Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 21 de octubre de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / FUEGO CRUZADO
miércoles 1 mayo, 2019

La crisis de Venezuela desata una moderna "guerra fría" entre Rusia y EE.UU.

La Casa Blanca dice que el Kremlin frenó la renuncia y exilio de Nicolás Maduro. Rusia critica la injerencia estadounidense. El chavismo entre las dos potencias.

Miles de venezolanos se enfrentaron a las tropas leales a Nicolás Maduro que avanzaron sobre ellos con tanquetas en Caracas. En los enfrentamientos murió un joven y resultaron heridas más de medio centenar de personas, entre ellos un coronel de la Guardia Nacional. Foto: AFP
miércoles 1 mayo, 2019

Nicolás Maduro dedicó buena parte de su presentación televisiva de este martes para responder las versiones de la Casa Blanca sobre su renuncia y atacar directamente al presidente estadounidense, Donald Trump. "Nunca hubo un loco como este (...) y su pandilla (...) ¡Qué desequilibrio mental puede llegar a tener esta gente", ha dicho, refiriéndose también al secretario de Estado, Mike Pompeo, y al asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

En la mañana del martes, Pompeo había revelado que Maduro estaba dispuesto a renunciar, después de que el autoproclamado mandatario interino, Juan Guaidó, anunciara el inicio de la "Operación Libertad" para derrocar al Gobierno, pero que Rusia lo disuadió. "Tenía un avión en la pista. Estaba dispuesto a irse esta mañana, hasta donde nosotros sabemos, y los rusos le han dicho que debería continuar", dijo a la CNN, donde agregó que "se dirigía a La Habana".

"El señor Trump estallaba en mil improperios", mientras Bolton "daba órdenes a militares y civiles en Venezuela para que se sumaran al golpe de Estado que ha sido derrotado como escaramuza" y Pompeo decía que Maduro pensaba huir a Cuba, respondió Maduro. "¡Dios mío, señores de Estados Unidos, hasta dónde van a llegar ustedes"", se lamentó en su discurso nocturno en el Palacio presidencial de Miraflores.

Balas, sangre y fuego: 40 fotos impactantes de un día de furia en Venezuela

Aunque negó la versión de Pompeo ("Por favor, señor Pompeo, ¡qué falta de seriedad!"), Maduro guardó silencio sobre la revelación de Bolton, según la cual el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Mikel Moreno, y el comandante de la Guardia Presidencial, Iván Rafael Hernández, habían acordado con Guaidó que dejarían caer a Maduro.

El poderoso Padrino tampoco se pronuncíó al respecto, pero fue a Miraflores para ratificar su lealtad y la de toda la FANB a Maduro advirtiendo que sus tropas están dispuestas a usar las armas para defender la Revolución Bolivariana. "Creemos que es muy importante que figuras clave del régimen que han estado hablando con la oposición durante estos tres últimos meses cumplan su compromiso de lograr una transición pacífica del poder", había dicho Bolton desde la Casa Blanca.

Bolton afirmó ante CNN que se refería a Padrino, Moreno y Hernández porque "todos coincidían en que Maduro tenía que irse" y estaban dispuestos a hacer las gestiones necesarias para que otros altos cargos y militares les siguieran, pero, de acuerdo con el asesor estadounidense, se habrían echado atrás en el último momento porque Cuba y Rusia habrían alertado al presidente venezolano de estas maniobras.

Estados Unidos dice que Maduro tenía un avión para irse a Cuba y Rusia le ordenó quedarse

John Bolton dijo, además, que el Gobierno de los Estados Unidos hizo saber con claridad a su par de Rusia que no debe intervenir en la crisis venezolana: "Hemos dejado en claro a los rusos, tanto de forma pública como en conversaciones privadas, que nos tomamos muy en serio sus acciones respecto a Venezuela; y en especial ahora, cuando las vidas de civiles inocentes están en juego, esperamos que los rusos no interfieran en lo que está pasando en Venezuela", dijo Bolton.

Bolton, además, hizo un llamado al ministro de defensa y al presidente del Tribunal Supremo de Venezuela en Twitter, advirtiéndoles esta era su última oportunidad de aceptar a Guaidó y escapar de las sanciones o "hundirse con el barco". El senador republicano de Florida, Marco Rubio, aseguró que funcionarios venezolanos de alto rango que apoyan públicamente a Maduro "habían estado trabajando para sacarlo" y su doble cruz pronto sería expuesta.

Por otra parte, el representante especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, dijo que Rusia debería presionar a Maduro para evitar situaciones de violencia en el país, después de que un grupo de militares se sublevaran en apoyo al líder opositor. "Los rusos han estado jugando un rol que ayuda muy poco. Sí ayudarían que hicieran un llamado a la no violencia", dijo Abrams a la prensa. "Una de las cosas que hemos visto hoy son algunos casos de violencia de parte de las fuerzas de seguridad venezolanas contra civiles desarmados e inocentes", dijo. 

En respuesta, el gobierno de Vladimir Putin asegura que no es la intervención rusa, sino la estadounidense, la que podría llevar a un colapso de la situación en Venezuela. "En Washington, varios políticos no lo destructivo que puede ser este camino, en el que ellos mismos manejan toda esta historia. Esto es extraño, porque todos ya lo ven. Si Washington continúa realizando un intento de interferir en los asuntos internos, provocaría una situación de colapso", dijo la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

D.S.

 

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4789

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.