INTERNACIONAL
anunciada por netanyahu

Advierten que una ofensiva israelí en Rafah puede provocar una catástrofe humanitaria

El primer ministro israelí ordenó al ejército poner en marcha la evacuación de esa ciudad en el sur de Gaza, donde se apiñan más de un millón de palestinos evacuados de otras zonas de la Franja, y preparar una ofensiva contra los cuatro batallones de Hamas, que asegura que aún permanecen en esa zona fronteriza con Egipto. Los llamados llegan incluso de aliados como Alemania y de Estados Unidos, quien adelantó que no apoyaría una operación “sin planificación y sin reflexión”, luego de las críticas del presidente Joe Biden a la reacción “exagerada” de Israel en Gaza.

2023_02_11_gaza_rafah_afp_g
Sin descanso. Día tras día se suceden las imágenes de los bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza y de las muertes de civiles que provocan. Netanyahu adelantó que no se detendrá hasta destruir por completo a Hamas en el territorio. | afp

Hamas advirtió ayer que una ofensiva terrestre israelí en Rafah podría dejar “decenas de miles de muertos y heridos” en esta ciudad del sur de la Franja de Gaza, último refugio de los palestinos desplazados por la guerra en el territorio.

Varios testigos dieron cuenta en las primeras horas de ayer de bombardeos en los alrededores de esa localidad fronteriza con Egipto, donde viven 1,3 millones de palestinos, es decir, más de la mitad de la población total de Gaza. En su gran mayoría, se trata de refugiados que huyeron de la ofensiva israelí en otras zonas de la Franja.

El movimiento islamista Hamas, que gobierna Gaza desde 2007, advirtió en un comunicado sobre el riesgo de “una catástrofe y una masacre que podría conllevar decenas de miles de mártires y heridos”.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Además, el grupo afirmó que responsabilizaría a “la administración estadounidense, la comunidad internacional y a la ocupación israelí” de las consecuencias.

Previamente, el Ministerio de Salud de Hamas indicó que por la noche se notificaron 110 muertes en la Franja. También informó de “intensos combates” en el hospital Nasser de Jan Yunis, en el sur del territorio, donde murió una persona y donde aún permanecen trescientos empleados, 450 heridos y 10 mil desplazados.

Por su parte, el ejército israelí aseguró ayer haber matado a dos integrantes de Hamas en Rafah, sin que el grupo islamista palestino se pronuncie al respecto. Según el portavoz militar, uno de los fallecidos es Ahmed al Yakubi, “responsable de los dispositivos de seguridad de altos cargos de Hamas” y “director de la comisaría de Rafah”, mientras que el otro muerto es Iman Rantisi, un “operativo militar” y “alto cargo en el Departamento de Investigaciones de la Seguridad General de Hamas”.

Hamas no se ha pronunciado sobre el suceso, si bien la agencia palestina de noticias Maan informó la muerte de dos personas en un bombardeo contra un vehículo policial en Rafah, sin que por ahora esté claro si se trata del mismo ataque.

Las fuerzas israelíes allanaron el viernes el otro gran hospital de Rafah, Al Amal y ahora, tras afianzarse en la ciudad de Gaza y en Khan Yunis, las fuerzas israelíes prepararían una operación terrestre en Rafah.

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, pidió el viernes a los militares elaborar un “plan combinado” de “evacuación” de civiles de Rafah y de “destrucción” de Hamas en esa ciudad.

“Es imposible lograr el objetivo de la guerra sin eliminar a Hamas y dejando cuatro batallones de Hamas en Rafah”, afirmó. Para ello, es necesario que “los civiles evacuen las zonas de combate”, añadió.

La población vive en la máxima incertidumbre. “Estamos entre la vida y la muerte y no sabemos si mañana habrá espezanzas de una tregua o cambios en el terreno”, dijo Basel Matar, un desplazado de Rafah.

Consecuencias catastróficas. “Forzar a más de un millón de palestinos desplazados en Rafah a evacuar de nuevo la ciudad sin un lugar seguro adonde ir sería ilegal y tendría consecuencias catastróficas”, afirmó Nadia Hardman, especialista en derechos de personas migrantes y de refugiados para la ONG Human Rights Watch. 

La jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, afirmó en la red social X que una ofensiva en Rafah desencadenaría una “catástrofe humanitaria anunciada”. Otros países, como Arabia Saudita, Jordania y España, expresaron también sus temores, al igual que Naciones Unidas. 

