viernes 18 de junio de 2021
INTERNACIONAL la tercera posicion
11-01-2020 02:58

Irak: masiva manifestación contra Washington e Irán

11-01-2020 02:58

Miles de personas salieron ayer a las calles en Irak, en una movilización en repudio a la presencia de Irán y Estados Unidos, cuyos enfrentamientos recientes en suelo iraquí eclipsaron el movimiento cívico de protesta contra el gobierno iraquí. Por su parte, Washington descartó la posibilidad de retirar sus tropas de ese país.

En la plaza Tahrir de Bagdad, al igual que en otras ciudades del sur del país, atronó un “¡No a Irán! ¡No a Estados Unidos!” en las manifestaciones más multitudinarias de las últimas semanas.

Desde hace varios días circulaban llamados en las redes sociales para retomar el movimiento de protesta que había empezado el 1º de octubre de 2019.

Ayer por la madrugada hubo enfrentamientos entre policías y manifestantes en Kerbala, así como varios manifestantes detenidos en Basora.

Los iraquíes denuncian a sus dirigentes, a los que acusan de ser “incompetentes” y “ladrones”, lo que desató una crisis de legitimidad política que provocó la renuncia del primer ministro, Adel Abdel Mahdi, aún en funciones hasta la designación de un sucesor.

“Reanudando las manifestaciones demostramos nuestro apego a las reivindicaciones de la revolución de octubre, es decir que nuestros dirigentes dejen de acaparar los recursos de nuestro país”, dijo a la AFP Haydar Kazem, un manifestante en Nasiriya, al sur de Irak.

El movimiento que empezó de manera espontánea fue duramente reprimido por las fuerzas de seguridad, que provocaron 460 muertos y más de 25 mil heridos.

Tanto el gobierno iraquí como las fuerzas de seguridad están dominados por militantes proiraníes. El Parlamento reclamó el fin de semana pasado la salida del país de las tropas estadounidenses, consideradas por Irán  una “fuerza de ocupación”.

Sin embargo, los manifestantes también denuncian la influencia de Teherán y piden mejores condiciones. En Irak uno  de cada cuatro jóvenes está desocupado y uno de cada cinco vive bajo el umbral de pobreza.

Casa Blanca. Estados Unidos rechazó ayer el pedido de Irak de discutir la retirada de sus 5.200 soldados desplegados en el país, después de la muerte del general iraní Qasem Soleimani tras el ataque de un dron estadounidense en Bagdad.

Molesto por el asesinato, visto como una violación de la soberanía iraquí y como una manera de volver a sumir a su país en una guerra, el primer ministro de Irak, Adel Abdel Mahdi, pidió el jueves al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que envíe una delegación para empezar los preparativos del retiro de sus tropas.

El Departamento de Estados respondió que está listo para “una conversación”, pero no para sacar a sus soldados. “En este momento, cualquier delegación enviada a Irak se encargaría de discutir la mejor manera de revalidar nuestra asociación estratégica, no de discutir un retiro de tropas, sino nuestra fuerza adecuada y correcta en Medio Oriente”, dijo en un comunicado la vocero del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

“Queremos ser amigos y socios de un Irak soberano, próspero y estable”, agregó, al referirse a Estados Unidos como “una fuerza para el bien”.

El presidente Donald Trump ha considerado que la invasión a Irak en 2003 fue un error y que el despliegue de tropas es un despilfarro. Sin embargo, respondió enfadado a las peticiones de Irak de retirar a los uniformados.

En esta Nota