viernes 25 de junio de 2021
INTERNACIONAL Caso Anna y Olivia
11-06-2021 12:40

España: encuentran en el fondo del mar el cuerpo de Olivia, una de las niñas secuestradas por su padre

Olivia de seis años, y Anna, de uno, habían desaparecido junto a su padre el 27 de abril. El cuerpo de la hermana mayor fue hallado a mil metros de profundidad en Tenerife.

11-06-2021 12:40

El caso conocido como “las niñas de Tenerife” causa conmoción en España. En las últimas horas del jueves 10 de junio se confirmó el hallazgo de Olivia, de seis años, en el fondo del mar. 

Junto a su hermana Anna, de un año, habían sido secuestradas por su padre, Tomás Gimeno, de 37 años, el 27 de abril. 

Aquel día, Gimeno retiró a Anna de la casa de su madre, Beatríz Zimmerman, de 35 años, y luego recogió a Olivia de un campamento. 

Desesperada búsqueda de dos niñas en España: se las llevó su padre

Tras ser visto por última vez embarcando una lancha con seis bolsos en el puerto deportivo Marina de Tenerife, el rastro de los tres se había perdido. Desde entonces eran intensamente buscados por las fuerzas de seguridad española. 

Cómo fue el hallazgo y la confirmación de la tragedia

El jueves 10 de junio, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias confirmó que la guardia civil había localizado el cuerpo de Olivia a mil metros de profundidad, a tres millas de la costa de Tenerife, según informa el diario El País.

El levantamiento del cadáver fue informado por la magistrada titular del juzgado de primera instancia e instrucción N° 3 de Güimar (Santa Cruz de Tenerife). 

El cuerpo fue hallado por el robot del buque de búsqueda de Ángeles Alvariño, del Instituto Oceanográfico Español, el jueves. Estaba en una bolsa de deporte, que tenía otra en su interior. 

El cadáver fue trasladado y llevado al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en San Cristobal de La Laguna.

El recorrido del padre hasta el asesinato

El 27 de abril, Tomás Gimeno recogió a Anna de la casa de su madre, Beatríz Zimmerman, de 35 años. Después fue a buscar a Olivia a un campamento al que acudía tras el colegio. Tras ello, llegó al puerto deportivo de Marina Tenerife. 

Ni las cámaras de seguridad ni el guardia detectaron a las niñas. Sí se vio al padre cargando en la lancha seis maletas y bolsos. Lo hizo en tres viajes desde su Audi A3 blanco. 

De acuerdo a la crónica del diario El País, aquella ocasión zarpó dos veces. La primera regresó al puerto y efectivos de la Guardia Civil le llamaron la atención por saltarse el toque de queda. A la medianoche volvió a zarpar y allí se perdió su rastro. 

Al día siguiente, encontraron a la embarcación vacía, a la deriva, sin ancla, frente a la localidad del Puertito de Güimar

Poco después se encontró flotando una silla de bebés para autos, que era utilizada por Anna.

La zona fue delimitada por el geoposicionamiento del teléfono móvil del padre de las niñas la tarde y noche de la desaparición. 

 

Violencia vicaria

La cobertura del caso en medios españoles habla de un claro ejemplo de violencia vicaria, esto es, la intención de causar daño a la madre a través de las hijas. El maltratador persigue no matarla si no causarle el mayor sufrimiento posible. Desde 2013, 39 menores han sido asesinados. En 36 casos los asesinos fueron sus padres biológicos. 

De la esperanza a la tragedia

La madre escribió varias cartas en las que mantenía su esperanza de que se trate de una fuga. Con el paso de los días el tono de sus expresiones se había vuelto pesimista.

El presidente Pedro Sánchez lamentó la tragedia

El impacto de la noticia sobre el hallazgo de Olivia hizo que las máximas autoridades de la sociedad española se expresaran al respecto. Así lo hizo a través de su cuenta de Twitter el presidente Pedro Sánchez. “No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, ante la terrible noticia que acabamos de conocer. Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos”. 

“No hay palabras para acompañar a Beatriz en estos momentos de terrible dolor. Estamos aquí para lo que sea necesario. No más #ViolenciaVicaria”, escribió la ministra de Igualdad, Irene Montero

El titular de Justicia, Juan Carlos Campos, expresó en tanto, que “la consternación y el dolor nos invade ahora mismo a todos ante las noticias sobre las niñas Olivia y Anna”. 

LC CP

En esta Nota