ELESPIA
El Espía

Dos periodistas que buscan que Argentina tenga su primera santa fueron distinguidas

Nunzi Locatelli y Cintia Suárez se convirtieron en personalidades destacadas de la cultura de la ciudad de Buenos Aires. Ellas buscan que Argentina tenga en "mama Antula", la primera santa de Argentina.

nunzialocatelli2023
Nunzia Locatelli, Facundo del Gaiso y Cintia Suárez, con sus diplomas de Personalidad Destacada de la Cultura. | PABLO CUARTEROLO/PERFIL

Nunzia Locatelli y Cintia Suárez tienen formación periodística y con esa mirada “observan el Evangelio”. Esta apreciación dada por Roberto Dabusti, licenciado en Comunicación Social  en Comunicación en la Universidad Católica Argentina, define un poco el objetivo que ambas mujeres se propusieron al investigar sobre –por ahora–dos personajes de la iglesia católica, y hacer de esas búsquedas, sendos libros.

Uno de los libros es sobre el papá Juan Pablo I, cuya muerte en septiembre de 1978 es todavía un misterio sin resolver; el otro, sobre mamá Antula, a quien Locatelli y Suárez definen como “una mujer empoderada en el Buenos Aires colonial”, y quien ,si ellas lo consiguen puede convertirse en la primera santa nacida en Argentina. Ésta es una tarea que a ninguna de las dos les parece imposible, fue la investigación sobre Juan Pablo I la que las llevó a descubrir un milagro que éste había realizado en Argentina, y que luego de pasar todos las pruebas –y que algunos también califican como obstáculos– que impone el Vaticano, lograron su beatificación en septiembre del año pasado. Por éstos motivos, en la Legislatura porteña se entregaron respectivos diplomas como Personalidad Destacada de la Cultura a Nunzia Locatelli y a Cintia Suárez.

nunzialocatelli2023
Amalia Amoedo, Martín Cabrales, Marcos Bulgheroni, Nunzia Locatelli y Fabián Perechodnik.

Si bien se podría presuponer que ambas son ultra-religiosas dado que toman como objetos de estudio e investigación a personajes de la iglesia católica como ambas,  el acercamiento que buscan no ése. Por esto, Dabusti ponderó la mirada periodística de ambas, y según él, “Nunzia y Cintia siguen aquello de ‘¡Hagan lío!’ que dijo el papa Francisco en 2013”. Y lo ejemplificó con la investigación de Mamá Antula: ambas vencieron cierta resistencia que había en la jerarquía eclesiástica en Roma, y finalmente ese libro fue publicado por la editorial del Vaticano. Esta mujer del norte argentino del siglo XVIII, por su origen y por su género,  fue invisibilizada no solo por la iglesia argentina y por la historia, aunque cuente con una imagen –sobria por cierto– sobre la avenida 9 de Julio, y en breve –por gestión de Locatelli y Suárez–, su nombre se sumará a la estación Independencia de la línea E de subte.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
nunzialocatelli2023
Nunzia Locatelli, el legislador Facundo del Gaiso, y Cintia Suárez durante la ceremonia en la Legislatura porteña.

“ Es muy difícil para mí hablar de mí misma en público o  ser protagonista de un evento. De hecho, no suelo festejar mis cumpleaños para no llamar la atención sobre mi persona”, dijo Nunzia Locatelli –nacida en Milán y casada con Marcos Bulgheroni–, antes de cumplimentar la formalidad del acto que se realizó en lo que fue el despacho que perteneció a Eva Perón. “Pongo toda mi energía en poner en evidencia a quien fue ocultado por la historia,  especialmente a las mujeres. Les cuento que al principio tuve que derribar el prejuicio de que una extranjera no debía entrometerse en temas argentinos. Sin dejar de lado, además, el hecho de ser mujer, otro obstáculo. (…) Pero la carga es menos pesada si se la lleva entre dos y con Cintia pudimos resignificar esto. Rompimos unos esquemas prefabricados, unos vidrios ideológicos y las retóricas donde está encerrada un tipo de sociedad muy encartonada y fundamentalista“.

Por su parte, Cintia Suárez explicó que "con mi colega Nunzia Locatelli hemos creado una dupla de trabajo en la que narramos historias superadoras de mujeres, hechos inexplicables, y experiencias espirituales. Mi principal intención es ofrecer una fuente de esperanza e inspiración a los lectores. Muchas veces estas investigaciones incomodan o quieren ser acalladas, pero siempre hemos contado con espacios para difundirlas. (...) Gracias nuevamente a la Legislatura Porteña que fue el primer lugar en donde pude editar un libro de mi autoría sobre Mamá Antula”.