Estados Unidos alertó que no apoyaría una operación “sin planificación y sin reflexión” sobre el destino de los civiles.

En una inusual crítica hacia Israel desde que empezó la guerra hace cuatro meses, el presidente estadounidense, Joe Biden, juzgó “excesiva” la “respuesta en la Franja de Gaza” al ataque terrorista del 7 de octubre. El conflicto estalló ese día, cuando milicianos islamistas mataron a más de 1.160 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a unas 250 en el sur de Israel. 

En respuesta, Israel prometió “aniquilar” a Hamas y lanzó una incesante campaña de bombardeos y operaciones terrestres contra Gaza, donde han muerto hasta ahora 28.064 personas, principalmente mujeres, niños y adolescentes, según el Ministerio de Salud del gobierno de Hamas.

Tensiones en la región. En el frente diplomático, un “nuevo ciclo de negociaciones”, auspiciado por Egipto y Qatar, y con la participación de Hamas, empezó el jueves en El Cairo con el fin de obtener un mayor acceso a la ayuda humanitaria a Gaza y un canje de rehenes en manos del movimiento islamista por presos palestinos en Israel.

La delegación de Hamas dejó la ciudad el viernes después de unas “conversaciones buenas y positivas” con los mediadores, dijo una fuente del grupo.

Una tregua de una semana a fines de noviembre permitió canjear a un centenar de rehenes por presos palestinos. Se estima que unas 132 personas capturadas el 7 de octubre permanecen todavía en Gaza y que 29 de ellas habrían fallecido.

Según el portal Axios, el jefe de la CIA viajará la próxima semana a Egipto para intentar lograr una nueva pausa en los combates y la liberación de rehenes. 

La guerra en Gaza también exacerbó las tensiones en Líbano, Irak, Siria y Yemen, donde grupos apoyados por Irán han lanzado ataques en apoyo a Hamas, generando represalias de Israel y de Estados Unidos y sus aliados.

Un alto cargo de Hamas sobrevivió ayer a un ataque israelí en Líbano, informó una fuente de seguridad palestina, en un incidente en el que murieron dos civiles, según los socorristas. 

En Yemen, bombardeos estadounidenses mataron la madrugada del sábado a 17 combatientes hutíes, informó el medio oficial de la formación rebelde tras las exequias de los fallecidos en Saná, la capital del país.

 

La Autoridad Palestina pide a EE.UU. “detener la locura israelí”

Agencias

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) pidió a Estados Unidos que intervenga inmediatamente para impedir la posible entrada del ejército israelí en la ciudad de Rafah, el último refugio de los palestinos desplazados por la fuerza hacia el sur de la Franja de Gaza, tras el anuncio al respecto efectuado el viernes por el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.

El portavoz de la presidencia palestina, Nabil Abú Rudeina, aseguró ayer que Estados Unidos “no quedaría exento de responsabilidad” si finalmente comienza esta operación israelí por el respaldo proporcionado por Washington a la campaña militar israelí en Gaza tras la muerte de 1.200 personas en los ataques terroristas palestinos en su territorio el 7 de octubre.

Según la agencia oficial de noticias palestina Wafa, Abú Rudeina pidió a la administración Biden que “detenga las masacres genocidas que está cometiendo Israel contra el pueblo palestino” y puso como ejemplo los 25 muertos denunciados esta mañana por fuentes palestinas precisamente en la ciudad de Rafah.

El portavoz pidió a la comunidad internacional que se “una para cortar esta cascada de sangre palestina” y a Estados Unidos que cambie de actitud y actúe con seriedad “para detener esta locura israelí, que ha llevado a la expansión de las zonas de guerra en la región”, recoge la agencia Wafa.

La ANP ya denunció en el momento del anuncio que las declaraciones de Netanyahu, quien explicó que el motivo de la operación consistiría en atacar a cuatro batallones de Hamas que se encuentran apostados en la cidad, son en realidad unas declaraciones que exhiben una “amenaza real” y un “peligroso preludio” del desplazamiento del pueblo palestino de la Franja de Gaza.

Asimismo, responsabilizó “plenamente” a Israel por las futuras “repercusiones” de sus acciones, mientras que también atribuyó a la Administración Biden una “responsabilidad especial” ante una “política tan destructiva”.