martes 28 de septiembre de 2021
ECONOMIA Entrevistado por "Folha de Sao Paulo"
16-06-2020 02:09
16-06-2020 02:09

Martín Guzmán: hasta el momento "ningún acreedor" declaró a Argentina en default

El ministro de Economía se refirió en una entrevista a las "condiciones de financiamiento prohibitivas" y a las relaciones entre los gobiernos de Fernández y Bolsonaro.

16-06-2020 02:09

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó este lunes que ningún acreedor privado declaró al país en cesación de pagos (default), y vaticinó que un acuerdo para reestructurar la deuda podría alcanzarse esta semana. "Estamos bajo un acuerdo de confidencialidad y estamos negociando. Hasta el momento, ningún acreedor ha declarado a Argentina en una moratoria", dijo Guzmán en una entrevista con el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

"Cuando asumimos el control, el país ya enfrentaba condiciones de financiamiento prohibitivas", dijo Guzmán. Y la deuda estaba en una situación totalmente insostenible. El riesgo país era excesivamente alto. Argentina ya no tenía acceso al mercado crediticio internacional y esta situación no ha cambiado. Lo que hicimos fue establecer un proceso ordenado de resolución de crisis. El Congreso nos permitió seguir pagando con reservas".

Las palabras del ministro se dieron horas antes de que venzan oficialmente los acuerdos de confidencialidad entre el Gobierno argentino y los bonistas, en virtud de un acuerdo que tiene como fecha límite de anuncio el próximo viernes. Guzmán aseguró que no hay una declaración de moratoria aun cuando el pasado 22 de mayo venció el plazo que tenía el Ejecutivo para pagar una deuda de 503 millones de dólares por concepto de Bonos Globales, lo cual motivó que desde agencias calificadoras como Standard & Poor's y Fitch se rebajara la nota crediticia de Argentina a "default'.

Guzmán: "El país no tenía forma de enfrentar la deuda sin dañar más la economía"

Asimismo, Guzmán ratificó que el país se enfrenta ante una situación de deuda "insostenible", con un nulo acceso al mercado financiero internacional. "Cuando asumimos el control, el país ya enfrentaba condiciones de financiamiento prohibitivas, y la deuda estaba en una situación totalmente insostenible. El riesgo país era excesivamente alto. Argentina ya no tenía acceso al mercado crediticio internacional y esta situación no ha cambiado", dijo.

El próximo viernes 19 de junio vence el plazo formal para que el gobierno de Alberto Fernández y tres principales grupos de acreedores privados lleguen a un acuerdo para canjear deuda por 66.239 millones de dólares. De acuerdo con informaciones de entes oficiales, el Gobierno se encuentra "mejorando" la oferta de reestructuración que hizo a los bonistas en abril pasado, con el propósito de convenir un acuerdo entre partes.

La propuesta inicial presentada por Argentina el 21 de abril contempla una quita de capital de 5,4 por ciento (3.600 millones de dólares), reducción de intereses del 62 por ciento (37.900 millones de dólares) y un período de gracia de tres años. Ésta fue rechazada por las tres principales agrupaciones de bonistas, entre las que figuran el "Grupo Argentina Ad Hoc", el "Comité de Acreedores de la Argentina" y el "Grupo de Bonistas del Canje", tras alegar sustanciales pérdidas.

"Hoy, Argentina ya no tiene estos fondos, y la economía está peor que antes", reconoció Guzmán.

Hemos avanzado en el proceso de normalización de las tasas de interés, y queremos reducir el valor, que es, en promedio, 7,5% en dólares, a algo que podamos sostener. Hubo una parte de los acreedores que siguieron, y una parte que no lo hizo, y la negociación continúa", concluyó Guzmán. El ministro reconoció que en ese proceso "hubo una implicación constructiva con el Fondo Monetario Internacional, que participó en la evaluación de nuestra capacidad de pago y declaró que la deuda argentina era insostenible". 

"Hicimos una oferta pensando en la sostenibilidad: lo que Argentina quiere es redefinir sus compromisos de una manera que pueda cumplir", explicó al diario brasileño. "Hemos avanzado en el proceso de normalización de las tasas de interés, y queremos reducir el valor, que es, en promedio, 7.5% en dólares, a algo que podamos sostener. Hubo una parte de los acreedores que siguieron, y una parte que no lo hizo, y la negociación continúa. Estamos bajo un acuerdo de confidencialidad y estamos negociando".

"Tenemos restricciones muy fuertes", reconoció el ministro. "Desafortunadamente, tuvimos una secuencia muy negativa de eventos económicos. Entre 2015 y 2019, hubo una retracción del PIB [Producto Interno Bruto]. La economía ya estaba en caída libre cuando nos hicimos cargo. Además de esto, se agrega el coronavirus, que causó que un paciente que ya estaba enfermo se debilitara aún más".

Martín Guzmán: "La Argentina, con el peronismo, tiene el control de la situación"

Refiriéndose a las relaciones económicas de Argentinas con Brasil, Guzmán dijo en la entrevista que "sería muy bueno para ambos países que esta relación se profundice". "Brasil es el país más grande de la región y el que tiene el mayor volumen económico, con quien compartimos problemas estructurales, como la informalidad, la crisis de empleo y la necesidad de promover el crecimiento de la productividad. Por lo tanto, es muy importante que se profundice la agenda de cooperación", afirmó.

"Hubo un diálogo entre los dos países, pero sería bueno profundizarlo. Este es un camino que favorece a toda la región, dado que hay problemas comunes. Una mayor escala de la agenda común significará una mayor posibilidad de éxito para esa agenda", agregó Guzmán, quien reconoció que "son tiempos difíciles para la economía de Brasil y Argentina por la economía mundial". Además, dijo que los gobiernos regionales se encuentran en "proceso de aprendizaje" y "se están conociendo".

DS