lunes 27 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL ALERTA
06-09-2021 00:34
06-09-2021 00:34

Golpe de Estado en Guinea: militares apresaron al presidente y disolvieron las instituciones

Tras la captura de Alpha Condé, las fuerzas especiales procedieron a suprimir la Constitución, cerrar las fronteras y reemplazar a funcionarios y ministros por soldados. En un mensaje televisado, afirmaron querer llevar a cabo una "transición inclusiva y pacífica".

06-09-2021 00:34

Las fuerzas especiales de Guinea afirmaron el domingo 5 de septiembre haber capturado al presidente Alpha Condé, conquistado la capital Conakry y "disuelto" las instituciones, en un golpe de Estado militar que provocó numerosas escenas de júbilo.

Hasta el momento, no fueron reportados muertos pese a los intensos disparos que se escucharon en la mañana de la capital de este país de África del oeste, que atraviesa desde hace meses una grave crisis económica y política, acentuada por el Covid-19

"Decidimos, después de detener al presidente, quien actualmente está con nosotros (...) suprimir la Constitución en vigor, disolver las instituciones y también al gobierno, así como el cierre de fronteras terrestres y aéreas", señaló uno de los golpistas.

Junto a éste, el jefe de las fuerzas especiales, el teniente coronel Mamady Dumbuya, envuelto en la bandera guineana, prometió ante la televisión nacional "lanzar una consulta nacional para abrir una transición inclusiva y pacífica".

"Tenemos todo Conakry y estamos con todas las fuerzas de defensa y de seguridad para acabar de una vez con el mal guineano", declaró Dumbuya, una personalidad poco conocida hasta ahora, en una entrevista para la cadena de televisión France 24.

Acto seguido, anunció la instauración de un toque de queda a partir de las 20H00, la sustitución de los gobernadores y prefectos regionales por militares y convocatoria a ministros salientes y presidentes de las instituciones a una reunión el lunes.

Tras celebrar su asunción al poder en Guinea, los golpistas difundieron un video del presidente Condé, de 83 años de edad, estando éste bajo arresto. Le preguntan si ha sido maltratado y Condé, vestido con jeans y camisa, sentado en un sofá, se niega a responder.

Como fue ante dicho, desde hace meses, este país de África occidental, de los más pobres del mundo pese a sus considerables recursos minerales e hídricos, vive una profunda crisis política y económica, agravada por la pandemia de covid-19. 

La elección de Condé en 2010, el primer presidente elegido democráticamente tras décadas de regímenes autoritarios, parecía ser una vuelta de página y sin embargo no solo provocó destrozos a nivel nacional si no que, además, condujo hacia una deriva dictatorial.

Su candidatura para un tercer mandato, el 18 de octubre de 2020, provocó meses de tensiones, con decenas de muertos. Condé fue finalmente proclamado presidente para un tercer mandato el 7 de noviembre, pese a que candidatos denunciaron irregularidades.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó "firmemente" el golpe y exigió "la liberación del presidente" Condé. De la misma manera respondió la Unión Africana (UA) y La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO).

Mientras tanto, el Frente Nacional de Defensa de la Constitución (FNDC), una coalición de movimientos políticos y de la sociedad civil, dijo que tomó nota de "la detención del dictador" y de las declaraciones de los militares sobre la Constitución.

JFG