lunes 26 de julio de 2021
ECONOMIA Vicentin
09-06-2020 20:58

Economistas | "La expropiación es inoportuna en medio de la renegociación de la deuda"

También rechazaron que la medida ayude a dar más previsibilidad cambiaria, como argumentó el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas.

09-06-2020 20:58

Para economistas y operadores del mercado, el anuncio de la expropiación de Vicentin “no es una noticia oportuna” en medio de la renegociación de la deuda lo que se reflejó el martes en la caída generalizada de las acciones locales, al tiempo que rechazaron que la medida ayude a dar previsibilidad al mercado cambiario como argumentó el ministro de Desarollo Productivo Matías Kulfas.

El economista Gabriel Rubinstein juzgó que “es una medida que no genera para nada confianza en el futuro de un capitalismo sano en el país, la señal que da Argentina es muy mala, el bonista que acepte un canje tiene que estar dispuesto a comprar un relato hacia futuro, esta noticia genera temor al estatismo y por eso hoy cayeron las acciones”. 

En sintonía, Gustavo Neffa, de Research for Traders, sostuvo que“la politica estatista del gobierno actual tuvo un impacto negativo en las acciones, y e impregna un sesgo negativo en medio de una semana clave por la deuda donde se conocerá jueves o viernes la nueva propuesta que será enviada a la SEC”.

 

Masivo banderazo y abrazo simbólico contra la estatización de Vicentin

 

El analista dijo que “afectó a las acciones sobre todo del sector productivo, en empresas industrializadas que es donde veo el riesgo de invertir en Argentina con este tipo de noticias”.

Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora Ferreres, no cree que la noticia afecte la negociación por la deuda, aunque especuló que en la mesa de discusión “ahora algún acreedor puede decir al gobierno como es que no tenés plata para pagarme, y vas y expropiás una empresa”.

Por su parte Guido Lorenzo, economista de LCG, supone “que el tema deuda está avanzado, si no, no tiene sentido ir contra la propiedad privada en medio de una negociación”.

Juan Pablo Di Iorio, de ACM, evaluó que “no es una buena noticia en términos de la renegociación porque se está expropiando una empresa con los costos contingentes que esto representa al igual que sucedió con YPF cuando al mismo tiempo se le dice a los acreedores que no se tiene recursos para afrontar la deuda”.

 

La deuda por impuestos de Vicentin llega a los $ 9.500 millones

 

“Y en términos estratégicos tampoco es justificado puesto que es una empresa que tiene una deuda de unos 1.350 millones de dólares, la cual pasaria a hacerse cargo el gobierno, en el medio de una renegociación para bajar el stock de la deuda del estado nacional. Si bien hay una buena parte de la deuda que es con bancos públicos, otra gran parte es con acreedores externos y con empresas agrícolas”, razonó.

Impacto cambiario. Por otro lado, los economistas desestimaron que la expropiación de Vicentin colabore en dar una mayor previsibilidad al mercado cambiario, como argumentó el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas.

El funcionario planteó que “creemos que tiene una capacidad importante para establecer algunas pautas de mercado, para dar previsibilidad, para evitar la volatilidad que tienen estos mercados y la especulación”.

Al respecto, Di Iorio señaló que “en el corto plazo puede servir para que haya un flujo de liquidaciones que garantice cierta cantidad de divisas” pero “por otro lado, Vicentin no es una de las empresas con mayor volumen de liquidacion, por lo que tampoco es significativo.

“Si se busca un mayor nivel de liquidación de divisas y un desarrollo del sector transable, dichas medidas atentan contra esos objetivos”, advirtió.

 

Lavagna: "No bastan el Estado y los amigos del poder para que las cosas salgan bien"

 

En igual línea, Rodrigo Alvarez, de Analytica, planteó que el volumen que mueve Vicentin en exportaciones entre 2.500 y 3.000 milllones representan cinco o seis rueda del MULC no cambia drásticamente la situación en cuanto a la oferta de divisas”.

Para Martín Vauthier, de Eco Go, “la única manera de que se reduzca la presión cambiaria es despejar la incertidumbre por la deuda, logrando un arreglo exitoso, y presentar un programa fiscal y monetario que sea consistente, y que el BCRA administre en forma prudente la liquidez”.

“Esa es la manera de tener un mercado cambiario más estable, más que expropiar una empresa en ese sector”, enfatizó.

De igual mirada, el analista Gustavo Ber acordó que “una mayor estabilidad del mercado cambiario que resulte sustentable vendrá de la mano de la posibilidad de cerrar exitosamente la reestructuración, asi como esterilizar post pandemia la fuerte emisión monetaria, y señales poco amigables para la inversión, como las preocupaciones que despierta una expropiación, no resultan favorables ya que incentivan entre los agentes económicos una mayor dolarización y una retracción en la oferta de divisas”. 

CP