martes 28 de septiembre de 2021
ECONOMIA economia electoral
27-07-2013 04:32
27-07-2013 04:32

Tras la suba del salario mínimo, siguen las jubilaciones y anuncios en Ganancias

El “paquete redistributivo” incluye $ 40 mil millones a pensionados y cambio del mínimo no imponible del “impuesto al salario”. El déficit financiero creció siete veces en mayo.

27-07-2013 04:32

Después del aumento del 25% del salario mínimo vital y móvil, llegará el turno de la segunda cuota de aumento de las jubilaciones que podría inyectar unos $ 40 mil millones en un paquete que incluye la exención del pago de ganancias del aguinaldo y la suba del salario mínimo, un esfuerzo más para fogonear el consumo en la antesala de las elecciones.
El anuncio de la segunda cuota de jubilaciones y pensiones, que todos los años llega en septiembre desde que se aprobó la ley de movilidad, se espera para la próxima semana –antes de las elecciones primarias– y podría alcanzar hasta un 15% según los cálculos preliminares del Gobierno.

En marzo de este año la suba fue del 15,18% e implicó una inyección de más de $ 30 mil millones. En el 2011 electoral, por ejemplo, las subas fueron de 17,3 y 16,8% respectivamente, mientras que en 2012 la primera cuota fue del 17,6% y la segunda del 11%.

Lo que se vuelque a consumo, en tanto, será “transitorio”, según explicó la economista Marina Dal Poggetto, del estudio de Miguel Bein. El aumento de la capacidad de compra dura entre cuatro y cinco meses, aunque es margen suficiente para llegar a octubre con los bolsillos contentos.

El monto del salario mínimo, en tanto, cosechó críticas. “Hoy, el 36,8% de los ocupados gana menos; incluso el 18% de los trabajadores en blanco gana menos que el mínimo que el Gobierno con tanto orgullo anunciara”, aseguró el diputado por Camino Popular, Claudio Lozano.

De acuerdo con el decreto 1.006, publicado ayer en el Boletín Oficial, están alcanzados quienes hayan recibido como mejor sueldo de enero a junio menos de 25 mil pesos. “El beneficio deberá exteriorizarse inequívocamente en los recibos de haberes que comprendan a las remuneraciones devengadas en el mes de julio del 2013”, detalla la norma. En el anuncio, Cristina había asegurado que “estaban a tiempo de incluirlas en las liquidaciones de sueldo”, que, no obstante, varias empresas ya tenían cerradas.

La exención “por única vez” –aunque en diciembre del año pasado también se concedió– del pago del impuesto a las ganancias sobre el aguinaldo, que informó el jueves tras la reunión del Consejo del Salario Cristina Fernández, implica un desembolso extra de $ 2.657 millones, que el fisco dejará de recibir. Mientras tanto, al interior del Gobierno crecen las voces de apoyo a una suba del piso de ganancias, para lo que se trabaja en distintas propuestas para subir los mínimos.
Hasta uno de los duros defensores de las medidas oficiales, Ricardo Forster, hoy candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria porteño, consideró que “hay que subir el mínimo no imponible para que aquellos que ganan un salario que les alcanza ahí para vivir, no se les descuente”.

Con el anuncio de que no se pagará el “impuesto al salario”, los opositores, además, salieron a anotarse porotos a su favor, entre ellos Pablo Moyano, que consideró que la decisión del Gobierno de anunciar una devolución de Ganancias sobre el medio aguinaldo fue “un triunfo fundamentalmente de los camioneros”.

En esta Nota