lunes 17 de mayo de 2021
ECONOMIA Para la pospandemia
25-11-2020 15:29

Según economistas se necesitan reglas claras, un programa con el FMI y confianza

Miguel Kiguel y Martín Tetaz analizaron la coyuntura internacional en la 41° Convención Anual de IAEF y volvieron a traer al centro de la escena a la “confianza” como piedra angular para reflotar la economía local.

25-11-2020 15:29

Miguel Kiguel y Martín Tetaz participaron en la primera jornada de la 41º Convención Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, IAEF, bajo el lema “El Futuro del Día Después” y entre otros temas analizaron la coyuntura internacional que dejó la pandemia de coronavirus y las posibilidades que tiene la economía local de ir logrando su recomposición, además de la importancia de suscribir un programa con el FMI que podría sentar las bases de la recomposición.  

El escenario internacional está cambiando y no es malo para la Argentina”, dijo Miguel Kiguel e incluso analizó una serie de situaciones que apuntalan el buen momento, como tasas de interés muy bajas, fondos de inversión que buscan la oportunidad de invertir, los precios de los commodities subiendo, la soja en los mejores niveles de 7 u 8 años, el petróleo con aumentos y también buenos precios para los minerales que produce la Argentina. El economista también mencionó el hecho de que Brasil esté creciendo, lo que representa una importante fuente de importante de exportaciones.

Mientras las cosas parecen acompañar desde afuera, Kieguel insistió en la necesidad de “resolver nuestros problemas”. Señaló que la Argentina necesita un programa que le otorgue “confianza” a los inversores para apuntalar la recuperación. “Al Estado no le quedan muchos fondos para que lidere con inversión pública. Hay que buscar que el sector privado invierta y aquí, el programa con el FMI es central”, reconoció.

Kiguel mencionó 4 temas fundamentales para lograr avances. En primer lugar situó a la inestabilidad cambiaria: “Hay que ver como se baja la brecha cambiaria y como lidiamos con el hecho de que casi no hay reservas. No es sencillo”, avanzó.

Como segundo tema, el economista de Econoviews situó a la necesidad de “atacar el tema de inflación”. “En estos niveles es un problema porque a pesar de que es alta algunos precios aún no se han ajustado como es el caso de los Precios Máximos”, vaticinó.

En tercer lugar situó al déficit fiscal. “Tiene que venir más por baja de gasto público que por suba de impuestos que ya está en un nivel altísimo”, recomendó.

Y en cuarto lugar, y tal vez como el tema preponderante, Kiguel situó el programa del FMI. “Seguro deberá incluir reformas macro económicas. Eso podría ser la base de la recuperación de la economía local, porque el país podría desarrollar un programa que genere crecimiento, inversión, reglas de juego claro, y finalmente crecimiento”, dijo.

 

Por la pandemia, mas del 60% de las empresas líderes perdieron rentabilidad y ventas

A su turno, Martín Tetaz concordó con la idea de que el coronavirus le pegó a todas las economías del mundo, pero se cuidó de aclarar que “no en todos lados murió la misma cantidad de gente o le pegó tan fuerte en la caída de la economía”. El economista se refirió al informe de Bloomberg que, de un ranking de 53 países se sitúa a la Argentina en el anteúltimo lugar como el peor país para pasar la pandemia.

“El problema es que todavía no está despejada”, alertó Tetaz. “Tenemos el diario del lunes y ya sabemos que están con la segunda ola en Europa, por ejemplo. Hay que ver cómo puede Argentina hacer frente a esa segunda ola si ocurre”. En este punto analizó duramente el papel del gobierno. “Fracasaron en regalar dinero con el IFE así no soy tan optimista con el tema de la vacunación”, manifestó. De acuerdo a su visión, tener reglas claras permitirían bajar esa “incertidumbre madre” que supone la segunda ola del coronavirus.

Al referirse al “día después” recordó que el gran problema será cómo encararlo. “El problema nuestro es que en el mundo festejan si aparece la vacuna y nosotros nos metimos en una cuaretena tan larga que no podemos pagar. No tenemos moneda ni crédito”, recordó.

“La pandemia nuestra es el efecto colateral. Empezamos a pagar que la economía queda con un déficit estructural y ahí aparece el tema de la confianza. Hay 50 mil millones de dólares que atesoraron 7 millones de argentinos desde 2019 y es escencialemtne consumo reprimido e inversión reprimida. Con lo cual es una excelente oportunidad si se logra revertir la confianza”, dijo.

Claudio Zuchovicki: "Argentina tiene un menú muy interesante para invertir"

Y aquí hizo mención, al igual que Kiguel en el tema de la confianza.Si el gobierno logra un plan hacia adelante más creíble, tiene una chance Argentina; pero no hay estimación concreta de nada”, dijo y se quejó sobre la falta de reglas definidas. “Nunca supimos cuál es el criterio para la toma de decisiones como las de pasar de Dispo a Aspo, de abrir y cerrar escuelas, comercios, etc. Es un comité de expertos que se reúne y decide”. Y volvió a pedir claridad. “Si tenemos reglas hay una chance”, dijo.

En otro orden de cosas, el economista indicó que la pregunta del millón pasa sobre el modelo de negocio de la Argentina. “Cuál va a ser el sistema tributario, no está claro cual va a ser el estímulo a la inversión. Son incertidumbres terribles que la pandemia las está tapando. Ese es el debate de fondo que nos debemos dar y cuanto antes mejor”, alertó.

Finalmente, y atentos a las preguntas de los participantes al evento que este año fue virtual, los economistas respondieron preguntas vinculadas con la posibilidad de atraer o no inversiones de riesgo en el país. Al respecto Kiguel destacó: "La victoria de Joe Biden en EEUU generó un boom en la bolsa, y no sólo porque ganó el sino porque el senado seguirá siendo Republicano, lo que asegura una buena división de poderes, un equilibrio", manifestó. 

En oposición, el economista de Econviews indicó que "en Argentina hay miedo de que el Congreso vuelva a ser una escribanía", dijo.

"Tenemos el riesgo de volver a tener un país con el Poder Ejecutivo y el Legislativo alineado, con lo cual hay peligro de que las leyes salgan sin equilibrio. Y eso es peligroso porque se evitan discrecionalidades", dijo.

Para Kiguel, ese equilibrio complica en Argentina. "La forma rápida y sin debate con que salió el impuesto a la riqueza, por ejemplo, genera ciertas dudas. Hoy eso preocupa", manifestó.

LR