domingo 02 de octubre de 2022
INTERNACIONAL ayer fue su funeral

Gorbachov: miles de rusos lo despidieron, sin la presencia de Putin

04-09-2022 00:03

Miles de rusos dieron su último adiós ayer a Mijaíl Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética, en una ceremonia sin brillo y sin la presencia del presidente Vladimir Putin.

Gorbachov, quien falleció el martes a los 91 años de una “larga y grave enfermedad”, fue enterrado en el cementerio de Novodévichi en Moscú, junto a su esposa Raisa, fallecida en 1999, mientras una orquesta militar tocaba el himno nacional ruso.

Durante su permanencia en el poder, de 1985 a 1991, esta figura clave del siglo XX impulsó reformas democráticas y económicas para tratar de salvar a la Unión Soviética, poniendo de ese modo fin a la Guerra Fría.

Muchos rusos, en cambio, le atribuyen el repliegue geopolítico de Moscú y el desmoronamiento económico y moral de Rusia en los años posteriores a la desaparición de la URSS. Confirmando esa desafección, el gobierno ruso no decretó ningún día de duelo oficial. Además. la ceremonia se desarrolló en ausencia de Putin, lo que el Kremlin atribuyó a problemas de agenda.

Centenares de personas hicieron cola, durante la mañana ante la Casa de los Sindicatos, un lugar simbólico de Moscú donde se velaron los restos de varios dignatarios comunistas, entre ellos los de Josef Stalin en 1953, para dar su último adiós a Gorbachov.

En el interior podía verse un gran retrato del difunto ex dirigente junto a su féretro abierto. A un lado estaba sentada Irina, su hija, junto con otros familiares.

Flanqueando el féretro se encontraban dos guardias de uniforme, mientras los visitantes depositaban flores y se inclinaban en señal de respeto.

Viktor Orban. En plena crisis abierta entre Moscú y Occidente a causa del conflicto en Ucrania, ningún gran líder mundial estuvo presente en la ceremonia. El primer ministro húngaro Viktor Orban, cercano al Kremlin, fue el único dirigente extranjero que visitó Moscú, donde se inclinó ante los restos de Gorbachov porque fue una de las razones por las que Europa Central “se deshizo del comunismo pacíficamente, sin pérdidas humanas ni derramamiento de sangre”, destacó en Facebook.

Putin tampoco ignoró totalmente el deceso. El jueves visitó el hospital donde falleció Gorbachov y la televisión lo mostró inclinándose ante el féretro, sobre el cual colocó flores.

El miércoles, el actual hombre fuerte de Rusia rindió a Gorbachov un homenaje con implicaciones mínimas, al afirmar que fue “un estadista que tuvo un gran impacto en la evolución de la historia mundial” y que se había esforzado en proponer “sus propias soluciones a problemas urgentes”.

La relación entre Putin y Gorbachov osciló entre momentos de estima y de reproches, antes de dejar lugar a una cordial indiferencia mutua. Las capitales occidentales recordaron en cambio cálidamente la figura de Gorbachov, por haber propiciado el acercamiento Este-Oeste y la reducción de los arsenales nucleares, lo cual le valió en 1990 el Premio Nobel de la Paz.

En esta Nota