lunes 08 de agosto de 2022
INTERNACIONAL sigue la tensión en la frontera

El presidente ucraniano pide abandonar la política de “apaciguamiento” hacia Putin

Volodimir Zelenski pidió a las potencias occidentales que defiendan a su país ante una eventual invasión rusa. Pide reunirse con Putin, que ayer supervisó ejercicios militares con misiles balísticos y de crucero.

20-02-2022 00:32

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, urgió ayer a las potencias occidentales a defender sin restricciones a su país ante una posible invasión de Rusia, que realizó pruebas de misiles con capacidad nuclear cerca de la frontera con la ex república soviética.

Zelenski instó, durante un foro sobre temas de seguridad en Munich, Alemania, a abandonar la estrategia del “apaciguamiento” de Rusia.

“Todo el mundo debe comprender que no son contribuciones de caridad lo que Ucrania pide. Es su contribución a la seguridad de Europa y del mundo, donde Ucrania ha sido el escudo durante ocho años”, agregó Zelenski.

El mandatario se refería al estallido del conflicto con los separatistas prorrusos del este del país y a la anexión por Rusia de la península de Crimea en 2014.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) alertaron ayer de un “aumento drástico” de las violaciones del alto el fuego de 2015.

Según el ejército ucraniano, dos soldados murieron ayer en un bombardeo de los separatistas. Estas serían las primeras bajas militares en más de un mes, en un conflicto que desde su inicio dejó más de 14 mil muertos. 

Calendario “claro” para adherir a la OTAN. En su intervención en Munich, Zelenski pidió establecer un calendario “claro y factible” para la adhesión de Ucrania a la OTAN, una alianza militar de Estados Unidos y las principales potencias europeas. Esa adhesión representaría una línea roja para Rusia, que reclama precisamente garantías de que la OTAN nunca admitirá a Ucrania y de que no se reforzará en su flanco oriental.

Zelenski propuso reunirse con Putin para esclarecer cuáles son sus intenciones. “No sé qué quiere el presidente ruso, por eso propongo que nos encontremos”, declaró.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo ayer que está “convencido” de que Putin ha decidido invadir Ucrania y que la multiplicación de incidentes en el este de ese país busca crear una “falsa justificación” para lanzar su ataque en la semana o los días venideros.

Su vicepresidenta, Kamala Harris, advirtió ayer que si Rusia ataca a Ucrania las fuerzas de la OTAN en el este de Europa se reforzarán y los países occidentales impondrán sanciones económicas “duras y rápidas” contra Moscú.

Putin restó importancia a las amenazas de represalias económicas. “Las sanciones serán aplicadas pase lo que pase. Haya una razón o no, encontrarán una porque su objetivo es frenar el desarrollo de Rusia”, declaró.

Pruebas de misiles estratégicos. Los enfrentamientos con los separatistas del este de Ucrania y la evacuación de civiles de esa región hacia Rusia dieron argumentos a quienes aseguran que Putin se apresta a ordenar la temida invasión.

Putin supervisó ayer ejercicios “estratégicos” con disparos de misiles “hipersónicos”, nuevas armas que el jefe del Kremlin calificó recientemente de “invencibles” y que pueden transportar una carga nuclear.

“Los objetivos previstos durante los ejercicios de las fuerzas de disuasión estratégica se cumplieron totalmente. Todos los misiles alcanzaron los blancos establecidos”, afirmó la Presidencia rusa en un comunicado.

La televisión pública rusa mostró a Putin junto a su homólogo y aliado bielorruso, Alexander Lukashenko, escuchando en una sala de crisis los informes de sus generales.

Washington estima que Rusia dispone de 190 mil efectivos en las fronteras y el territorio de Ucrania, contando las fuerzas rebeldes separatistas de Donetsk y Lugansk.

Unos 30 mil soldados rusos participan además en maniobras conjuntas en Bielorrusia. Moscú asegura que volverán a sus cuarteles cuando los ejercicios concluyan hoy, pero los servicios de inteligencia creen que podrían participar en una invasión de Ucrania.

Rusia anunció esta semana varios repliegues de tropas y denunció la “histeria” occidental sobre el riesgo de invasión, pero al mismo tiempo subió el tono para exigir garantías de que Ucrania no se convertirá en miembro de la OTAN y de que las fuerzas de la alianza se replegarán a sus posiciones.