lunes 21 de junio de 2021
ECONOMIA Tasas
06-01-2021 15:54

Tarjetas de crédito: sigue tope del 43% de tasa para saldos impagos de hasta $200.000

Lo decidió el directorio del Banco Central. Para saldos superiores a $200.000, los bancos podrán aplicar una tasa diferencial hasta el máximo permitido por la ley de Tarjetas de Crédito.

06-01-2021 15:54

Las entidades financieras deberán aplicar una tasa máxima de 43% TNA  para el financiamiento de saldos impagos de tarjeta de crédito hasta un monto de  $200.000 por cada tarjeta emitida, informó este miércoles el Banco Central.

La decisión fue adoptada por el directorio de la entidad monetaria que resolvió mantener la tasa máxima de 43% TNA para para un universo que representa el 95,5% de los usuarios que utilizan ese mecanismo de financiamiento.

Para los saldos a financiar a partir de los $200.000, la norma del BCRA dispuso que los bancos podrán fijar una tasa diferencial hasta el máximo permitido por la ley de Tarjetas de Crédito, "establecido en un 25% más que la tasa que perciben por los créditos personales, y similares a los que aplican las tarjetas no bancarias".

El 4,5% de las tarjetas emitidas registra saldos superiores al tope de $200.000

El BCRA indicó que, según las estadísticas del sistema financiero, "el 95,5% de tarjetas de crédito registran financiamiento por un monto inferior al tope establecido, por lo que seguirán bajo el régimen de tasa máxima de 43%"

"El 4,5% de las tarjetas emitidas registra saldos superiores al tope de $200.000 y sólo sobre los saldos adicionales los bancos podrán aplicar la tasa diferencial", precisó la entidad monetaria en un comunicado.

El tope de 43% para financiar saldos impagos de las tarjetas de crédito había sido fijado por el BCRA el 10 de abril de 2020 en el marco de aislamiento social, preventivo y obligatorio que para aliviar el bolsillo de las familias en el inicio de la etapa más estricta de la cuarentena

En esa oportunidad el BCRA dispuso que los bancos debían refinanciar automáticamente los saldos impagos de los vencimientos de las tarjetas de crédito con un plazo de tres meses de gracia, y bajó la tasa de financiación del 49% que regía hasta ese momento a 43%.