viernes 20 de mayo de 2022
ECONOMIA La semana en foco
18-04-2022 11:27

Más inflación a futuro: cuidado con la tasa y el dólar

Vamos a viajar a una inflación en torno del 74% anual, la tasa de interés y la tasa de devaluación la correrán de atrás. Seguimos en un escenario de atraso cambiario

18-04-2022 11:27

La tasa de política monetaria subió al 47% anual, con esto se busca que los agentes económicos tengan un incentivo a ahorrar y no a consumir. La tasa de plazo fijo se elevó al 46% anual y hay un plazo fijo que se ajusta por inflación, que ya está corriendo a una tasa del 6,7% mensual.

¿El Banco Central habla mucho de tasa efectiva?

Es correcto, es cuando se capitaliza el interés, pero nunca se puede comparar la tasa efectiva anual con la tasa nominal. Ese es un error, por ende, el gobierno pretende decir que la tasa de política monetaria del 47% anual representa una tasa efectiva anual del 58,7%, que es superior a la inflación del 55,1% anual, que es la inflación de los últimos 12 meses. Una está calculada hacia adelante y la otra los últimos 12 meses, no son comparables.

Los que ganan con la inflación


¿Si comparamos la nominal?

Tenemos tasas negativas, ya que la tasa de política monetaria es del 47% anual y la tasa de inflación es del 55,1% anual, cualquier artilugio nos saca de la comparación.

¿Si proyectamos la tasa de inflación del mes de marzo?

No sería lo ideal, no sabemos si esta tasa se repetirá todos los meses, pero si elevamos a la 12 dicha tasa, nos da una inflación del 118%, que no creemos que ocurra.

¿Ves la inflación a la suba?

Claro que sí, si proyectamos para abril una tasa de inflación del 5,5%, y para lo que resta del año una inflación crucero del 4,5% mensual, terminaríamos el año con una inflación del 74,1% anual. Si tomamos la inflación del 4,5% mensual y la elevamos a la 12, dicha tasa nos da un 69,6% anual. Creo que viajaremos a ese ritmo.

¿Qué cambia en materia económica?

Hay que trabajar más en lo financiero, de movida cambia todo.

¿Por ejemplo?

Los precios futuros, por ejemplo, la tasa implícita del dólar futuro hoy está en el 61,4% anual, si el gobierno sigue sin poder controlar la inflación, la tasa del dólar futuro seguirá aumentando. Para junio estimamos que la inflación anual estaría en torno del 61%, esto implica que la tasa del dólar futuro debería estar en torno del 66% al 70% anual, esto implica que el dólar futuro comenzaría a subir.

¿Qué precio podría tener el dólar futuro a diciembre?

Hoy está a $161, el año pasado había terminado en $156, pasó el tiempo y subió. Esto implica que hoy tiene más tasa que en el pasado. Es lo que sucederá en los meses siguientes, veremos una suba del dólar futuro por una recuperación del dólar nominal y una suba de la tasa de interés.

¿Cómo viene el dólar nominal?

El dólar nominal se viene actualizando a un ritmo inferior a la inflación, si siguiera este camino, y en abril sube el 3,7%, mientras que entre mayo y diciembre sube a un ritmo del 4,0% mensual, a fin de año tendríamos un dólar mayorista en $157,50. Si comparamos este valor con el dólar futuro a diciembre de $161, no parece negocio comprar dólares a futuro. En cambio, puede haber variaciones positivas ante probables subas de tasas en mayo y junio. Si lo dejamos correr a diciembre, el valor tiempo tiende a 0 y no es negocio.

Con el salto de marzo, las paritarias de 2021 quedaron atrás de la inflación

¿Qué busca el Banco Central?

La tasa implícita del dólar futuro es mucho más elevada que la tasa de devaluación, de esta forma el Banco Central gana siempre. Es como ir al casino, la banca siempre gana, salvo honrosas excepciones, por ejemplo, que el plan económico se desboqué y esto produzca un salto del tipo de cambio.

¿Por qué no resumimos?

La inflación viajará a un ritmo del 4,5% mensual, esto implica una tasa de inflación anual a diciembre del 74,1%, la tasa de interés seguramente la correrá de atrás en torno del 60% anual. Esto te daría una tasa efectiva del 79,6% anual, el tipo de cambio mayorista crecería a un ritmo del 53,3% anual.

