martes 27 de septiembre de 2022
INTERNACIONAL Impeachment en puerta

La Cámara Baja de Estados Unidos debate en una sesión histórica los cargos contra Trump

La Cámara baja, controlada por la oposición demócrata, decidirá al final del día si aprueba los cargos de "abuso de poder" y "obstrucción al trabajo del Congreso".

18-12-2019 18:02

La Cámara de Representantes de Estados Unidos inició este miércoles una histórica sesión en la que el pleno debate sobre si avanza con el proceso contra el presidente Donald Trump por abuso de poder, en una jornada que cristaliza la división de la clase política y del país. La Cámara baja, controlada por la oposición demócrata, decidirá al final del día si aprueba los cargos de "abuso de poder" y "obstrucción al trabajo del Congreso" contra el mandatario.

En el Senado, que probablemente abrirá el proceso en enero, se espera que Trump sea absuelto, pues se necesitan al menos 67 votos para destituirlo y los republicanos ostentan 53 de los 100 escaños. El magnate republicano está acusado de intentar presionar a Ucrania para que investigara a uno de sus principales rivales de cara a las presidenciales de 2020, el exvicepresidente Joe Biden.

En la mañana, Trump insistió en Twitter en que no hizo "nada malo", al día siguiente de dirigirle una amarga carta a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, diciéndole que "la historia la juzgará duramente" por el proceso. Más tarde, siguió con otra tanda de tuits, afirmando -todo en mayúsculas- que este es "un ataque contra Estados Unidos y contra el Partido Republicano".

Un comité de la Cámara baja formalizó los cargos por el juicio político

En su turno de palabra, Pelosi dijo que los demócratas no tenían otra opción que lanzar el proceso y dijo que Trump es una "amenaza continua para la seguridad nacional".

Trump HP Social

Trump pasará el día en la Casa Blanca y en la tarde, coincidiendo casi con la hora de la votación, se desplazará a Michigan para un mitin con sus simpatizantes. Los seguidores del mandatario hicieron fila horas antes del inicio del acto, soportando temperaturas polares, pertrechados de frazadas mientras escuchaban rock. "El presidente va a estar trabajando todo el día. Va a ser informado por su equipo a lo largo del día", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

El juicio político divide a los estadounidenses: 45% quiere que Trump sea destituido (77% entre los votantes demócratas) mientras un 47% se opone, según un sondeo de CNN-SSR. Este miércoles, fuera del Capitolio en Washington decenas de personas, según una periodista de la AFP, se congregaron para dar su apoyo a los legisladores con carteles que decían "Trump tiene que irse". "Siento que tenemos que mostrarle a las personas ahí dentro que esto nos importa", dijo Jill Watson, una jubilada de 72 años partidaria del proceso contra el mandatario.

La hoja de ruta demócrata para el juicio político contra Donald Trump

Pese al clima de polarización en Washington, a ambos lados del hemiciclo los legisladores concordaron en el diagnóstico de que esta es una jornada triste para el país. Un puñado de legisladores demócratas moderados, elegidos en circunscripciones favorables a Trump, han dicho que apoyarán el juicio del presidente, incluso si corren el riesgo de perder votos o de quedarse sin escaño. Solo dos de los 233 representantes demócratas podrían votar a favor de Trump, en tanto ninguno de los 197 legisladores republicanos ha anunciado hasta ahora su apoyo al proceso de destitución.

House Speaker Nancy Pelosi And Sen. Schumer Speak To Media After President Trump Announces Deal To End To Government Shutdown
La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Al inicio del solemne debate, el legislador republicano Tom Cole dijo que este es un "día triste", descalificó el proceso como "partidista" y acusó a los demócratas de llevar a cabo un procedimiento apresurado. La representante demócrata de Florida Donna Shalala dijo que llegó a la audiencia con "profunda tristeza", pero que los hechos citados son "peligrosos" e "indiscutibles". Sin embargo, hay pocas posibilidades de que el proceso contra Trump avance en el Senado, donde han sido juzgados dos presidentes: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos exonerados. El republicano Richard Nixon, involucrado en el escándalo Watergate, prefirió renunciar en 1974 antes de sufrir este escarnio.

El presidente busca ahora convertir el proceso en su contra en un elemento que atice a sus bases y le dé un impulso para la reelección. Consciente del riesgo electoral, Pelosi contuvo durante mucho tiempo los llamados a iniciar un proceso contra Trump, hasta que estalló el escándalo ucraniano.

impeachment estados unidos infografia 20191205

Finalmente lanzó la investigación a fines de septiembre, tras conocerse la denuncia de un funcionario no identificado sobre la presunta conducta inapropiada del presidente durante una llamada telefónica el 25 de julio con su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski. Varios testigos confirmaron ante el Comité Judicial de la Cámara Baja las presiones para obligar a Kiev a anunciar la apertura de una investigación por corrupción contra Biden y su hijo.

La Casa Blanca se negó a cooperar con la investigación, calificándola de "inconstitucional", y prohibió a varios de sus asesores dar testimonio.
Por esta razón, los demócratas lo acusan tanto de haber abusado de su poder para beneficio personal como de haber obstruido el trabajo del Congreso.

EA

En esta Nota