Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 08 de diciembre de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / Elecciones en España
lunes 11 noviembre, 2019

Por qué a Pedro Sánchez le va a ser aún más difícil formar Gobierno

El PSOE ganó pero con menos diputados. La caída del hundimiento del centro liberal y el salto de la extrema derecha de Vox también complicarán los acuerdos.

El PSOE de Pedro Sanchéz logró la victoria pero con tres diputados menos que la anterior elección. Foto: AFP

España enfrenta una vez más la difícil tarea de formar Gobierno. Las elecciones de este domingo 10 de noviembre complicaron más aún el escenario para los socialistas. Si bien ganó el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) del presidente Pedro Sánchez, lo hizo con menos diputados que en los anteriores comicios. Esto, sumado al hundimiento del centro liberal de Ciudadanos y el salto de la extrema derecha de Vox convierte llegar a consensos en todo un desafío.

Tras las elecciones, el Parlamento español quedó muy fragmentado: existen cinco grandes partidos de ámbito nacional y un total de 16 formaciones. En ese marco, ni el bloque de izquierda ni el de derecha tienen la mayoría absoluta, fijada en 176 diputados en la cámara baja, que suma un total de 350.

El PSOE de Pedro Sánchez logró una victoria agridulce ya que consiguió 120 diputados, tres menos con respecto a las legislativas de abril, cuando ganó también sin conseguir la mayoría absoluta.

El que había sido su aliado y prometía ser su compañero de coalición en el Gobierno en las pasadas elecciones, Podemos, bajó de 42 legisladores a 35. El bloque de izquierdas lo completa una escisión de estos últimos, representada en el partido Más País, que obtuvo tres escaños.

El PSOE perdió tres diputados y Podemos bajó de 42 a 35

La principal fuerza opositora es el conservador Partido Popular (PP) del destituido ex mandatario Mariano Rajoy, que subió hasta los 88 diputados. No obstante, a su derecha tiene un potente competidor: Vox, tercera fuerza política con 52 escaños, que logró el apoyo de 3,6 millones de electores, un millón más que en abril, cuando había conseguido 24 diputados. Finalmente, el espacio de centro liberal representado por Ciudadanos se desplomó y pasó de 57 escaños a 10.

El sistema parlamentario de España obliga a que una vez realizadas las elecciones y elegidos los representantes del Parlamento estos voten al futuro presidente del país. Para ello, es necesario realizar una primera votación de investidura en la que es necesario sumar 176 sufragios, la mayoría absoluta.

En caso de no lograrlo, en una segunda votación es suficiente con que se logren más votos afirmativos que negativos, y no puede haber empate.

Va a ser más difícil que en el pasado, dijo Joan Botella sobre la formación de Gobierno en España

Luego de las elecciones hay varias alternativas que permitirían la investidura de Pedro Sánchez, pero la gran mayoría de ellas son inviables a nivel político, como un acuerdo con el PP o la abstención de Ciudadanos. Es por eso que los analistas de España no se muestran optimistas ante este panorama y auguran que habrá que convocar nuevamente a elecciones.

"Todos los partidos tienen un rival a su izquierda, y otro rival a su derecha y eso les bloquea sus opciones estratégica (...). Mi hipótesis es que va a ser prácticamente imposible la formación de un gobierno en España (...) Va a ser más difícil que en el pasado", consideró a la AFP Joan Botella, catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Barcelona.

El PSOE volvió a ganar las elecciones, pero con tres diputados menos con en la anterior ocasión.
El PSOE volvió a ganar las elecciones, pero con tres diputados menos con en la anterior ocasión.

De momento, y sin detallar cuáles son sus planes, el PSOE ya pidió a los demás partidos "responsabilidad", para que se le deje gobernar, aunque sea en minoría. "Pedimos un cambio de criterio para todos, de generosidad para los intereses de este país", dijo este lunes 11 de noviembre la vicepresidenta Carmen Calvo en la televisión pública. Los socialistas empezaron a presionar al Partido Popular para que se abstenga en una futura votación de investidura y no bloquee a Sánchez.

Con el mejor desempeño de Vox, al PP no le conviene pactar con el PSOE. Esto deja al partido del presidente el intento de acordar con las otras fuerzas a su izquierda, básicamente Podemos, pero también con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y las formaciones independentistas catalanes.

Otra posibilidad, más remota pero no imposible, es que Sánchez podría incluso prescindir de los partidos catalanes si lograra obtener los apoyos de Podemos, Más País, PNV, Ciudadanos y varios pequeños partidos regionales, con los que podría llegar hasta la mayoría absoluta.

España: Pedro Sánchez rechazó la propuesta de la coalición Podemos

Pero esta posibilidad tampoco muchos la ven viable porque en la breve legislatura anterior, Pedro Sánchez y Podemos fracasaron en su intento de acordar un gobierno de coalición, lo que precipitó la repetición de los comicios (y posiblemente la pérdida de votos por parte de ambas fuerzas ayer).

El líder del PSOE llegó a la Presidencia después de la moción de censura contra Mariano Rajoy (PP). Sánchez se vio forzado a convocar elecciones cuando no obtuvo el respaldo suficiente para el Presupuesto del año que viene. Desde el oficialismo se esperaba que la repetición de los comicios los fortaleciera, pero esto no fue lo que sucedió.

El domingo a la noche, el líder podemista Pablo Iglesias volvió a ofrecer al PSOE un gobierno de coalición, pero los socialistas aún no emitieron respuesta. A las tensiones entre el partido de Sánchez y Podemos se suma otro condicionante que lo complica todo y es el factor catalán.

El pasado verano, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el partido más votado en la región este domingo, se ofreció a apoyar a los socialistas. Pero desde entonces la situación empeoró en Cataluña, con la dura sentencia a pesadas penas de cárcel a nueve líderes separatistas, y los posteriores disturbios en las calles de Barcelona y otras ciudades de la región.

El diputado de ERC Gabriel Rufián le echó en cara a Sánchez el endurecimiento de su discurso contra los independentistas en las últimas semanas y le recordó que ahora "está obligado a hablar". No obstante, tampoco se cerró en banda, al decir que su espacio tiene también la "responsabilidad" de conversar “con todos".

B.D.N./F.F.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4837

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.