lunes 30 de enero de 2023

Jair Bolsonaro descartó viajar a Estados Unidos para evitar el traspaso de mando a Lula Da Silva

El mandatario brasileño negó los rumores que lo acusaban de estar a punto de volar hacia el país norteamericano para no asistir a la ceremonia de asunción de Lula da Silva.

28-12-2022 11:54

Jair Bolsonaro negó los rumores de un posible viaje a Estados Unidos en el que permanecería tres meses junto al expresidente estadounidense Donald Trump para evitar traspasarle el mando al presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva el próximo domingo 1 de enero.

"No voy a hacer una fiesta. Fake. No viajaré este miércoles. Fake", confirmó el mandatario brasileño de forma escueta en diálogo con CNN Brasil luego de que en la prensa trascendiera la versión de que tenía todo preparado para mudarse tres meses a Orlando, Florida.

El Tribunal Electoral de Brasil investigará a Jair Bolsonaro

De todas formas, fuentes cercanas a Bolsonaro habrían revelado a la prensa local que el presidente de Brasil solo trabajó cuatro días desde que perdió la reelección ante Lula el pasado 30 de octubre y que podría viajar este jueves o viernes a Estados Unidos

A su vez, los medios brasileños informaron que su hijo, asesor digital y concejal de Río de Janeiro, Carlos Bolsonaro, ya se encuentra en Florida. En este contexto, el mandatario debería festejar Año Nuevo en Mar-a-Lago, el centro turístico propiedad de Donald Trump en Palm Beach, en el mismo estado.

En lo que respecta al acto de asunción de Lula da Silva que tendrá lugar en el Palacio de Planalto, la sede de gobierno, hasta el momento se desconoce si contará con la participación de autoridades bolsonaristas.

Brasil está en alerta en vísperas de la asunción de Lula

Cabe aclarar que Bolsonaro en ningún momento reconoció su derrota y tampoco condenó los ataques del pasado 12 de diciembre cuando un grupo de sus seguidores quemó más de una decena de vehículos como protesta en contra del traspaso de mando al presidente electo.

A su vez, un empresario bolsonarista fue acusado de colocar dinamita en un camión transportador de combustible para intentar volar el aeropuerto internacional de Brasilia. Según confesó luego el acusado, George Washington Sousa, su objetivo era generar caos y que se decrete estado de sitio antes del 1 de enero.

En este contexto, la ceremonia de asunción de Lula en Brasilia contará con un operativo de seguridad reforzado. Del mismo formará parte la Fuerza Nacional de Seguridad, policía de elite del gobierno federal, ante el temor de un nuevo ataque por parte de los seguidores del mandatario saliente.

 

AS/ff