Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 07 de diciembre de 2019 | Suscribite
EDUCACIóN / Entrevista a Luciana Panke
domingo 10 noviembre, 2019

Mujeres empoderadas para ganar campañas electorales

El suplemento Educación dialogó con Luciana Panke, autora de Campañas electorales para mujeres (Parmenia), libro que profundiza sobre los desafíos históricos y actuales de las candidatas.

por Leandro Bruni

Foto:

Cada época tiene sus avatares. Así lo enfatiza la doctora en Ciencias de la Comunicación y docente de la Universidad Federal do Paraná (Brasil), Luciana Panke, quien además es autora de Campañas electorales para mujeres (Parmenia), libro que explica que, al desafío de las mujeres en la lucha por la igualdad en el mundo laboral, familiar y académico, se le suma el reto de ser candidatas.

A los acontecimientos de conseguir el derecho al voto (1947) y cumplir con una Ley de Paridad de Género (2017), se añade el desafío planteado por Panke en su libro: erigir más mujeres candidatas que puedan disputar liderazgo en los partidos políticos de cara a la sociedad. Para profundizar sobre estas cuestiones, el suplemento Educación dialogó con la autora del libro publicado en Brasil, Argentina y México.

 

¿Cuáles son los desafíos que una mujer tiene a la hora de ser candidata en América Latina?

La mujer candidata, además de superar los desafíos regulares de una mujer en la sociedad, tiene retos ampliados. Para la sociedad latina, todavía la mujer está relacionada con los cuidados domésticos, la crianza de hijos y ser la protagonista en la casa. Es muy común escuchar varones diciéndome “pues mira, mi mujer manda en la casa”, o peor aún, “ayudo a mi mujer en las tareas domésticas”. No perciben que son comentarios machistas que imponen a las mujeres sitios donde pueden “mandar”. Eso enseña cuáles son los lugares donde están los hombres (externos) y las mujeres (internos). La organización de la sociedad en esos términos implica que, cuando la mujer está en situaciones laborales, muchas veces necesita disputar con hombres posiciones de mando y pueden perder aunque tengan más preparación, pues tienen horarios reducidos por imposición de la maternidad, de parejas o por resultar “mal visto” que frecuenten ambientes masculinos como bares para reuniones de trabajo.

En política, esas restricciones son todavía más grandes. Una vez que está en política, se enfrenta a relaciones explícitas de poder donde la disputa es muchas veces cruel. Si examinamos las sociedades, vemos que el poder es ejercido por hombres y la política es estructurada para ellos. Regímenes totalitarios nunca tuvieron mujeres líderes. En las monarquías, ¿cuáles son los roles de las reinas?, ¿son las que mandan en sus reinados? En las democracias, por su parte, hay algo de participación femenina, pero hoy, de los Estados reconocidos por Naciones Unidas, tenemos solamente 27 líderes, tres de ellas son de Suiza por su modelo de gobierno. Entonces, son 24 Estados con mujeres elegidas como presidenta, primera-ministra o jefe de gobierno. Un porcentaje poco más del 10%.

La mujer debe vencer primero el reto que significa confiar en sí misma y que sí puede ser candidata. Con ello, las dudas comunes que deben ser eliminadas son: “¿estaré capacitada?”, “¿qué va a pensar la gente de mí?” y “si no logro vencer, ¿cómo continúo mi carrera política?”. Para ser candidata hay que ser valiente y estar tranquila sobre las capacidades de cada una. Es muy común, tras haber sido criticadas por tanto tiempo, que se cuestione eso.

De las políticas que he entrevistado, varias se quejan de la falta de apoyo de los partidos. Pero participar de las actividades del partido y obtener su apoyo es fundamental para la postulación de las mujeres.

 

Pensemos que estás ante una mujer y tenés que sugerirle tips” de empoderamiento para una candidata en el siglo XXI. ¿Cuáles serían?

Formar buenas redes de contacto, participar activamente de su comunidad, manifestarse en sesiones públicas, escuchar a la gente, ser coherente en su comunicación externa sobre quién es y no intentar mostrar un personaje por cuestión electoral. A su vez, compartir conocimientos, estudiar leyes, formas de financiación y burocracias, capacitarse en el segmento que le gustaría ser representante, formar parte de partidos y agremiaciones, y asistir a cursos de media training y de comunicación.

 

¿Qué barreras ha logrado vencer una mujer candidata antes de ganar las elecciones?

Una mujer elegida ha vencido obstáculos diferentes que un varón: prejuicio de la sociedad, juzgamientos por sus ropas, por su vida personal y por su personalidad, cuestionamiento frecuente de sus capacidades, falta de apoyo financiero y de los partidos, competencia con hombres que ya tienen nombre público consagrado, entre otros.

 

Entre tus responsabilidades, sos la vicepresidenta de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales (ALICE). ¿De qué se trata esta organización y cuáles son los desafíos de tu cargo?

En ALICE reunimos cada dos años a académicos de varios países para compartir resultados de sus investigaciones. Además, son profesionales que aportan a la comunicación política y electoral, de modo que deseamos profesionalizar nuevos politólogos, comunicólogos, periodistas, publicistas, sociólogos y abogados para actuar con calidad en campañas electorales, comunicación de gobiernos, de partidos y otras maneras de comunicación política. En 2020, nuestro encuentro será en Puebla, México, en la última semana de marzo.

Además, lidero el grupo de investigación “Comunicação Eleitoral” de la Universidad Federal do Paraná, Brasil, donde desarrollamos estudios específicos de elecciones, marcas partidarias y procesos persuasivos.

 

*Politólogo, docente e investigador (UBA) @leandro_bruni

 

 

 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4836

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.