sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS /
viernes 25 octubre, 2019

María Onetto: "La actriz que voy siendo tiene que ver con quién me ha mirado y dirigido"

Protagoniza tres obras al mismo tiempo, mientras planea dirigir su propio proyecto en 2020.

Hernán Dobry

María Onetto. Foto: Cedoc.
viernes 25 octubre, 2019

María Onetto no para. En la actualidad, protagoniza tres obras al mismo tiempo: “Potestad”, en el Centro Cultural Caras y Caretas, “La persona deprimida”, en el Centro Cultural San Martín, y “Valeria radioactiva”, en el Espacio Callejón, mientras planea dirigir su propia obra en 2020.

—¿Cómo hace para concentrarse en las tres?

—Por suerte las ensayé en forma separada. Es imposible hacerlo juntas. No sé si es la situación ideal estar haciéndolas a la vez, hubiera deseado que no, porque, también, es la primera vez que actúo sola. Fui entrenando la idea del foco, de estar medio sumergida en las letras y las imágenes. Además, son obras muy bien armadas. Cuando tenés que suplir cosas como actor porque el texto, la estructura o la dirección es débil, ahí si es más esforzado, pero en estos casos es como una partitura.

—¿Por qué se decidió a hacer Potestad, una obra tan identificada con Eduardo “Tato” Pavlovsky?

Tanto Potestad como Norman Briski (el director) en mi imaginario, y me parece que también en el del espectáculo argentino, son seres emblemáticos. Con él, había compartido dos programas como actriz, pero nunca me había dirigido y él es el director original de la obra y que en la idea de hacer una segunda puesta haya pensado en mí, en un espectáculo para un solo personaje, me resultó emocionante. Es una oportunidad muy especial para mí en mi camino, porque muchas veces no se te dan estas cosas. Siento que la actriz que voy siendo tiene que ver con quién me ha mirado y dirigido.

—¿Cómo hizo para separase de la versión del autor?

La idea de que también la forma fuera bastante fuerte y ver que podía comprender el público de un texto, que además en la versión insuperable de Pavlovsky estaba muy apoyado a que él era un hombre, hay muchas referencias masculinas y en algo casi te diría costumbrista y melodramático de su cuerpo, de lo que él era como actor. Que el público acompañase eso nos dio una pauta de que había unas ganas de ver lo que digo que es un eco de Potestad, no es una segunda puesta, sino una segunda capa de un nivel de poesía, entendiendo la poesía como algo que no siempre quiere buscar un sentido. Muchas veces la gente me pregunta ¿por qué el teatro noh? y ¿por qué no? ¿Por qué siempre este afán de entender? Briski quería separarse mucho de la humanidad Pavlovsky y por eso eligió una mujer. Así, armó todo esto, que no solo recae en mí sino, también, en la puesta en escena, la luz, el espacio.

—¿Qué siente al interpretar la obra? 

Antes de salir tengo en general información de si la sala está llena. Hay mucha luz cuando entro y después empieza a cambiar, me siento ensombrecida, hay momentos que me da la luz, que el público está iluminado. Trato de crear una atmósfera, algo cercano a desear que las personas queden imantadas, parecido a lo hipnótico, que haya una potencia energética más allá del personaje y de lo que logre que esa persona busque magnetizarse además de intentar seguir ese texto. Potestad arranca con un sonido, un terremoto, y entro a la escena gateando. Me estremeció mucho cuando me dijeron que iba a ingresar así. Siento el terremoto que suena, me siento en un gran riesgo al hacer la obra por un montón de cosas y me interesa ese lugar también, de no certeza, de borde, de “que Dios me ayude”. Es una ceremonia con la gente y, cuando sucede y ves que los espectadores han quedado unidos a vos, es una gran satisfacción, es una de las cosas por las cuales actúo, es un gran placer estético y emocional.

Entrevista concedida al programa “Voces y memorias”, que se emite los martes a las 20 por Eco Medios AM 1220.

www.hernandobry.com


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.