EMPRESAS Y PROTAGONISTAS
OPINIÓN

Potenciar nuestra mirada financiera desde chicos y gamificar las finanzas para educar e incluir

Facundo Corsi, CEO y fundador de n1u, analiza la importancia de darle más y mejores soluciones a los jóvenes para evolucionar su vínculo con el dinero y llevarlos al siguiente nivel.

n1u alcanza los 25.000 usuarios a semanas de su lanzamiento
Nuevas fintech en crecimiento | n1u

Cuando vine a la Ciudad de Buenos Aires a estudiar Derecho era chico, estaba solo y la plata se iba rápido. Pronto, dejar que todo fluya fue una estrategia de supervivencia poco eficaz. Necesitaba organizarme. Eso me motivó a pensar qué podía hacer para poner a trabajar la plata que tuviera y obtener alguna ganancia.

Mi curiosidad e inquietud se tradujeron en varios emprendimientos mucho antes de mis 35. Tuve mucho impulso y algo de suerte, pero cualquier chico que quiera emprender hoy necesita contar con herramientas financieras, y apenas el 10% de los jóvenes del país de entre 16 y 19 años de edad está bancarizado. La tarjeta de crédito o débito es el principal producto financiero.

Tener y gastar no deben ser las únicas acciones en las que pensemos cuando hablamos de plata. Pedir un préstamo no necesariamente es malo si aprendemos a hacerlo de manera cuidadosa y con objetivos realistas. De hecho, miles de pequeñas y grandes empresas hoy no existirían si no hubiesen afrontado ese riesgo.

Por eso, es importante que surjan en el mercado alternativas al sistema tradicional que hablen el idioma de los chicos, que sean cercanas, casi un par. La respuesta es, principalmente, digital y la misión que tenemos delante nuestro es urgente: estar a la altura en un mundo que manejan mejor que los adultos que debemos guiarlos y motivarlos.

Facundo Corsi, CEO y fundador de n1u
Facundo Corsi, CEO y fundador de n1u.

Si las finanzas personales comienzan a ser un tema recién cuando tenemos nuestro primer trabajo, llegamos tarde. En cambio, si recibimos educación financiera desde niños, habrá recompensa: nos convertiremos en adultos que tienen una relación sana con sus finanzas y que pueden proyectar, es decir, soñar un futuro.

Desde las fintech hacemos un gran aporte en ese sentido. Somos un puente para las nuevas generaciones, asumimos la responsabilidad de la educación financiera y nos ocupamos de que el nuevo esquema incluya, no expulse. Junto a todo el ecosistema, hacemos que los chicos se acerquen cada vez más temprano a un universo que antes parecía exclusivo para hombres de traje gritando al estilo Wall Street.

No muchos años atrás, rara vez alguien de 18 sentía curiosidad por los bonos y acciones. Hoy a esa edad ya demandan información sobre inversiones y piden productos a medida. Este cambio de mentalidad es una muy buena señal que tenemos que cuidar y potenciar.

Hacer que los chicos tengan un pequeño ingreso y aprendan a administrarlo, motivarlos a que comparen precios en el supermercado o incluirlos en la planificación de salidas familiares siguiendo un presupuesto, son caminos válidos para educarlos en finanzas. Sin embargo, con el avance imparable de internet y todos sus estímulos, el fácil acceso a dispositivos móviles y toda la información disponible, estos métodos pueden resultar insuficientes.

Juguemos, hay opciones para todos. Existen juegos clásicos como el Monopoly y Los Sims, y también podemos explorar caminos más innovadores. Los esports pueden ser la excusa perfecta para que los chicos empiecen a tomar decisiones sobre la base de un presupuesto: ¿ahorrar para comprar algún artículo y personalizar a sus personajes o invertir en adquirir habilidades para avanzar más rápido?

Este universo, que hoy es parte esencial de la identidad de muchos chicos y jóvenes, nos da la posibilidad de tomar mucho de su código, estética y lenguaje, para acercarlos a mundos que a veces les resultan lejanos, entre ellos el financiero. Cambiando la experiencia de pagos, gamificándola y creando comunidad, les damos soluciones a medida, aportamos a la educación financiera y vamos achicando la brecha.

Entre todos tenemos que empezar a saldar esta deuda. Es nuestro deber escuchar a los jóvenes y estar atentos para responder a su curiosidad, para acompañarlos mientras desarrollan sus intereses y pasiones. Que aprendan a administrar su plata de manera responsable, tomar decisiones informadas y fijarse metas económicas realistas, es fundamental para pasar al siguiente nivel.

Facundo Corsi, CEO y fundador de n1u*