lunes 17 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Crisis política en Washington
09-01-2021 01:14

Grieta en EE.UU.: Trump no irá a la investidura de Joe Biden

Los demócratas exigen la renuncia del presidente, su destitución o un impeachment, tras los ataques de sus seguidores al Congreso.

09-01-2021 01:14

Mientras los demócratas exigen la salida de Donald Trump del poder, el presidente anunció que no asistirá a la ceremonia de investidura de su sucesor, Joe Biden, dos días después de que sus partidarios asaltaran y destrozaran el Capitolio, en incidentes que dejaron cinco muertos. A doce días de que culmine su mandato, las especulaciones sobre lo que puede suceder en el último capítulo de su presidencia son variadas y van desde un impeachment, una destitución invocando la 25ª Enmienda, una improbable renuncia o la permanencia en el cargo, pidiendo la hora para llegar al 20 de enero en el Salón Oval.

Por lo pronto, no estará en las escalinatas del Capitolio cuando Biden pronuncie su discurso inaugural. “A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de juramento el 20 de enero”, escribió Trump en Twitter. La dura respuesta de Biden no tardó en llegar: “Es una de las pocas cosas en las que él y yo hemos estado de acuerdo. Es algo bueno que no aparezca. Ha sido una vergüenza para el país”. El republicano será el primer presidente que se niega a asistir desde Andrew Johnson en 1869.

La crisis política que propició Trump va mucho más allá del traspaso de poder. Tras arengar a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio para reclamar a los legisladores que objeten los resultados de las elecciones presidenciales, Trump volvió a enviar señales a su electorado, apenas 48 horas después de los violentos incidentes. “Los 75.000.000 de grandes patriotas americanos que votaron por mí, por America First y por Hacer a América grande otra vez tendrán una gigantesca voz por mucho tiempo en el futuro. ¡No serán irrespetados o tratados injustamente de ninguna manera, forma o manera!”, aseveró, insinuando que no se retirará de la política. Sus esfuerzos por desacreditar y deslegitimar el resultado de las elecciones, sumados a la insurrección del miércoles, le valieron críticas de la prensa y de la oposición, que rápidamente comenzó a redactar artículos para iniciar un juicio político. Los escenarios que se abren en Washington son tan variados como inciertos.

Demócratas pidieron a Pence a destituir a Trump: "No está mentalmente sano"

Impeachment. Los demócratas de la Cámara de Representantes presentarían la acusación el próximo lunes y votarían antes del fin de semana. Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara, amenazó con “medidas” si Trump “no deja el cargo de manera inminente y voluntaria” o si el vicepresidente Mike Pence no inicia el proceso constitucional para remover al presidente.

Trump ya fue enjuiciado en diciembre de 2019 por presionar al presidente de Ucrania, Volodmir Zelenski, para iniciar una investigación contra Biden y su hijo, pero fue absuelto por el Senado. El impeachment tiene dos obstáculos que parecen insalvables: quedan pocos días para agotar todas las instancias procedimentales en el Congreso y hace falta una mayoría de dos tercios en el Senado, que implicaría el voto a favor de 18 senadores republicanos. En 2019 solo uno se animó a hacerlo: Mitt Romney.

Destitución. Pelosi y el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, pidieron que Pence invoque la 25ª Enmienda de la Constitución, según la cual el vicepresidente y la mayoría del gabinete pueden declarar a Trump incapaz de cumplir sus obligaciones y removerlo del cargo. Hasta el momento Pence no se expresó públicamente. Las renuncias de varios de los miembros del gabinete tras los incidentes del miércoles y su negativa a dialogar con Pelosi indicarían que no está dispuesto a desplazarlo. Aun si lo hiciera, Trump podría impugnar la decisión y, entonces, el Congreso votaría. Para que la destitución se efectivice, necesitan una mayoría de dos tercios en el Capitolio.

Trump ya fue enjuiciado en diciembre de 2019 por presionar al presidente de Ucrania

Renuncia. Es la versión más improbable por la personalidad de Trump, sus declaraciones públicas y su estrategia política. De hecho, su mensaje de ayer a sus seguidores indica que continuará activo en la arena política. Las voces pidiendo un paso al costado se propagaron en la prensa, incluso en medios de derecha. The Wall Street Journal publicó un editorial categórico: “Con respecto a Trump, robando algunas famosas palabras pronunciadas en 1940 contra Neville Chamberlain: ‘En nombre de Dios, váyase’”.

Aguanta hasta el final. Trump podría permanecer en el cargo hasta el 20 de enero. Según publicó The New York Times, planea visitar la frontera con México la próxima semana para destacar sus políticas anti inmigración, una de las banderas que lo llevaron al poder en 2016. Por otro lado, el líder republicano podría bajar el perfil y retirarse a su residencia de Mar a Lago, en Florida, o viajar al exterior, una versión que cobró fuerza en las últimas semanas. Con respecto a sus últimos minutos en el poder, hay sólo una certeza. Trump no dejará que lo fotografíen detrás de Biden, aplaudiendo su primer discurso en el poder.

En esta Nota