jueves 29 de julio de 2021
ECONOMIA Ahorro en pesos
15-06-2021 12:57

Plazo fijo tradicional Vs plazo fijo UVA: 3 analistas explican cuál es la mejor opción

Aumenta la colocación de pesos en plazos fijos UVA+1, la herramienta que permite "ganarle a la inflación". Tres expertos en mercados analizan cuál conviene según el perfil de inversor y el tiempo de colocación de los ahorros.

15-06-2021 12:57

Los ahorristas vienen dejando de lado en los últimos tiempos la colocación de pesos en plazos fijos tradicionales, al tiempo que en contrapartida crece la opción del Plazo Fijo UVA +1 precancelable, la herramienta lanzada por el Banco Central que ofrecen una tasa mínima de 1% anual sobre la inflación, bajo la premisa que se cumpla el plazo contractual de 90 días. 

Tal como explica Ignacio Morales, Analista de Negocios Financieros en Wise Capital la principal diferencia entre ambas opciones es la tasa que pagan. "El primero paga una tasa fija de 37% nominal anual, que baja a 34% nominal anual si se invierten más de 1 millón de pesos, al tiempo que el segundo paga una tasa variable que ajusta por inflación más un 1% nominal anual, o sea que si colocáramos a un año, suponiendo una desaceleración en la inflación, obtendríamos 41% anual, unos 7 puntos adicionales al plazo fijo tradicional", analiza.

Pero la tasa no es la única diferencia, sino que otra importante tiene que ver con los plazos. Así, mientras el plazo fijo tradicional se puede realizar con un plazo mínimo de 30 días, el plazo fijo UVA sólo se puede realizar por 90 días. "De todos modos se puede cancelar a partir de los 31 días (pidiéndola con 5 de antelación) pero en este caso paga una tasa menor decidida por el BCRA, actualmente es de 30,5%) agrega Morales.

Animarse a invertir en pesos: bonos que nadie mira

Brian Torchia, Gerente de Finanzas Corporativas de Pgk Consultores, agrega su punto de vista. "Al instrumentar un plazo fijos tradicional, el inversor ya pacta nominalmente el rendimiento que obtendrá al final de la colocación (pongo $100 y retiro $135 en un año con una tasa del 35%, por ejemplo); pero, si opta por una colocación del tipo UVA, desconoce a priori cuál será el retorno nominal ya que la tasa que se pacta está medida precisamente en otra unidad de referencia que se actualiza diariamente por un coeficiente muy similar al del IPC (comúnmente conocido como inflación)". 

 

Cuál es la mejor opción para ahorrar en pesos

 

Teniendo en cuenta esto,  Morales de Wise indica que para determinar cuál es la mejor inversión hay que estimar de cuánto va a ser la inflación durante los próximos 90 días, y si en el medio va a haber algún cambio en la tasa de plazo fijo.

"Asumiendo que la tasa se quede en 37%, depende de si la inflación va a ser menor o mayor a 9,4%. Si es menor, conviene el tradicional, y si es mayor, conviene el UVA", analiza y agrega que también se deberá tener en cuenta el horizonte de inversión. "Si se cree que puede llegar a necesitar el dinero antes de 90 días, sería más conveniente realizar un plazo fijo tradicional", acota.

En cuanto a las previsiones adelantó: "creemos que la tasa de plazo fijo se va a mantener constante, y si bien la inflación durante el resto del año va a seguir siendo alta, se va a desacelerar producto del congelamiento de tarifas, controles de precios y el anclaje del dólar oficial. Por lo que por estos meses el plazo fijo tradicional nos parece una mejor opción", agregó.

Por su parte, para el Analista técnico de mercados financieros Gonzalo Pereyra Saez, también hay que considerar el perfil de inversor al momento de la contratación. 

"Los plazos fijos Uva son una excelente alternativa para el perfil más moderado, si bien la tasa es variable, este tipo de inversión nos deja fuera del riesgo inflacionario, ya que ajusta la tasa por inflación", indica y agrega que a la hora de elegir entre el plazo fijo tradicional o el UVA "el inversor tendrá que definir su expectativa en relación a la inflación y, claramente, el riesgo que está dispuesto a asumir, ya que, en el plazo fijo tradicional, el resultado podría ser negativo, es decir, si la inflación supera el rendimiento de la colocación de fondos tendríamos una tasa real negativa", explica..

Aguinaldo: consejos de un especialista con 5 alternativas para "poner a trabajar el dinero"

Por su parte, para Brian Torchia de Pgk Consultores, para hablar de ventajas y desventajas resulta fundamental involucrar dentro de la interpretación los conceptos de retorno nominal (cantidad de billetes) y real (poder de compra).

"Así entonces todo se reduce a qué tanto riesgo inflacionario el inversor está dispuesto a asumir ya que al hacer un plazo fijo tradicional, en caso de que haya un éxito rotundo de una política de mitigación inflacionaria, podrían darse retornos reales por encima de los obtenibles vía su homónimo en versión UVA y viceversa, si el escenario resulta ser un desmadre inflacionario, el retorno real quedará fuertemente resentido y la opción ganadora será la competidora en esta contienda de alternativas", indicó.

En conclusión, para Torchia la versión tradicional otorga previsibilidad nominal y exentos de impuesto a las ganancias mientras que la alternativa UVA brinda previsibilidad medida en poder de compra (inflación) aunque por tratarse de plazos fijos con cláusula de ajuste (ej: ajustables por variación del UVA), se encuentran gravados en el impuesto a las ganancias a la escala progresiva que va del 0% al 35% dependiendo del resto de los ingresos gravados que tenga el inversor.

Finalmente, hay factores más bien operativos que son trasversales a ambas alternativas como la precancelabilidad y los plazos, que siempre otorgarán un mayor/menor atractivo en cualquiera de las versiones disponibles.

Resultará entonces determinante para la decisión final del inversor tener en cuenta su percepción de inflación esperada y el nivel de riesgo frente a este fenómeno que está dispuesto a afrontar.