¿Con este escenario tenemos atraso cambiario?

Correcto, no hay control de la inflación y el gobierno está obligado a sostener el ancla cambiaria. Lo mismo sucederá con las tarifas, van a ajustar, pero no al ritmo necesario.

Lo que no ajusta por precio, ajusta por cantidad

Lo venimos diciendo hace tiempo, pero no queremos cansar al lector, va a faltar gas, energía eléctrica y gasoil.

¿Con este escenario, cómo ves a los negocios?

Quienes siguieron nuestros consejos y se endeudaron, hoy están felices, la inflación hará el trabajo sucio de licuar el precio de la cuota que pagan.

¿Hay que seguir tomando financiamiento?

Claro que sí, con una tasa de inflación esperada del 74,1% anual, y una devaluación del 53,3% anual, hay que tomar financiamiento y no trabajar con capital propio.

¿Vale la pena tomar créditos con las tasas actuales?

Supongamos que me ofrecen un crédito a una tasa del 60% anual. Un crédito a dicha tasa neta de ganancias (las empresas pagan el 30%) es del 42% anual, es una tasa que está debajo de la tasa de devaluación y de la tasa de inflación. Es mejor trabajar con dinero de terceros que con dinero propio.

Sebastián Galiani: "El próximo Gobierno puede recibir una situación mucho mejor que la de diciembre de 2015"

¿Esto es muy financiero?

Correcto. Por ejemplo, la soja al mes de julio está en U$S 441,50 y el dólar futuro está en $132,80. Si vendemos la soja a futuro y el dólar a futuro construimos un precio de la soja de $ 58.631 la tonelada. La soja en contado inmediato vale $ 48.779 la tonelada. Esta operación me da una tasa anualizada del 70,2% anual, rinde mucho más que una tasa de plazo fijo que está en el 46,0% anual. También puedo vender la soja a julio y descontar un cheque en el banco a tasas del 40% anual, eso me daría liquidez y de corto plazo vendo la soja a un precio más alto que el actual de $ 48.779 la tonelada.

¿Toda operación en el mercado de futuros puede requerir reposición de garantías?

Si. Hay que explicar que cuando te vendés a futuro tenés que poner garantías y, si luego sube, tenés que tener efectivo para reponer más garantías. Para ganar, tenés que tener dinero para especular.

¿Qué crees que sucederá con el mercado?

La suba de la tasa de interés en el mercado local hará subir los precios futuros de todos los productos, como serían soja, maíz y trigo, allí hay un nicho de negocios a explorar.

La mayor inflación y la guerra entre Ucrania y Rusia

La inflación no es importada.

Prendas de vestir y calzado está subiendo a un ritmo muy elevado, en marzo el 10,9%, y en los últimos 12 meses el 67,3%. Este rubro no tiene nada que ver con la crisis entre Rusia y Ucrania, sin embargo la suba está sustentada en el alto costo argentino. Otro rubro que sube es Restaurant y hoteles. En marzo subió el 5,4% y en los últimos 12 meses el 67,8%, otra muestra de que la inflación no es importada. Alimentos y bebidas en 12 meses aumentó el 59,7% muy por debajo de Restaurant y hoteles, como también prendas de vestir y calzado.

¿Qué sucede afuera?

La tasa de retorno de los bonos de tesorería americano se ubica en el 2,87% anual. Esto implica que está subiendo en forma muy rápida, esto le pondrá un freno a la bolsa americana, cuidado a aquellos que tengan acciones americanas.

Con esta suba de tasas se traba toda posibilidad de ganancia en los mercados de renta variable. Esto implicaría una revalorización del dólar a nivel mundial. Esta suba de tasas también afecta a las criptomonedas, en donde hay que estar atento porque toda baja puede ser una buena oportunidad de compra.

Las materias primas se verían afectadas ante una suba de la tasa, si bien hoy lucen firmes no descartamos un retroceso. Vender soja, maíz y trigo a estos precios luce como un buen negocio. No es tiempo para comprar acciones, sí para hacer plazos fijos ajustados por inflación, comprar dólares alternativos y bonos soberanos en dólares.

* Analista y asesor económico.