sábado 28 de mayo de 2022
INTERNACIONAL GUERRA EN EUROPA
25-04-2022 18:21

La guerra traspasó las fronteras ucranianas y llegó hasta una región prorrusa de Moldavia

Explosiones de granadas dañaron la sede del ministerio de Seguridad pública en Tiraspol, capital de la región separatista moldava de Transnitria. El ataque llegó después de que Moscú dijera que quiere tomar el "control total sobre el Donbás y el sur de Ucrania".

25-04-2022 18:21

La guerra protagonizada por Rusia y Ucrania comenzó a trascender las fronteras y llegó hasta Transnistria, una región prorusa de la vecina república de Moldavia.

Varias explosiones ocurrieron este 25 de abril en la sede del ministerio de Seguridad pública en Tiraspol, capital de la región, tras un ataque con lanzagranadas que no causó heridos.

Según las primeras informaciones, el edificio fue blanco de disparos de lanzagranadas portátiles y resultó dañado sin que se registraran heridos.

"Las ventanas de los pisos superiores se rompieron. Una humareda sale del local. El territorio adyacente está cercado por policías", declaró la policía de Transnistria en un comunicado. 

Rusia dice que el peligro de Tercera Guerra Mundial es "real"

Rusia busca tener el "control total" hacia el sur de Ucrania

Moldavia es un pequeño país de habla rumana que formó parte de la antigua Unión Soviética y ahora está dirigido por un gobierno prooccidental. Fronteriza con Ucrania, Transnistria se separó de Moldavia tras una breve guerra civil tras la caída de la Unión soviética.

Este territorio, con unos 500.000 habitantes, tiene su propia moneda y sus propias fuerzas de seguridad, aunque es muy dependiente de Rusia, que le suministra gratuitamente gas y desplegó ahí a 1.500 militares. 

Transnistria no es reconocido como Estado por la comunidad internacional, inclusive por Rusia, que sin embargo la considera una pieza clave por su cercanía con las fronteras de la Unión Europea.

Rusia había anunciado el 22 de abril que pretendía controlar todo el sur y el este de Ucrania, tras casi dos meses de una ofensiva que puso a sus tropas en la mira de la ONU por posibles "crímenes de guerra".

Alemania dijo que hará "todo lo posible" para evitar una "Tercera Guerra Mundial"

"Uno de los objetivos del ejército ruso es establecer un control total sobre el Donbás y el sur de Ucrania", declaró Rustam Minnekayev, subcomandante de las fuerzas del distrito militar del centro de Rusia.

De ese modo, agregó, se establecería "un corredor terrestre" entre los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk, en la región oriental del Donbás, con la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

La conquista del sur de Ucrania permitiría además ayudar a los separatistas de la región moldava de Transnistria, "donde también observamos casos de opresión de la población de habla rusa", afirmó el oficial.

El gobierno prooccidental de Moldavia convocó de inmediato al embajador ruso y le expresó su "profunda preocupación" por esas declaraciones.