martes 18 de mayo de 2021
INTERNACIONAL conspiranoicos, influencers y neonazis
09-01-2021 00:43

Rostros del grupo que tomó por asalto el Congreso

Los investigadores ya conocen quiénes organizaron con semanas de anticipación el ataque al Capitolio que siguió al acto en el que habló Donald Trump. Las redes sociales jugaron un papel clave en la coordinación.

09-01-2021 00:43

La mayoría son hombres, aunque también había mujeres, entre ellas la murió baleada por la policía, y todos eran blancos. Sus rostros han dado la vuelta al mundo desde que irrumpieron en el Capitolio el miércoles, fotografiados con los pies sobre el escritorio de una congresista, desfilando con una bandera confederada o sentados en la oficina del presidente del Senado. 

¿Quiénes son estos partidarios de Donald Trump, tan embriagados en la retórica del presidente que fueron capaces de sembrar el caos en el Congreso estadounidense?  

Richard Barnett, el del escritorio. Originario de Arkansas, este sexagenario con un fuerte acento sureño irrumpió en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. Es “mi oficina”, dijo el miércoles a un canal de televisión. “Yo soy un contribuyente. Soy un patriota. No es su oficina. Se la hemos prestado””.

Conocido localmente por manejar un grupo de Facebook a favor de las armas, 2A NWA STAND, Richard Barnett afirma que se halló en esta oficina por casualidad. “Me empujaron aquí”, dijo, cuando “buscaba el baño”. Apodado “Bigo”, dejó antes de irse una nota insultante dirigida a Pelosi. 

Jake Angeli, el de cuernos de bisonte. Con el torso desnudo y una cofia amerindia con cuernos de bisonte, este “guerrero espiritual”, como se describe a sí mismo, atrajo como un imán a fotógrafos y camarógrafos de las cuatro esquinas del Capitolio. Originario de Arizona, Jake Angeli fue visto numerosas veces en las protestas pro-Trump en Phoenix de los últimos meses, vistiendo siempre su ahora famoso tocado. Este treintañero se presenta como “un soldado digital de QAnon”, el movimiento conspirativo que afirma que Trump fue elegido para salvar a Estados Unidos de los burócratas del “estado profundo” y de demócratas prominentes que adoran a Satanás y abusan de los niños. “Somos patriotas, en el frente de Arizona, que queremos llevar nuestra energía positiva a (Washington)”, escribió en un mensaje publicado en diciembre en la red social favorita de los ultraconservadores, Parler. Según los investigadores, fue uno de los organizadores de la invasión.

Matthew Heimbach, el militante neonazi. Fotografiado junto a Jake Angeli, este hombre de 29 años, rostro redondo y anteojos sin montura es calificado por el Southern Poverty Law Center, un observatorio de grupos extremistas, como “el rostro de una nueva generación de nacionalistas blancos”. Se le considera uno de los organizadores del mitin de extrema derecha en Charlottesville (Virginia), en agosto de 2017, al margen del cual una mujer fue asesinada por un simpatizante neonazi.

Adam Johnson, el del podio. Sorprendido por la cámara cuando se llevaba el podio de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, este treintañero que llevaba una gorra de Trump hizo un gesto amistoso al fotógrafo, todo sonrisas. Fue rápidamente identificado como Adam Johnson, un residente de Parrish, Florida, según la prensa local.

Por el momento su esposa, una médica, es quien está pagando las consecuencias. Ahora los numerosos sitios que hacen referencia a ella están inundados de mensajes sarcásticos sobre el vandalismo del marido.

Ashli Babbitt, la mujer que murió. Fue la primera víctima conocida de la violencia del miércoles. Mientras intentaba atravesar una ventana rota en un pasillo del Congreso, la mujer recibió, a quemarropa, una bala disparada por un policía del Capitolio. Más tarde sucumbió a sus heridas. De cerca de treinta años, californiana, conspirativa y “libertaria”, según su cuenta en Twitter, Babbitt, que fue parte de la Fuerza Aérea durante 14 años y, entre otros destinos, sirvió en Afganistán e Irak. Un día antes de marcha hacia Washington, la ex militar de 35 años tuiteó: “Nada nos detendrá... Ellos pueden intentarlo e intentarlo e intentarlo, pero la tormenta está aquí y está descendiendo a DC en menos de 24 horas... De la oscuridad a la luz”.

Tim Gionet, el influencer que transmitió en vivo. Entre la turba que tomó por asalto el Capitolio también había “influencers” con una gran cantidad de seguidores en las redes sociales. Uno de los más destacados es Tim Gionet, un activo militante digital que se hace llamar “Baked Alaska”. Su transmisión en vivo desde el interior del Capitolio fue vista por miles de personas. Partidario de Trump, Gionet se hizo conocido como “troll” de Internet. El Southern Poverty Law Center lo calificó como un “nacionalista blanco” y YouTube prohibió su canal en octubre después de que publicara videos de él acosando a los trabajadores de una tienda y negándose a usar una mascarilla en medio de la pandemia de coronavirus. También Twitter y PayPal le cerraron sus cuentas. 

Los “muchachos orgullosos”. Varios miembros de este notorio grupo de supremacistas blancos, a los que Trump se negó a condenar durante uno de los debates presidenciales, estuvieron entre quienes irrumpieron en el Congreso. Se trata de un grupo exclusivo para hombres, creado en 2016, y enemigo declarado de los inmigrantes. Sus integrantes suelen exhibirse armados en varios actos y su principal líder, el cubano-americano Enrique Tarrio, había sido detenido el día anterior al acto de Trump por la policía de Washington. En el ataque al Capitolio participo, entre otros, Nick Ochs, que tuiteó una selfie dentro del edificio, con un cigarrillo en los labios y la frase “Hola desde la capital, jajaja”. También filmó una transmisión en vivo desde el lugar. En el perfil que tiene Ochs en la aplicación de mensajería Telegram, se describe a sí mismo como un “Anciano orgulloso de Hawái”.

En esta Nota