lunes 30 de enero de 2023
INTERNACIONAL Bloqueos y arrestos

Brasil: piden congelar cuentas de Bolsonaro y arrestar al exsecretario de Seguridad de Brasilia

El objetivo del bloqueo es contar con recursos disponibles en caso de que ordene un resarcimiento público por el asalto cometido por bolsonaristas radicales el pasado domingo.

11-01-2023 10:02

El Ministerio Público Federal de Brasil le solicitó al Tribunal de Cuentas que bloqueen las cuentas y bienes del expresidente Jair Bolsonaro en el marco de su presunta participación en el asalto a las instituciones públicas ocurrido el pasado domingo en Brasilia.

Según informaron fuentes oficiales, al mismo tiempo, el juez Alexandre de Moraes, de la Corte Suprema de Brasil, ordenó encarcelar a Anderson Torres, quien fue ministro de Justicia durante la gestión del ex mandatario.

Crisis en Brasil: una comisión investigará a Jair Bolsonaro por el asalto en Brasilia

En esta misma línea, por orden del subfiscal general del Ministerio Público, Lucas Rocha Furtado, también se congelaron las cuentas y bienes de Torres y del gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha.

El objetivo del Ministerio Público al bloquear las cuentas y bienes de los funcionarios es garantizarse los recursos necesarios ante eventuales resarcimientos públicos, en caso de que estos sean condenados y deban pagar los costos de lo ocurrido.

Brasil totalmente conmocionado por el ataque a la democracia
Al menos 1.500 personas fueron detenidas luego de los incidentes del domingo.

Torres se encontraba ocupando el cargo de secretario de Seguridad del Distrito Federal de Brasilia al momento en el que miles de seguidores radicales de Bolsonaro asaltaron y destrozaron las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema, con el objetivo de lograr una intervención militar y derrocar al nuevo presidente, Luiz Inácio Lula da Silva.

"Fue ordenada la prisión del exsecretario de Seguridad Pública de Brasilia, Anderson Torres. Una acción más de la Justicia para mostrar que las instituciones funcionan y no toleran la barbarie", anunció el senador Randolfe Rodrigues, vocero de Lula da Silva en la Cámara Alta.

Por otra parte, De Moraes también dio la orden de arresto para el excomandante de la Policía Militar de Brasilia, Fábio Augusto Vieira, en base a una petición de la Abogacía General del Estado. La misma fue efectuada este martes.

El Congreso de Brasil aprobó la intervención que decretó Lula da Silva

En este contexto, la prensa local de Brasil señaló que Torres se encuentra en estos momentos de vacaciones en Estados Unidos. De todas formas, la Policía Federal decidió registrar su domicilio en Brasilia en busca de pruebas que puedan vincularlo con el asalto.

Cabe mencionar que bajo su gestión como secretario de Seguridad, este domingo miles de simpatizantes de Bolsonaro ingresaron violentamente a las sedes de los tres poderes en Brasilia y destrozaron todo lo que pudieron durante cuatro horas.

Lo ocurrido le costó su cargo a Torres, quien fue destituido por orden del gobernador de la región, Ibaneis Rocha, quien también fue suspendido de sus funciones por 90 días por orden del juez De Moraes en base a una supuesta omisión al momento de detener a los seguidores del expresidente.

Brasilia
Manifestantes bolsonaristas asaltaron sedes de los tres poderes.

Complicidad entre la policía y los manifestantes

A partir de algunos videos difundidos por la prensa brasileña, se comenzó a especular con respecto a una complicidad entre los policías y los manifestantes, dado que algunos oficiales se quedaron mirando y/o fotografiando a los grupos radicales mientras estos invadían las instalaciones.

En este sentido, el Gobierno de Lula da Silva sospechó que el asalto fue posibilitado gracias al consentimiento de las fuerzas policiales de la región y por eso se decretó una intervención en el área de seguridad de Brasilia hasta el 31 de enero.

En consecuencia, los equipos policiales locales deberán estar durante dicho periodo bajo control directo de la Administración central a través de Ricardo Cappelli, interventor que responde a órdenes directas del presidente. Entre sus primeras medidas, Cappelli ya cambió los mandos policiales.

 

AS.