1st de March de 2021
INTERNACIONAL “terribles perturbaciones”
11-12-2020 23:41

Empresarios británicos ven escenarios de caos con una ruptura total

Véronique Dupont / AFP
11-12-2020 23:41

Escasez de productos, monstruosos atascos, puertos bloqueados y fábricas cerradas. Ante el estancamiento de las negociaciones post Brexit entre Londres y Bruselas a tres semanas de la fecha límite, el Reino Unido se prepara para el caos que podría provocar una ruptura sin acuerdo.

Desde principios de semana, las federaciones industriales alertaron del caos que se avecina a partir del 1° de enero, dado que sin saber si habrá o no un acuerdo comercial con la Unión Europea muchas empresas no han podido prepararse para dar el gran salto.

“Las compañías británicas siguen esperando un acuerdo de Brexit, pero se enfrentan a perturbaciones a partir del 1 de enero” pase lo que pase, afirmó Darren Jones, presidente de la comisión parlamentaria británica sobre empresas tras un encuentro con representantes industriales. 

Estos alertaron de “posible escasez de alimentos y aumento de precios, incluso si se llega a un acuerdo, y de un aumento de costos para la industria del automóvil y preocupación sobre los servicios financieros”. 

James Sibley, director de asuntos internacionales de la Federación Británica de Pequeñas Empresas (FSB), dijo a la BBC que esperaba “terribles perturbaciones en enero”. 

Debido a la pandemia, desde hace semanas los puertos están congestionados y los circuitos de suministro interrumpidos dando al país un anticipo de lo que se avecina.

Muchas empresas intentan recibir sus entregas por adelantado para evitar los temidos trastornos de enero, o piden mayor cantidad para ponerse al día con el retraso acumulado durante los confinamientos.

El miércoles, se registraron kilómetros y kilómetros de monstruosos atascos de tráfico desde y hacia el puerto de Dover, en el Canal de la Mancha.  

Y la situación podría empeorar mucho si no hay acuerdo con la UE.

En un informe sobre el “peor escenario razonable”, el gobierno británico previó colas de 7.000 camiones bloqueados durante dos días en las carreteras y enormes aparcamientos de emergencia en Dover. 

Según el Financial Times, el gobierno creó un grupo de trabajo denominado D20 –por diciembre 2020– dedicado a los caóticos escenarios que podrían surgir tras el 1 de enero, incluida la inundación de los aparcamientos de emergencia en caso de fuertes lluvias invernales, cortes de energía o escasez de combustible. 

El diario afirmó que el ministro de Transporte, Grant Shapps, alquiló ferries de emergencia para intentar desbloquear los atascos de camiones durante seis meses a un costo de 77 millones de libras (102 millones de dólares). 

Período de gracia. Sin un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE, a partir de 2021 sus relaciones comerciales se regirán por las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esto significa que muchas categorías de productos estarán sujetas a aranceles, potencialmente cuotas, y formalidades administrativas inexistentes en el mercado único europeo. 

Cada camión que no tenga todo en orden causará un retraso de minutos en los pasos aduaneros y el efecto acumulativo puede provocar colas de pesadilla. 

Esto perturbará las cadenas de suministro de las industrias, especialmente la de los automóviles, cuya producción está fragmentada por toda Europa y depende de unas existencias mínimas de piezas de repuesto para reducir los costos. 

Cualquier retraso amenaza con provocar paros industriales. 

El fabricante japonés Honda, por ejemplo, suspendió la producción en su planta de Swindon desde el miércoles debido a la falta de piezas y espera reanudarla el lunes. 

Según Sibley, que cita una encuesta del FSB a sus miembros, solo un tercio de las pymes afirman estar listas para el Brexit. 

También está empezando a aumentar la preocupación entre los residentes del Reino Unido ante la perspectiva de la escasez de productos. 

Cuando los periodistas le preguntaron si la población debía hacer acopio de alimentos, un portavoz del gobierno se limitó a decir: “Tenemos una cadena de suministro resistente”. 

Sobre el D20, aseguró que se está “preparando para diferentes escenarios (...) con el fin del período de transición y las presiones que podríamos enfrentar al final del invierno”.

En esta Nota