jueves 18 de agosto de 2022
INTERNACIONAL CIUDAD DEL VATICANO

El papa Francisco no quiere hacer lío: prohibió que el Vaticano invierta en armas, pornografía y prostitución

El pontífice reorientó la política de inversiones del Estado para que sean "éticas y sostenibles". Prevé el cierre de cuentas en el extranjero y la prohibición de invertir en ciertos sectores, entre ellos los centros "que producen anticonceptivos".

20-07-2022 09:30

El papa Francisco reorientó las inversiones del Vaticano en un nuevo intento para prevenir futuros escándalos que socaven la legitimidad de la Iglesia Católica.

Según informó la Santa Sede en un comunicado, a partir del 1 de septiembre tanto la Iglesia como la Ciudad del Vaticano deberán cumplir con la nueva normativa que regula la política de inversiones para para alinearlas con la Doctrina Social de la Iglesia. 

A tal fin, no solo se eliminarán las iniciativas que tengan "carácter especulativo" sino que prohibirán las inversiones vaticanas en los sectores de armas, prostitución, pornografía y centros "pro aborto" o que producen anticonceptivos.

Ni Argentina ni el Vaticano: el Papa confesó dónde viviría si se retirara

La prostitución y los centros pro-aborto, entre los sectores prohibidos

Plaza de San Pedro, Vaticano 20220606
La nueva disposición regirá para la Iglesia y la ciudad-estado del Vaticano.

"La nueva política de Inversión pretende garantizar que las inversiones estén orientadas a contribuir a un mundo más justo y sostenible; protejan el valor real del patrimonio de la Santa Sede", reza el anuncio publicado por la secretaría de Economía del Vaticano.

La nueva disposición impulsada por Francisco buscará que las nuevas inversiones, necesarias para generar un "rendimiento suficiente para contribuir de forma sostenible a la financiación de sus actividades", permanezcan siempre alineadas a las "enseñanzas de la Iglesia Católica".

La medida quedó enmarcada en el nuevo Documento sobre la Política de Inversiones de la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano, que entrará en vigor a principios de septiembre, establece los factores de exclusión de ciertas inversiones vaticanas en el campo financiero para evitar que "contradigan sus principios fundamentales, como la santidad de la vida o la dignidad del ser humano o el bien común", afirmó la nota oficial.

20 de julio, día de la amistad social: reflexiones desde Fratelli Tutti del Papa Francisco

A tal fin, el documento establece una serie de sectores prohibidos que podrá ser ampliada por el órgano regulador, el Comité para las Inversiones, que además deberá "brindar una lista de los países a evitar en relación con las inversiones", con base informaciones de la Autoridad de Supervisión e Información Financiera (ASIF)". 

Entre los sectores, productos y tecnologías excluidos de las inversiones, como "pornografía y prostitución, juegos de azar, armas e industria de la defensa, centros sanitarios pro aborto, laboratorios que produzcan anticonceptivos o trabajen con células madre embrionales".

Francisco, en contra de la especulación y a favor de causas sociales

La lista también incluye acciones "que no están excluidas, pero que deben ser evitadas", como "inversiones especulativas en materias primas, en la industria petrolera o minera, en la industria de la energía nuclear, en sociedades de producción de bebidas alcohólicas".

El documento excluye "operaciones financieras típicas de estrategias especulativas, inversiones que se basen en la caída de los precios de las actividades financieras o sobre la quiebra de terceros" o realizadas "a través de instrumentos no sujetos al adecuado control de los reguladores oficiales".

El Papa llamó a "responder a la emergencia climática" y a prepararnos para asistir a los afectados

También se prohíben "las transacciones en mercados y productos financieros alternativos, carentes de adecuada liquidez" y "las inversiones en productos financieros que, al no ser socialmente aceptables, puedan dañar la misión de la Iglesia".

A diferencia de lo anterior, la normativa impulsada por el obispo de Roma alienta a invertir en actividades financieras "cuyos emisores sean respetuosos del medioambiente en sus actividades comerciales", y en aquellas que tengan el cuenta el factor social, es decir, que generen "un impacto positivo en la comunidad para erradicar la desigualdad en todas sus manifestaciones".

Finalmente, el documento del Vaticano invita a tener en cuenta a la hora de invertir "el factor gobernanza: se invertirá en actividades financieras emitidas por empresas que ofrecen una gestión honesta, confiable, transparente, prudente y fiscalmente responsable".

cd / ds