lunes 06 de febrero de 2023

S&P Global Ratings subió las calificaciones crediticias soberanas de Argentina en moneda local

"Consideramos que el incumplimiento selectivo está subsanado luego de la entrega de nuevos instrumentos a los tenedores de bonos", explicaron desde la entidad. Anticiparon que "los desacuerdos dentro de la coalición de gobierno y los desacuerdos internos de la oposición limitan la capacidad del soberano para implementar cambios oportunos en la política económica".

09-01-2023 20:57

S&P Global Ratings subió sus calificaciones crediticias soberanas en moneda local de largo y corto plazo de Argentina de SD y SD, a CCC- y C, respectivamente, así como su calificación en escala nacional de SD a 'raCCC+'.

"Subimos nuestras calificaciones en moneda local de Argentina a 'CCC-/C' ya que consideramos que el incumplimiento selectivo está subsanado luego de la entrega de nuevos instrumentos a los tenedores de bonos", explicaron desde la entidad.

La calificadora dijo que "la perspectiva de las calificaciones de largo plazo es negativa" y que su evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad se mantiene "sin cambio en 'CCC+'", y remarcó que la volatilidad del gobierno "limita la capacidad" de implementar mejores cambios en la política económica.

"Argentina realizó un canje de deuda en pesos la semana pasada que clasificamos como un canje en condiciones desventajosas (distressed) dadas las pronunciadas vulnerabilidades macroeconómicas del soberano y su capacidad muy limitada para extender vencimientos y colocar deuda en el mercado local sin depender continuamente de los canjes, el tercero desde agosto de 2022", escribió S&P Global Ratings.

La Canasta de alimentos aumentó a $73.484 en diciembre 2022 y superó el 100% anual

Como los nuevos instrumentos bajo el canje fueron entregaron a los tenedores de los bonos, S&P Global Ratings consideró el canje en "condiciones desventajosas", equivalente a incumplimiento de acuerdo, como "subsanado". 

La perspectiva negativa de las calificaciones de largo plazo refleja los riesgos relacionados con los desequilibrios económicos pronunciados y la incertidumbre política antes y después de las elecciones nacionales de 2023, se informó.

La calificadora remarcó que los mercados de capitales internacionales están cerrados a Argentina y destacó que "los desacuerdos dentro de la coalición de gobierno y los desacuerdos internos de la oposición limitan la capacidad del soberano para implementar cambios oportunos en la política económica".

"Podríamos bajar las calificaciones en moneda extranjera en los próximos seis a 12 meses en caso de que se presenten políticas negativas inesperadas o acontecimientos políticos negativos que socaven el ya limitado acceso a la financiación", anticipó S&P Global Ratings.

Créditos no bancarios: en 2022, casi 10 millones de personas tomaron préstamos en fintech

Los significativos retrocesos en la ejecución en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) complicarían el acceso a la financiación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y, potencialmente, de otras instituciones multilaterales de crédito, remarcó la entidad.

"Este escenario probablemente disminuiría aún más la confianza de los inversores locales y dificultaría el acceso a los mercados de deuda en pesos, lo que exacerba la necesidad de recurrir a la financiación del banco central en medio de una elevada inflación, lo que conduciría a una baja de la calificación crediticia".

La mayor presión en los mercados financieros locales, incluyendo los depósitos del sistema bancario, o dificultades en la gestión de la deuda del Banco Central (las Letras de Liquidez del Banco Central [LELIQ]) también podrían llevar a una baja de las calificaciones.

Por último, en niveles de calificación tan bajos, "consideramos en general que los canjes de deuda son en condiciones desventajosas y equivalen a un incumplimiento".

S&P Global Ratings dijo que podrían subir las calificaciones en moneda extranjera en los próximos seis a 12 meses si existiera un "historial de ejecución exitosa bajo el SAF"y "sobre cómo la política aliviará los desafíos de financiamiento en el mercado local y brindará un plan para atender los principales problemas de desequilibrios macroeconómicos estructurales de Argentina".

"También podríamos subir las calificaciones si se presenta una recuperación económica pronunciada, que respalde resultados fiscales más sólidos que alivien la presión sobre las necesidades de financiación del gobierno", aclararon.

ds

En esta Nota