jueves 08 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL GUERRA EN EUROPA

La "farsa" del referéndum de Putin en Ucrania continúa con soldados armados puerta a puerta

Los referéndum que se celebran en regiones ucranianas, al menos parcialmente, bajo ocupación rusa- fueron calificados de "farsa" por Ucrania y Occidente y marcan una importante escalada en el conflicto que comenzó el 24 de febrero y en el que, según la ONU, "se cometieron crímenes de guerra".

25-09-2022 17:02

El Kremlin parece haber enviado soldados para obligar a los ucranianos a votar en los referéndums de anexión a Rusia en cuatro regiones de Ucrania controladas total o parcialmente por Moscú. Las consultas, que comenzaron el viernes, fueron tachadas de "falsas" por los líderes del G7, que prometieron no reconocerlas "nunca".

"Mi familia fue obligada a votar a punta de pistola en el disfraz ruso de un 'referéndum' en el sur de Ucrania", dijo Maxim Eristavi, periodista y cofundador de la radio Hromadske International, que publicó un video que pretendía mostrar a soldados armados entrando al lugar donde vive su familia y obligándolos a votar a favor de unirse a Rusia.

Serhiy Haidai, gobernador de la Lugansk ocupada, dijo que algunas ciudades bajo la ocupación rusa fuero acordonadas por completo para garantizar que la gente vote, con cruces en la columna "no" registradas en un cuaderno. 

Los medios estatales rusos dijeron que los guardias armados que hacen cumplir la votación puerta a puerta están allí por "seguridad".

Comenzaron los referendos en la zonas ocupadas de Ucrania para la anexión a la Federación Rusa

Los referéndum que se celebran en regiones ucranianas, al menos parcialmente, bajo ocupación rusa- fueron calificados de "farsa" por Ucrania y Occidente y marcan una importante escalada en el conflicto que comenzó el 24 de febrero y en el que, según la ONU, "se cometieron crímenes de guerra". 

Las votaciones en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk y en las meridionales de Jersón y Zaporiyia empezaron el viernes y se extenderán hasta el 27 de septiembre.

Estaba previsto que cientos de colegios electorales en los cuatro territorios abrieran, así como otros en Rusia, para que pudieran votar los desplazados. 

"Esperamos que, después del referéndum, dejen de bombardearnos y tengamos paz y orden", dijo Vladimir Shutov, de la región de Lugansk y que acudió a votar a la representación de Donetsk en Moscú. 

El resultado predeterminado por Rusia haría que el territorio ucraniano se convirtiera en un país "independiente" bajo la ley rusa, antes de unirse rápidamente a la federación rusa como un 'sujeto federal', dijeron los medios estatales del Kremlin. 

Una comisión de la ONU afirma que Rusia cometió “crímenes de guerra”

Una hipotética integración en Rusia de estas cuatro regiones, que los observadores dan por sentada, implicaría que Moscú, siguiendo su doctrina, podría usar sus armas atómicas para defenderlas de la contraofensiva lanzada por Ucrania en el este y el sur del país.

Putin aseguró que protegería el territorio ruso por "todos los medios", mientras que el expresidente y actual número 2 del Consejo de Seguridad del país, Dmitri Medvedev, señaló que esto implicaría inclusive el uso de "armas nucleares estratégicas".

"Nunca reconoceremos esos referendos que parecen ser un paso hacia la anexión rusa y nunca reconoceremos esa supuesta anexión si llega a producirse", declararon los líderes del G7 (integrado por Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Canadá y Japón).

El presidente estadounidense, Joe Biden, fue más allá y advirtió que impondrá "costos económicos adicionales rápidos y severos a Rusia" si usan estos referendos "farsa" para anexar estos territorios.

A 7 meses de la invasión de Ucrania, las claves del mayor despliegue militar desde la Segunda Guerra

"Estados Unidos nunca reconocerá el territorio ucraniano como otra cosa que no sea parte de Ucrania", dijo en un comunicado. "Los referéndums de Rusia son una farsa, un falso pretexto para tratar de anexar partes de Ucrania por la fuerza en flagrante violación del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas".

Su par ucraniano, Volodimir Zelenski, se mostró confiado de que "el mundo reaccionará con total justicia a los seudoreferendos". "Serán condenados inequívocamente", afirmó.

En Moscú, San Petersburgo y otras ciudades, las autoridades organizaron manifestaciones de apoyo a los referéndums con gran refuerzo de banderas y consignas. Valentina Matviyenko, presidenta de la cámara alta del parlamento de Rusia, dijo que los residentes de las regiones ocupadas votaban a "vida o muerte" en los referéndums. 

Denis Pushilin, líder separatista de las autoridades respaldadas por Moscú en la región de Donetsk, calificó el referéndum del viernes como "un hito histórico", mientras Vyacheslav Volodin, presidente de la cámara baja del parlamento se dirigió dijo a las regiones ocupadas: "Si deciden convertirse en parte de la Federación Rusa, los apoyaremos".

Pero el gobierno de Vladimir Putin está aislado internacionalmente. China, su aliado más cercano desde que comenzó la guerra, lanzó una crítica velada el viernes al asegurar que "se debe respetar la soberanía y la integridad territorial de todos los países". Además, el ministro de Relaciones Exteriores del país asiático, Wang Yi, se reunió el viernes en Nueva York con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba.

ds