jueves 08 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL en campaña

“Estoy en contra del aborto, pero la mujer es la que decide”, dice Lula

07-10-2022 23:55

Lula da Silva dijo  hoy que está en contra del aborto, aunque matizó recordando que se debe “entender que es la mujer quien tiene la hegemonía sobre su cuerpo”, y que legislar sobre esta cuestión le corresponde al Congreso.

“Yo estoy en contra del aborto: soy padre de cinco hijos, abuelo de ocho nietos, bisabuelo de una bisnieta, al fin y al cabo quien decide si tiene o no tiene un aborto es la mujer, que es ella que dice si quiere o no quiere”, aseguró Lula, que el 30 de octubre disputará el ballottage con el presidente Jair Bolsonaro.

Durante un acto de apoyo a su candidatura en San Pablo, Lula fue consultado una vez más sobre su postura acerca de esta cuestión.

“Quien tiene que decidir sobre el aborto es quien está embarazada, que es la mujer, quien tiene que tener más poder de decidir si quiere o no. La ley existe. Ese no es el papel del presidente de la república, es el papel del Legislativo y sobre todo es un papel que la gente tiene que entender que es de la mujer, quien tiene la hegemonía sobre su cuerpo”, sostuvo.

No es la primera vez que Lula da Silva se manifiesta en estos términos durante la campaña. La cuestión del aborto en Brasil es un asunto delicado debido a la arraigada tradición religiosa de un país, que solo permite la interrupción del embarazo de manera legal en caso de violación o de riesgo para la madre.

Estas declaraciones también se dan en un momento en el que el PT está llevando a cabo una campaña para recabar el voto entre el influyente electorado cristiano, en especial el evangélico, que tiene más afinidad con su rival, Jair Bolsonaro, dado que al parecer Lula ya cuenta con el apoyo de los católicos.

Por su parte, Bolsonaro ha puesto en duda la veracidad de estas palabras y ha acusado a Lula de apoyarse en quien “odia la Iglesia” y defiende el aborto. “No hay nada más vergonzoso que defender una idea contraria a todo aquello en lo que crees solo para ser elegido”, criticó el candidato a la reelección, que rechaza la interrupción voluntaria del embarazo y es un enemigo declarado de la “ideología de género”.

A pesar de que desde 1940 es legal el aborto en Brasil en estos casos, es frecuente que los grupos antiabortistas, que cuentan con un amplio respaldo de jueces, médicos y políticos conservadores, intenten impedir que muchas mujeres puedan acceder a este derecho. A mediados de 2020 a una niña de 10 años violada por su tío se le negó el tratamiento en un hospital del estado de Espíritu Santo y tuvo que viajar hasta la capital de Pernambuco, Recife, para poder llevar a cabo el proceso.

En esta Nota