viernes 01 de julio de 2022
EDUCACIóN Escuela de Comunicación

Cómo se realizó la investigación sobre el plagio de Javier Milei

Uno de los autores de la tapa de "Noticias" que reveló las irregularidades del diputado es egresado de la Escuela de Comunicación en Periodismo del Grupo Perfil, y aquí detalla el proceso que permitió elaborar el artículo que provocó varias denuncias judiciales.

30-05-2022 17:20

Revista Noticias publicó hace pocas semanas una tapa sobre cómo Javier Milei, economista y diputado nacional por el partido La Libertad Avanza, había cometido una serie de plagios a otros autores en su libro Pandenomics, publicado por Editorial Galerna en septiembre de 2020. La investigación fue realizada por un Juan González, redactor especial de Noticias, junto al periodista Tomás Rodríguez, flamante egresado de la carrera de Periodismo de la Escuela de Comunicación del Grupo Perfil.

La idea comenzó a principios de mayo, cuando Rodríguez trabajó sobre el libro del economista libertario. El periodista egresado en 2021 de la Escuela de Periodismo de PErfil recordaba una denuncia de plagio anterior, realizada por el usuario anónimo Marcos Tullius, en un artículo en la plataforma Medium, en el que se exponía como Milei había hecho “copy paste” de textos de grandes autores del liberalismo político y económico (Friederich Hayek, Ludwig Von Mises, Murray Rothbard, entre otros).

Dicha nota había suscitado un pequeño revuelo, el cual fue contestado por el propio Javier Milei alegando que esas columnas que él había escrito copiando a esos autores al pie de la letra eran “columnas de divulgación por temas de coyuntura y que, por lo tanto, no se estilaba citar a los autores en ellas por un tema de practicidad”. 

“Pandenomics”, el libro plagio de Javier Milei

“Hasta la columna más coyuntural debe tener, en caso de referenciarse en un autor como voz de autoridad para explicar algo, la correspondiente cita. Primero porque así lo establecen las leyes, usos, y costumbres de la actividad intelectual de los autores, y segundo por una cuestión de honestidad intelectual: es clave, para cualquier actividad de ese tipo, conocer el origen de los razonamientos e ideas que se exponen. Es por eso que tomé el libro con la pregunta de si el “copy paste” había sido un “descuido” ocasional por parte de Milei para sus pequeñas columnas o un modus operandi más generalizado”, cuenta el egresado de la Escuela de Comunicación.

A partir de ahí, Rodríguez comenzó a copiar fragmentos del libro y pegarlos en el buscador de Google, que para su sorpresa empezó a derivarlo a otros muchos textos de autores vivos. Estos textos, en la mayoría de los casos, habían sido copiados por Milei casi textualmente, sin cita directa o indirecta, referencia o entrecomillado alguno que indicara su procedencia. Y no eran, como el diputado libertario declaró luego de esta investigación, “unos fragmentos y un sistema de ecuaciones que estaban en dominio público”, si no varias páginas de otros autores. 

Además de comunicados de Naciones Unidas, trabajos sobre las consecuencias de la pandemia en el mundo del trabajo redactados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) o artículos del blog “Diálogos a fondo” del Fondo Monetario Internacional (entre otros muchos casos) Rodríguez se encontró con dos trabajos académicos: uno, "Entender una epidemia", del español Antonio Guirao Piñera, publicado originalmente en DIGITUM, la biblioteca virtual de la Universidad de Murcia, y luego en la Revista Española de Física; el otro, "La matemática de las epidemias", de los mexicanos Alberto Rodríguez, Jorge Cervantes y Salvador Uribarri, era un trabajo publicado en el año 2013 en la revista “Ciencia ergo sum”, que depende de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Javier Milei, el gran copión: los seis plagios de su libro

“Una vez reunida toda la información, empecé a mandar mails, mensajes de Whatsapp, y hasta intenté contactar por redes sociales a todo autor e institución de la cual provenían dichos textos, con la finalidad de obtener un testimonio sobre lo que había encontrado. Solo en los casos de Salvador Uribarri y Guirao Piñera pude obtener finalmente no solo un testimonio, si no un diálogo fluido. Ambos académicos recibieron las evidencias que yo había encontrado y, luego de manifestarme su indignación, me confirmaron que, efectivamente, sus trabajos habían sido plagiados”, confirma Rodríguez.

Luego de sumar a la nota el testimonio de Pablo Slonimsqui, abogado especializado en derechos de autor, como voz especializada en el tema, faltaba un paso clave en cualquier investigación periodística que pudiera comprometer a alguien: avisar a la persona en cuestión, darle la oportunidad de defenderse y sumar su punto de vista. “Tanto Juan González como yo nos comunicamos con los representantes de prensa de Milei, y con Milei mismo, respectivamente. En ningún caso obtuvimos una declaración o respuesta de nadie de ese espectro político y a mí Milei, directamente, “me clavó el visto”, si vale el término coloquial”, explica el egresado de la Escuela Perfil. 

La Escuela de Comunicación es el instituto de educación supeior de Perfil Educación que forma periodistas que reciben títulos otorgados por el Ministerio de Educación. El plantel de docentes está integrado por periodistas en actividad de todos los medios y plataformad del Grupo Perfil, en un plan de estudios totalmente innovador, donde se incluyen materias tradicionales de Periodismo escrito y audiovisual, a las que se le suman asignaturas para complementar la formación en comunicación, como Fotografía, Publicidad, Marketing, Comunicación Institucional y Community Manager.