ESPECTACULOS
LA CRITICONA

Lo nuevo de Cris Morena es una historia de amor de mundos opuestos muy bien realizada

Con un elenco joven maravilloso y rodada en los contrastes de Veracruz, México, propone la atracción entre un chico y una chica de mundos opuestos. Hasta acá nada nuevo, pero tiene una realización tan impecable que sólo se quiere ver más. Está en HBO Max.

0822_duele
Te quiero y me duele, la nueva producción de Cris Morena para Warner Discovery. | HBO Max.

Cris Morena volvió a las andadas. En realidad hace un par de años ya que comenzó con el proyecto de la nueva serie joven que se acaba de estrenar en HBO Max: Te quiero y me duele, rodada en México y con actores de esa nacionalidad. Para eso se instaló en Varacruz, una hermosa playa que tiene también los condimentos dramáticos por el lado de los escenarios naturales que la historia precisaba: marcar la diferencia entre la vida acomodada de la protagonista y la pobreza en la que se encuentra quien será su interés romántico. ¿Qué los une? La música, por supuesto, y la ecología, que cada uno ve desde un lugar diferente.

0822_duele

Alrededor de ellos hay un cúmulo de personajes que van desde adorables a pseudo siniestros, que es donde se ve el acertado trabajo de casting que hizo el equipo. La chica y el chico se conocen de casualidad, cuando él la rescata de la lluvia y la acerca a un compromiso teatral que tiene la chica. Pese a que cada uno está en su propia historia romántica, no se van a olvidar del otro.

El primer episodio, el de presentación, se hace tedioso porque son muchos personajes para introducir y termina pasando una eternidad. Pero después se hace muy llevadera e interesante, aún para los adultos. Creo que es de los mejores trabajos de Cris después de Mini Beat Power Rockers (junto a Mundo Loco de Campanella) que hizo para Discovery Kids.

0822_duele

¿Por qué es bueno habiendo visto solo tres episodios que son los que están disponibles en la plataforma? Hay muchos elementos que se conjugan para un buen resultado: la actualidad de los conflictos es el primero. Hoy se ven de otra manera los mismos problemas que la autora planteó en otras producciones suyas, y se muestran de otra manera, más poética, casi cinematográfica. Hablando de esto, es decisiva la dirección del experimentado Bernardo de la Rosa (tomó parte del primer episodio y el segundo completo), con los mejores encuadres de los últimos tiempos que he visto en una serie.

0822_duele

La historia tiene la tradicional lucha por el bien y por salir de la pobreza, pero aquí el detalle, como ya lo dije, es el elenco. Sobre todo el de jóvenes. Mar Sordo (la chica) no sólo es hermosa y canta bien sino que hace todo creíble simplemente con su mirada. Y encuentra en Roberto Aguilar una contrapartida perfecta, quien lejos del pícaro ladronzuelo compone a un chico con una importante lucha interna. Daniela Martínez, la amiga de ella, está para descontracturar las situaciones, tanto como César Iván Díaz lo logra desde el lado de los pobres con su encanto y positivismo.

0822_duele

Un poco de Robin Hood en los chicos, otro poco de ecologistas en las chicas, mucho de “sufro pero me la banco”, una representación cotidiana y lejos de estereotipos para los personajes gays, y una canción pegadiza en tono de rap que la vas a seguir cantando cuando termine el episodio, ponen en evidencia el gran trabajo que hay detrás de esta serie (y el presupuesto acorde para realizarla). Y ya sabemos que ese trabajo, ese detalle, tiene nombre y apellido: Cris Morena.