ECONOMIA
EL IMPACTO DEL AJUSTE

Para comprar los pañales de un recién nacido se necesitan $80 mil mensuales

Los precios subieron un 140% entre noviembre y enero. El gasto en pañales representa casi la mitad de lo que cuesta una canasta básica para un recién nacido, que es de $200 mil. El consumo de este bien básico comenzó a caer en algunas regiones del país, pero por ahora van ganando lugar segundas marcas. La baja en la demanda hizo que crecieran las promociones, aunque algunos estudios registraron aumentos superiores al 20% en el mes.

pañales
ALZA. El precio de los pañales creció 65,3% en enero. | Shutterstock

Según las empresas que los comercializan, un bebé recién nacido utiliza entre 6 y 12 pañales por día. Y, de acuerdo con el último informe del Indec, el precio promedio de un paquete de diez unidades era, en enero, de $2691,07. Teniendo en cuenta esos datos se necesitó un presupuesto mensual superior a los $80 mil para comprarlos. Pero en febrero los precios volvieron a subir: de acuerdo con el relevamiento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, en los últimos 28 días aumentaron un 26%.

El precio de los pañales se incrementó el 65,3% en enero de acuerdo con los números del Indec, lo que representó un porcentaje superior al de casi todos los bienes relevados (salvo por el caso del polvo para preparar flan y el café molido, que subieron por encima del 70%).

El producto experimentó los aumentos más importantes de los últimos doce meses en diciembre y enero. De enero a noviembre de 2023 se registraron incrementos mensuales de entre el 6% y el 9%. El salto de diciembre implicó que el paquete de 10 unidades pase de costar $1116,69 en noviembre a $1627,80 en diciembre. Entre noviembre y enero, por tanto, la suba fue del 140%.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Menescaldi de EcoGo: “Es probable que la inflación del INDEC esté más cercana al 21%”

“En enero subieron subieron un 65%, pero en febrero hubo descuentos de hasta el 30% porque no se vendían, cayeron fuertemente las ventas, entonces vinieron con listados de descuentos”, señaló a este medio el economista Damián Di Pace, de la consultora Focus Market. “Todos los precios estaban atrasados, hay categorías que aumentaron hasta el 141% acumulado de diciembre a enero, y los pañales estaban en Precios Justos”, concluyó.

Desde la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (Facaf) explicaron a PERFIL que el incremento se sintió tanto en pañales para niños como en los de adultos, y que “la demanda termina siendo elástica: hay algo menos de consumo, pero no es significativo”. En cuanto a los pañales de niños “hay una disminución en las compras de aproximadamente de un 10 %, pero es algo que no es lineal en todo el país”, aclararon.

Hasta ahora, salvo por los descuentos, el mercado no pudo regular por sí mismo el precio de un producto de primera necesidad que no tiene sustitutos más que las segundas marcas. Se trata de un consumo que, al menos en el resto del mundo, no para de crecer: según el portal Statista, solamente en 2022 se consumieron aproximadamente 8.000 millones de kilogramos de pañales para bebés. “Se prevé que esta tendencia creciente se mantenga en los próximos años, situándose cerca de los 9.500 millones en 2027”, explicaron.

Como sucede con todos los aumentos, el impacto es mucho mayor para los que menos tienen.

“Los pañales inciden en porcentaje mucho más en la canasta de los hogares más pobres que los hogares más ricos”, comentó a PERFIL Daniel Schteingart, director de planificación productiva en Fundar y magíster en Sociología Económica.

La gente solo compra medicamentos esenciales, dice un informe de CAME

“Si los pañales representan, por ejemplo, el 2% de los gastos de los más pobres y el 0,5% de los más ricos, en la inflación de los más pobres una suba de los pañales pega más que en los más ricos”. Las razones son dos, argumentó Schteingart. “Número uno, los hogares pobres tienen más niños por hogar que los hogares más ricos. La razón número dos es que es un bien esencial. Cuando los bienes son esenciales, como los pañales, los alimentos o los medicamentos, en general tienden a ser proporcionalmente más importantes en la canasta básica de los más pobres. Cuando los bienes son no esenciales –como el turismo, por ejemplo– son proporcionalmente más relevantes en la canasta de los más ricos. A medida que vas subiendo en la pirámide del poder adquisitivo no es que vas a seguir comprando más alimento o más pañales, tenés las necesidades básicas satisfechas. Una vez que cubriste eso empezás a diversificar tu patrón de gastos hacia patrones no esenciales”, agregó.

El problema más grave, concluyó, sería si el consumo disminuye de manera significativa. “En los bienes básicos, cuando cae el poder adquisitivo, lo que tiende a suceder primero es que la gente empieza a pasar de primeras marcas a segundas marcas. O sea, el dejar de consumir es muy de última opción. Claro que si la situación es muy grave eso puede ocurrir”.

Plazo fijo UVA: comenzó a rendir en base al índice del 25,5% de inflación de diciembre

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) registró una caída del consumo mensual e interanual en enero. En farmacias las ventas se desplomaron de enero a enero un 45,8% y el 7,9% en la comparación intermensual. “Fue un pésimo mes para las farmacias, que se quedaron con un caudal de stock importante frente a la drástica caída del expendio. Algunos empresarios consultados señalaron que las cifras de enero parecen las de un mes donde nadie se enfermó. Pero la visión cambia cuando se mira el componente de ese declive, donde el rubro más perjudicado fue el de Cuidados Personales”. El informe de CAME destacó que “la gente está comprando solo medicamentos esenciales”.

Otros productos de higiene personal registraron importantes incrementos en los últimos meses. En enero el precio del champú escaló un 57,1%, el del desodorante un 47,6% y el del jabón de tocador un 40,7%.

Según el sitio especializado Pharmabiz.net la canasta de higiene aumentó 52,3% en enero.