martes 31 de enero de 2023

Armas libres, hambre y Amazonía, las principales frases que pronunció Lula en su asunción presidencial

Este domingo 1 de enero de 2023, el líder del Partido de los Trabajadores asumió su tercera presidencia y dejó una importante cantidad de conceptos. Sus diez frases más importantes.

01-01-2023 18:15

La asunción presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva en su tercer mandato es un hito en la historia no solo de Brasil, sino de la América Latina toda. Tras haber pasado por la cárcel, acusado y condenado sin pruebas contundentes, el líder del Partido de los Trabajadores, asumió este domingo 1 de enero de 2023 y dejó dos discursos (uno ante el Congreso y otro ante sus seguidores) encendidos, contundentes, prometiendo mejorarle la vida a su gente, sin rencores ni anclajes en el pasado, pero también con duras críticas a su predecesor, Jair Bolsonaro, que se fue a los Estados Unidos para no participar de la asunción de quien llamaba "el ladrón de nueve dedos".

"Estamos revocando los decretos penales para ampliar el acceso a armas y municiones, que causaron tanta inseguridad y tanto daño a las familias brasileñas. Brasil no quiere más armas; quiere paz y seguridad para su pueblo" dijo el nuevo presidente en su discurso ante el Congreso.

Críticas a Bolsonaro, Amazonía y defensa de la democracia: el discurso de Lula en el Congreso

"Brasil tiene que ser dueño de sí mismo, dueño de su destino. Tiene que volver a ser un país soberano. Somos responsables de la mayor parte de la Amazonía y de vastos biomas, grandes acuíferos, yacimientos minerales, petróleo y fuentes de energía limpia. Con soberanía y responsabilidad seremos respetados para compartir esta grandeza con la humanidad, en solidaridad, nunca con subordinación", señaló.

"Ante el desastre presupuestario que hemos recibido, he presentado propuestas al Congreso Nacional que nos permitan apoyar a la inmensa capa de población que necesita del Estado para simplemente sobrevivir. (...) Lo hice porque no sería justo ni correcto pedir paciencia a los que tienen hambre", expilcó en su primer discurso.

Mujeres brasileñas en peligro

"Es inadmisible que las mujeres reciban menos que los hombres, desempeñando la misma función. Que no sean reconocidos en un mundo político sexista. Que sean acosadas ​​con impunidad en las calles y en el trabajo. Que sean víctimas de violencia dentro y fuera del hogar. También estamos refundando el Ministerio de la Mujer para demoler este castillo centenario de desigualdad y prejuicio", anunció Lula.

El nuevo presidente tambien criticó a actitud de Jair Bolsonaro para enfrentar la pandemia de coronavirus. "El período que acaba de terminar estuvo marcado por una de las mayores tragedias de la historia: la pandemia del Covid-19. En ningún otro país el número de víctimas mortales ha sido tan elevado en proporción a la población como en Brasil, uno de los países mejor preparados para enfrentar emergencias sanitarias, gracias a la competencia de nuestro Sistema Único de Salud. Esta paradoja solo puede explicarse por la actitud criminal de un gobierno negacionista, oscurantista e insensible a la vida. Las responsabilidades de este genocidio deben ser investigadas y no deben quedar impunes", disparó.

Alberto Fernández en Brasilia: ceremonia de investidura y reunión bilateral con Lula da Silva

"Voy a gobernar para 215 millones de brasileños, para todos y todas, mirando a nuestro futuro y no al pasado de intolerancia. Es hora de fortalecer los lazos de familia, que fueron rotos por tanto odio y mentiras, armamentos y bombas, no necesitamos de eso", aseguró en el Planalto, frente a sus seguidores.

"Brasil ha vuelto a ser uno de los países más desiguales del mundo, hace tiempo que no se veía a tanta gente buscando alimentos en la basura o familias con hambre. Los niños deben estar en las escuelas, los trabajadores no deben exhibir un cartón diciendo que necesitan ayuda", expresó entre lágrimas.

Seguidores de Bolsonaro reclamaron una "intervención militar" ante la jura de Lula da Silva

"Jamás hemos sido irresponsables con el dinero público, hemos honrado nuestras deudas, tuvimos superávit fiscales. No habrá gastos innecesarios y vamos a invertir en nuestro bien más precioso, que es el pueblo brasileño. Mucho de lo que hemos construido en 13 años fue destruido en la mitad de tiempo. Primero, con la destitución de Dilma. Luego, con cuatro años de un Gobierno cuyo legado negativo la historia no olvidará". disparó en alusión directa a su predecesor.

"Debemos luchar con todas las fuerzas contra todo lo que hace tan desigual a Brasil. Debemos formar un frente amplio que involucre a toda la sociedad en la lucha contra la desigualdad", definió Lula.

"Es inadmisible que el 5% más rico tenga la misma participación en los ingresos que el 95% restante", completó.

cp