieron el suyo: “San Martín”. Dicen que se quiso ir con ínfulas y que se lo había tratado poco porque concurría al Palacio San Martín demasiado ocasionalmente, y no era por estar en zoom.

 


El Fondo también habló y advirtió que falta aprobarlo

R.P.

Luego de que el Gobierno enviara el acuerdo con el Fondo Monetario al Congreso, el organismo internacional se pronunció sobre el caso argentino. Es un paso protocolar, pero imprescindible para habilitar la discusión dentro del staff del Fondo, que ahora deberá aprobar la letra chica y realizar un mensaje específico sobre la Argentina.

“El FMI y las autoridades argentinas llegaron a un acuerdo a nivel de personal sobre una Facilidad Ampliada del Fondo”, comunicó el FMI, que preside Kristalina Georgieva.

El equipo encabezado por Julie Kozack, directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental y Luis Cubeddu, jefe de misión para Argentina hicieron una declaración. “El personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre las políticas económicas y financieras que serán respaldadas por un acuerdo de Servicio Ampliado del Fondo de treinta meses”, dijo el comunicado. El mismo destacó  que “el acuerdo aún está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI” y aclaró que el organismo “ha sido informado informalmente sobre los elementos del programa propuesto”.