domingo 26 de marzo de 2023
INTERNACIONAL disconforme

Fidel, contra la "enorme hipocresía" de la Unión Europea

El líder cubano despreció el levantamiento de sanciones por parte de la UE y aseguró que no tendrá consecuencias económicas positivas para la isla.

20-06-2008 23:44

Fidel Castro despreció hoy la decisión de la Unión Europea (UE) de levantar las sanciones a Cuba, por considerarla una "enorme hipocresía", según un artículo publicado en un sitio oficialista digital.

"A mi edad y en mi estado de salud, uno no sabe qué tiempo va a vivir, pero desde ahora deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión", dijo Castro en una "reflexión" publicada en el portal Cubadebate.

El líder cubano destacó que "esto se hace aún más evidente cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados procedentes de los países latinoamericanos", en referencia a la polémica ley migratoria recientemente aprobada.

"A Cuba, en nombre de los derechos humanos, le exigen la impunidad de los que pretenden entregar, atados de pies y manos, la patria y el pueblo al imperialismo", dijo al referirse a los opositores.

Castro, quien renunció a la presidencia en febrero por convalecer desde hace dos años de una enfermedad, calificó de "desprestigiada" la forma en que los cancilleres de la UE llegaron al acuerdo de abolir las sanciones impuestas a Cuba en 2003, y suspendidas desde 2005.

"No implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país. Por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos y, por lo tanto, su bloqueo económico y financiero continúan plenamente vigentes", añadió.

Además, opinó que los gobiernos que se opusieron al levantamiento de las sanciones no podrían responder de forma coherente a la situación de crisis mundial climática, alimentaria y energética.

"La impotencia política reina, la ignorancia y las ilusiones tienden a generalizarse. Ninguno de los gobiernos, y menos aún los de la República Checa y Suecia, que eran renuentes a la decisión de la Unión Europea, podrían responder de forma coherente a las interrogantes que están sobre el tapete.

Mientras tanto, agregó, "en Cuba los mercenarios y vendepatrias al servicio del imperio se halan los pelos y rasgan sus vestiduras en defensa de los derechos de traición e impunidad".

"Tengo muchas cosas que decir, mas por hoy basta. No deseo molestar, pero vivo y pienso", aseveró el líder cubano, quien se dedica a escribir artículos de prensa en su retiro médico.

Las sanciones fueron impuestas por la UE en 2003 en represalia por la detención y condena de 75 opositores, y quedaron suspendidas en 2005 por gestión de España, que también incidió fuertemente para que ayer fueran eliminadas en forma definitiva.

Fuente: AFP

En esta Nota