jueves 01 de diciembre de 2022
ESPECTACULOS Oriana Sabatini y Nicolas Francella

Elegidos por el hada madrina Cris

Protagonizan Aliados y cuentan cómo reaccionaron sus padres, “Ova”, Catherine y Guillermo, cuando les dijeron que serían actores. Está presente el recuerdo de Romina Yan.

23-06-2013 08:30

En Twitter, Cris Morena, el hada madrina de la farándula argentina (hagan la cuenta, prendan la tele, ¿cuántos rostros salieron de la factoría del Cris Morena Group?), posteó: “¡Finalmente lo sé! ¡Atención! Miércoles 26 es el día ‘A’. A las 21, Aliados por Telefe. Sé que vas a estar conmigo”.

Así comunicó el regreso a la televisión después de la muerte de su hija Romina Yan (el corazón de la serie es un vivero llamado “ViveRo”). En ese proyecto hay dos nombres que sobresalen, por pedigrí: Nicolás Francella (21), hijo del que creemos hoy es el segundo hincha de Racing más famoso del país, Guillermo, y Oriana Sabatini (17), la hipnótica modelo y actriz hija de Catherine Fulop y “Ova” Sabatini, y cantante del hit Ahora o nunca.

Sobre ser Inti, uno de “los seres de luz” en Aliados, Francella sostiene: “Estoy muy orgulloso de hacer mi primera experiencia televisiva con hermosas palabras de una gigante como Cris”. Algo similar sostiene Sabatini, quien interpreta a Azul Medina, una de los humanos de la saga: “Para mí, no puedo haber empezado de lo que me gusta hacer –como actriz y como cantante– de mejor manera en Argentina. Es una oportunidad increíble que se me dio. Está bueno estar acá no sólo porque es la vuelta de Cris, sino por el mensaje que tiene: va a pegar fuerte en todo el que lo vea”.

Francella dice que en Aliados hay “historias que tranquilamente pueden aparecer en la vida de uno”. Algo que Sabatini reafirma: “Es un cable a tierra: muchas series mostraban historias de amor onda Pasión de gavilanes, pero esto tiene historias tan reales y tan cotidianas que me permite realmente definirlo como un cable a tierra.”

Obviamente, por el debut y por el pedigrí, surgen las dudas de los consejos filiales en el gran debut televisivo de ambos. Sabatini: “Mis papás en todo esto siempre me respetaron bastante, aunque obvio que siempre va a estar el consejo. Pero se mantienen alejados en el mejor sentido: me respetan, y cuando ven que lo necesito, me dan un consejo o un tip”. Francella: “Fue más fuerte para él, fue un poco rápido: tuve que tomar una decisión para hacer la película Corazón de león, para hacer esto con Cris. Para mi viejo, que tiene una carrera ya hecha en la televisión, es especial verme encarando algo que él encaró hace veinte o treinta años. Es fuerte. Estamos muy contentos los dos”.

Saben que estar en Aliados puede cambiar su carrera, pero al menos Sabatini elige la calma: “En realidad, no siento presión por ser una nueva chica de Cris Morena. Dudas sí, por la reacción de la gente.” Y Francella insiste: “Mi papá me dijo que no valía la pena si lo sufría, así que lo estoy disfrutando. Por ahora tengo que estar tranquilo”.

 

Ansioso debut

Respecto del estreno la semana que viene, la más que preparada Oriana Sabatini (estudió actuación en Estados Unidos) dice: “No sé si nerviosa, estoy más ansiosa; seguro los nervios me lleguen cuando empiecen a entrarme los mensajes de mi familia diez minutos antes de la primera pasada del programa”. Sabatini y Francella comparten la pantalla con el ya experimentado en el arte de un producto de Cris Morena, Peter Lanzani, y varios nombres nuevos. Y, obvio, hay canciones, lo cual lleva a Francella a decir: “Lo que rescato de la escuela de Cris son los talleres intensivos, clases tres veces por semana de actuación y canto, que te dejan llegar con herramientas y con confianza al personaje a la hora de grabar”. ¿Y Cris? ¿Cómo la ven sus aliados? Sabatini: “No tengo mucho tiempo de hablar con ella porque siempre que la cruzo estamos corriendo. Costó que Aliados llegara a ser lo que es y la veo muy feliz con el resultado”. Francella habla, también, de su primera experiencia como actor: su debut junto a su padre en Corazón de león, el film de Marcos Carnevale donde Francella padre interpreta a un enano: “Antes de crecer en este medio, ya pude compartir algo con mi viejo. ¡Mi primer laburo no sólo con papá sino con Julieta Díaz! No fue una decisión fácil”.

En esta Nota