INTERNACIONAL
CONFLICTO EN ORIENTE MEDIO

Comida insuficiente, poca luz y mucho silencio: los primeros testimonios de los rehenes liberados por Hamás

En medio de las liberaciones, comenzaron a trascender detalles de las condiciones de cautiverio que padecieron los israelíes y extranjeros que habían sido capturados desde el inicio de la guerra.

Rehenes de Hamas
80 rehenes israelíes y extranjeros liberados desde el inicio de la tregua entre Israel y Hamás | Twitter IDF

Los 86 rehenes liberados desde el inicio de la tregua entre Israel y Hamás se han mantenido lejos de la luz pública. Sin embargo, a pesar de la discreción exigida por las autoridades israelíes, comienza a transcender información sobre las condiciones de su cautiverio.

La mayoría sigue en hospitales ubicados en distintos puntos del país, en buen estado de salud. Sin embargo, la información detallada sobre la experiencia de los israelíes que fueron secuestrados ha sido cuidadosamente gestionada.

"Comidas irregulares, pitas, humus, mucho arroz y las de conserva, así como agua contaminada: ésta es la dieta a la que se han visto sometidos los rehenes en poder de Hamás", describe Michel Paul, corresponsal de RFI en Jerusalén.

El encargado de la embajada argentina en Israel: "No tengo información de que Macri haya negociado por rehenes"

Ruth Munder, de 78 años y liberada en compañía de su hija y su nieto, fue una de las pocas rehenes que contó detalles sobre sus experiencias durante su detención. A pesar de no haber sufrido torturas ni malos tratos, declaró al Canal 13 de Israel que las condiciones de detención se habían deteriorado a medida que se prolongaba el conflicto.

"Las personas que admitimos perdieron una proporción significativa de su peso en un espacio de tiempo muy corto, un 10% o más", declaró la doctora Ronit Zaidenstein del hospital Shamir. A la vez, agregó que los 17 rehenes tailandeses habían recibido una “dieta muy poco nutritiva”.

"Solo dos horas de luz al día"

Por otra parte, según los testimonios de familiares de los secuestrados, la mayoría fueron retenidos en túneles con poca luz en condiciones sanitarias paupérrimas.

“Hay más de 9.000 muertos en Gaza, de los cuales, casi 4.000 son niños”, aseveró una periodista

Varios rehenes liberados cuentan que “solo les daban dos horas de luz al día”, declaró a Ynet la médica del Hospital Wolfson, Margarita Mashavi. “Cuando pedían un lápiz para escribir y pasar el tiempo, los hombres de Hamás se negaban por miedo a que les pasaran información. No tenían televisión ni material de lectura, así que pasaban el tiempo hablando entre ellos", detalló Mashavi.

"Era sofocante", describe Ruth Munder quien estuvo detenida con hija y posteriormente liberada. Además contó que varios de los rehenes dormían en el suelo y otros "en sillas de plástico alineadas como en una sala de espera”.

 "Cuando necesitaban ir al baño, tenían que llamar a la puerta, a veces teniendo que esperar una hora y media", declaró su hermano Keren Munder.

Miedo a hacer ruido

Familiares de niños y niñas que estuvieron en cautiverio hablaron de los “horrores” que sufrieron cuando fueron detenidos. "Hamás le obligó a ver la película que nadie quiere ver”, dijo la tía del niño franco-israelí de 12 años liberado el lunes, y agrega: “Cada vez que un niño lloraba, le amenazaban con una pistola para que se callara. Cuando llegó a Gaza, los civiles le golpearon. Quería tener la esperanza de que le trataran bien, pero parece que no, son unos monstruos", detalla Deborah Cohen.

 

Quinto día de tregua entre Israel y Hamas: se espera continuar con la liberación de rehenes

Según declaraciones de la ministra francesa de Asuntos Exteriores, Catherine Colonna, los tres niños franco-israelíes liberados por Hamás el lunes 27 de noviembre, Erez y Sahar Kalderon, de 12 y 16 años, y Eitan Yahalomi, de 12, se encuentran bien, a pesar de su "terrible detención" y del "choque psicológico" que sufrieron.

Rehenes de Hamas
Eitan Yahalomi, de 12 años, liberado el 27 de noviembre en el centro médico Sourasky de Tel Aviv, junto con su madre, el 28 de noviembre de 2023. © via REUTERS - ISRAELI DEFENSE FORCES

Otros familiares y padres de jóvenes rehenes que fueron liberados se refirieron al miedo de sus hijos a hablar demasiado alto, hasta el punto de verse obligados a susurrar. “Les apuntaban con armas de fuego” para que dejen de llorar, declaró el padre de Emily, niña israelí-irlandesa de 9 años, quien ahora “susurra” por miedo a “hacer ruido”. "Cuando volvió, literalmente tuve que ponerle la oreja en los labios para oír lo que decía", dijo su padre.

Rehenes de Hamas
La niña israelí-irlandesa Emily Hand, de 9 años, se reúne con su padre Thomas Hand tras varias semanas de cautiverio a manos de Hamás. via REUTERS - ISRAEL DEFENSE FORCES

Los rehenes liberados, que son adultos mayores, afirman que pudieron recibir tratamiento médico durante su cautiverio. Sin embargo, Elma Avraham, de 84 años, fue trasladada al hospital en helicóptero tras ser liberada; los médicos informan que su estado de salud ha mejorado. 

Algunos de los rehenes también afirman haber podido seguir la situación por las radios de su lugar de cautiverio. En las últimas 48 horas, muchas familias han enviado mensajes a sus seres queridos retenidos en Gaza durante entrevistas de radio y televisión.

RM / Gi