lunes 30 de marzo de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / UN TABÚ SOCIAL
viernes 6 diciembre, 2019

En India debaten la castración para frenar la epidemia de violaciones "en manada"

Según cifras oficiales, más de 33.000 violaciones fueron registradas en el país en 2017, supone un promedio de 92 ataques por día. Human Rights Watch considera que las cifras son mucho más elevadas.

por Darío Silva D'Andrea

Activistas de Shiy Sena Taksali queman un muñeco, que simulaba a los violadores, para protestar contra la violación y el asesinato de una veterinaria de 26 años. Foto: AFP
viernes 6 diciembre, 2019

La policía india anunció haber abatido a los cuatro hombres acusados de una violación en grupo y de la muerte de una mujer de 27 años durante la reconstrucción del crimen que indignó al país. Los cuatro sospechosos fueron abatidos cuando intentabron escapar durante la reconstrucción nocturna en la ciudad de Hyderabad, una semana después de ser detenidos por violar, asesinar e incinerar el cuerpo de una veterinaria.

La víctima había sido secuestrada la noche del 27 de noviembre cuando iba a poner en marcha su moto. Los cuatro hombres habían reventado una rueda antes y cuando llegó la joven le propusieron ayuda. Los restos carbonizados del cadáver de la víctima fueron descubiertos al día siguiente bajo un puente, en un caso que indignó a un país donde la violencia sexual suele dominar las noticias de diarios y televisión.

El asesinato "es otro ejemplo de la epidemia de violencia perpetrada contra las mujeres y las niñas en India", denuncia Niki Kandirikirira, de la organización Equality Now. "Las supervivientes de violencia sexual se enfrentan a obstáculos enormes para acceder a la justicia y cada día son silenciadas por la intimidación, amenazas y ataques. La tasa de condenas por crímenes contra las mujeres sigue siendo terriblemente baja, y la pasividad y la discriminación por parte de la policía y las autoridades legales es habitual”, agregó.

En respuesta al clamor de una sociedad que se atrevió a tomar justicia por mano propia, en varios casos incluso contra personas que eran inocentes, la Rajya Sabha -Cámara Alta del Parlamento indio- comenzó a recibir propuestas para poner fin a los crímenes sexuales entre las que se plantearon reformas del Código Penal para incluir castigos como la castración quirúrgica o química, las ejecuciones públicas, ahorcamientos ejemplares o ejecuciones por linchamiento.

El portavoz de la oposición, Ghulam Nabi Azad, del Congreso Nacional Indio, guementó que el problema requiere medidas judiciales, pero también un cambio en la "atmósfera" general, en particular incidiendo en medidas educativas, informa el diario 'Hindustan Times'. Inmediatamente después, el senador Santanu Sen defendió con pasión la instauración de juicios rápidos y castigos ejemplares que deberían ser difundidos ampliamente en medios de comunicación para lograr un efecto disuasorio.

Según cifras oficiales, más de 33.000 violaciones fueron registradas en el país en 2017, pero Human Rights Watch considera que las cifras son mucho más elevadas. Esto supone promedio de 92 violaciones por día en todo el país.

Mientras, el senador P. Wilson, abogó concretamente por la castración quirúrgica o química para delitos sexuales siguiendo el ejemplo de Corea o California. La castración en sí sería costeada además por el propio violador, en una propuesta apoyada por la popular senadora y actriz Jaya Bachhan: "Mi sugerencia es algo dura, pero creo que estas personas deberían ser presentadas en público y linchadas", dijo.

Otras voces alertan de los largos procesos judiciales que pueden tardar años en deparar una sentencia en firme o del peligro que supone relacionar estos crímenes con la religión del agresor o la víctima, mientras que otros senadores defienden revisar la legislación sobre pornografía o tráfico de drogas o sencillamente aplicar la pena de muerte solo para violaciones.

“La defensa del honor de las hijas de este estado es una tarea del Gobierno. La violación es un lastre de la sociedad. No debe haber espacio en la sociedad para semejante acto. Deben tomarse severas acciones contra los violadores”, dijo la oficina del jefe de Gobierno de Uttar Pradesh, Yogi Adityanath.

Un tema tabú, castigo para las víctimas

La violencia sexual sigue siendo un tema tabú en India, ya que las supervivientes temen el estigma o una posible venganza si denuncian los ataques. A pesar de las dificultades, el número de casos registrados por la policía se ha ido incrementando paulatinamente desde 2012, cuando una violación “en manada” en un autobús en Nueva Delhi conmocionó al país.

Siete años después de ese brutal ataque en grupo que provocó el nacimiento del movimiento indio contra las agresiones sexuales, las mujeres que denuncian todavía son maltratadas por la policía o presionadas para que no digan nada, según un informe de Human Rights Watch. Muchas víctimas hacen justicia por mano propia y terminan presas, mientras otras son obligadas a casarse con su violador para salvar el “honor” de la familia.

Según las últimas cifras oficiales, más de 33.000 violaciones (la mayoría, en “manada”) fueron registradas en el país en 2017, de ellas, 10.000 víctimas menores. Mientras las protestas en reclamo de medidas más drásticas continúan en aumento, los avances fueron lentos y muchas mujeres siguen sin denunciar los hechos o sin recibir compensación por lo que sufrieron. De hecho, HRW denuncia que en algunos hospitales se sigue realizando el examen de "los dos dedos", en el que los médicos introducen los dedos en la vagina de la mujer para determinar si es activa sexualmente, a pesar de que esta práctica está prohibida en la India desde 2013.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4950

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.